EL CAMINANTE CIERRA OTRO CAPÍTULO

img_20190130_0052490128025504690774169176.jpgRepletas las alforjas de ilusiones y ganas de seguir, acabo de regresar de Santiago. Hoy he cerrado un nuevo capítulo de mi vida estudiantil. Directamente me he dirigido a mi ordenador, por miedo a perder el aroma que me imprimieron las piedras mojadas de Santiago. Llegué a la Capital de Galicia con tiempo suficiente para poder disfrutar de ella, antes de encerrarme en el aula de la Universidad. Orballaba, de no hacerlo, Santiago estaría carente de uno de sus encantos.  El reflejo húmedo de los sillares de las ruas, iluminaban la escena. Dejar la vista recrearse en las filigranas que los canteros crearon cuando se dedicaron a jugar con las piedras que conforman la irrepetible arquitectura santiaguesa, es permitir al espíritu abandonar este terrenal planeta. Los maestros canteros que tuvieron la galanura de regalarnos su maravilloso sentido de la armonía, nunca tendrán el reconocimiento que se merecen por parte de los que gozamos con la música que ellos fueron capaces de imprimir en el armónico pentagrama del granito eterno de Santiago.. Cierro los ojos y abandono el teclado de mi ordenador, para que mis retinas no se mancillen. No quiero perder el color y el suave caer del orballo sobre mis cabellos. Quiero dormirme escuchando la sutil ternura de la caricia que este atardecer elevó mi humano sentir a los etéreos espacios de lo indestructible.

Anuncios

2 comentarios en “EL CAMINANTE CIERRA OTRO CAPÍTULO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s