UN SILENCIO OBLIGADO

Buenos días. Pido disculpas por el silencio de estos días. Os aseguro que en ningún momento dejé de recordaros, pero estaba involucrado en una tarea tan gratificante e intransferible, que no podía dilatar. Sencillamente estuve con los señores que están  dando forma a UNO DE TANTOS y ellos consideraron que tenía que compartir  los quehaceres que conlleva dicha labor. Pero ya estoy aquí. He dejado a mi querido hijo en buenas manos y yo puedo continuar con mis cotidianas inquietudes. No puedo negar que una de las más ilusionantes es comunicarme con todos vosotros para contaros mis pequeñas cosas y, sobre todo, saber de vuestras vidas.

Para mí, el cumplir años es una de mis mayores ambiciones. Qué tontería digo. Seguro que es el de todas las personas. Pero lo que sí puedo aseguraros que cada segundo que permanezco en este mundo doy gracias a Dios por ello y me enamoro más intensamente de la vida. Hasta  tal punto es cierto lo que digo que estoy convencido de haberla convertido, a ella, la vida, en mi amante. Generosa hasta decir basta y celosa como jamás me pude imaginar.Hay que amarla cada segundo de nuestra existencia y cuando le fallas, inmediatamente llega el reproche y, a veces, lo que menos piensas.

Precisamente por eso de cumplir años, uno adquiere ciertos privilegios. Uno de ellos es disfrutar por unos módicos precios de las bondades de un Balneario, donde en estos momentos me hallo. Y precisamente aquí, la vida me ha traido algun regalo del que os haré partícipes en futuras charlas. Disfrutareis como yo lo estoy haciendo. Os lo prometo.

 

NO DEJAN DE SORPRENDERME

Es cierto. No dejan de sorprenderme. El otro día fue Papo Rubio, quien vino a presentarme a su enamorada antes de que se dedicara por entero a las labores propias de su sexo, como diría un clásico del siglo pasado. Tanto es así que no he vuelto a verlos juntos. Vienen, sí, pero por separado. Cuando uno viene el otro debe cubrir su ausencia porque nunca más volvieron juntos a mi ventana ni al lugar donde les deposito su comida. Pico Amarillo y su compañera tamapoco vienen juntos a saciar su apetito. Vienen el uno o la otra pero inmediatamente se marchan

Como, tanto los robles como los castaños, se están vistiendo con  su traje verde de primavera, desde sus atalayas habituales ya no se pueden ver. Y no solo no pueden ver las señales visuales, sino que tampoco las sonoras les llegan con nitidez, tanta es la cantidad de hojas con que los lluviosos Abril y lo que llevamos de Mayo han llenado las ramas. Papo Rubio y su compañera han construido su casita al lado de unos viejos troncos que hay cerca del giantesco castaño y de esa forma se descuelgan con más facilidad. Pero Pico Amarillo y su amada, lo tienen más difícil por lo que tuvieron que organizarse de otra forma. Hoy, Pico Amarillo cantaba con toda vehemencia una lindísima melodía. Además, le imprimía una sonoridad inusual. Tanto era así que sentí la necesidad de saber  desde qué escenario interpretaba su particular composición. Sabiendo yo que, por mor del ropaje primaveral, intentaban buscar otros lugares, busqué en dirección opuesta y allí estaba él. IMG_0035En lo alto de un mástil de una antena de Televisión, sin interferencias de ninguna clase alegraba la soledad de su amada mientras ésta incubaba los huevos de los que pronto saldrá su amada prole. Cantaba cuando brillaba el sol y seguía cantando en los momentos que la impertinente lluvia caía sobre su plumaje, sin que a él le importara. No cabe duda que era la fuerza del amor que le confesaba a su comañera, la que le hacía poseedor de aquella calidad canora. Me refugié de la lluvia y procuré un rincón para gozar de aquel espectáculo melódico que Pico Amarillo brindaba a su amor y del que yo fuí un suertudo beneficiado. Cuando cesó el abunante chaparrón fui al comedero donde les deposito sus desayunos y yantares y les puse ración doble. De bien nacidos es ser agradecidos, pensé.

TU ONOMASTICA

20160508_014427

Buenas noches Amada mía. Es la una de la madrugada del día 8 de Mayo. Hoy cumples, mi Eterna Enamorada 73 años. Digo cumples, porque tú estás siempre presente. Hace 73 años que viste por primera vez la luz en tu querido Tarancón. Y hace 58 que comenzamos nuestros primeros galanteos. Y un día de estos, hará 57 que te robé el primer beso. Bueno, robar, robar, es un decir. ¿Te acuerdas? Estuvimos hablando sin parar más de cuatro horas y luego, en el transcurso de los años, intentamos recordar alguno de los temas que tratamos y ninguno de los dos era capaz de recordar nada. Pasamos toda la tarde en la puerta de la casa de tus amigos, los Nájera.  Al final del día, cuando el Sol, cansado de subir a lo alto del cielo, se iba a dormir en brazos de la mar gallega, en un descuido te dí un beso en la boca. El primer beso. Nunca supe si fue un descuido o si tu te descuidaste para que yo me despabilara un poco. Nunca me sacaste de dudas. Te dí el beso y corriendo entraste en la casa. Yo me sentí culpable de tal osadía. Me enfadé conmigo mismo. No sabía las consecuencias del aquel acto, tan atrevido. Estuve unos momentos que no sabía qué hacer. Fueron unos segundos que se me antojaron una eternidad. Pero tú, siempre tú, como harías en el transcurso de nuestras vidas y aún sigues haciéndolo, viniste al rescate del pobre muchacho. Y abriendo un poco la puerta, que se había cerrado cuando entraste, asomando tu bello rostro, inundado de una sonrisa que jamás dejo de recordar, me dijiste en un susurro:-Gracias. Fue muy lindo. Regresaste al interior de la casa y yo, emulando Gene Kelli, eso que no llovía, comencé el retorno para mi casa, cantando y bailando  con una alegría que no me cabía en el cuerpo.No juntaba los labios para no perder el aroma que los tuyos  habían depositado en ellos. Fue el inicio de una tiempo maravilloso que el destino truncó infinitamente antes de lo que hubiéramos deseado. Sin embargo, conscientes de lo que pudiera sobrevenir, Amor, no anduvimos con ambajes y supimos pedirle y darle a la vida lo que ella quería de nosostros y ella, a su vez nos dió lo que nosotros queríamos de ella. Justa correspondencia. Ahora, hasta Septiembre, solo te llevo 6 años y medio, a partir del Otoño hasta Mayo te llevaré 7. Cuánto nos reíamos con nuestras cuentas de años, meses y días. Amada mía, en el día de hoy ha vuelto el invierno y hace un frío increible,dando sentido al dicho popular que reza: “Hasta el 40 de Mayo no te quites el sayo”. Mientras te escribo no me dí cuenta que se  me estaban quedando los pies helados, pero así es  Casi 65 años amándote y soñando, ilusionado, de amarte toda una Eternidad. Te quiero Amor mío y cada día te necesito más. No te imaginas cuanto de cierto es esto que te digo. Pero sé que estás siempre pendiente de nosotros y eso me reconforta. Todo el amor para Tí. Hasta siempre Adorable Esposa

EIFFEL DEJO SU HUELLA EN FUENTIDUEÑA DE TAJO

 

 

IMG_0004Cuando el Caminante deja la Capital del Reino  pone rumbo hacia el Este.  recorrer 63 Kilómetros se encuentra con el río más largo de la Península Ibérica, el Tajo. No hace más de medio siglo, para cruzarlo solo había un puente. Ahora en muy poca distancia puede elegir hasta 5. Pero el que tiene más solera y  más visitado data de finales del siglo XIX. Antes que este puente se construyera, para cruzar de un lado al otro había uno colgante que mandó destruir el General Prim. Mientras no se contruyó el actual de hierro, para cruzar el río, había que hacerlo con una robusta gabarra hecha con tablones que flotaban sobre una cantidad considerable de bidones que le permitían una con una considerable carga. A finales del siglo XIX, el mismo ingeniero que construyó la emblemática torre para la Exposiición Universal de París, Alexander Gustave Eiffel, dirigió la ejecución del puente sobre el río Tajo en Fuentidueña. No hace muchos añosse mejoró su deteriorado pavimento, permitiendo, en la actualidaad el paso de tráfico rodado siempre de vehículos no demasiado pesados. Fuentidueña de Tajo se siente orgullosa de tener en su Término Municpal una obra diseñada y dirigida su construcción, por un Ingeniero mítico. como es el inolvidable Alexander Gustave Eiffel.IMG_0006