EL CAMINANTE FIEL A SUS PRINCIPIOS

img_20190315_0051515711940419297490167414.jpgSiempre digo y no dejaré de seguir haciéndolo, que el día que el hombre deja de sorprenderse, es hombre muerto. Fundamento mi reflexión en infinidad de razones que ahora no voy a exponer. En esta noche llegó a mis manos un mensaje,documentado con una imagen. Esa imagen representa a un joven no mal parecido, con cara de palurdillo de aldea, nada incierto, debía frisar, el día que le hicieron la fotografía, allá por los quince años. Tímidamente esboza una sonrisa, entre dulce y picaresca, de ambas cosas debía tener el rapaz a la sazón. Lo cierto es que yo al contemplarla me sentí bastante influenciado y sorprendido. Esto último es lo que me demuestra que sigo vivo, lo cual me llena de tantos sabores que hasta hago votos porque dicha situación perdure. Ahora ue digo eso, se me ocurre la idea de encabezar este escrito con la mencionada fotografía para que mis sufridos lectores vean si tengo o no razón en mis aseveraciones. Mejor, sería anacrónico, después de lo dicho, que pusiera la imagen allá arriba. Mejor aquí img-20190314-wa00378290483958822592070.jpgComo de hacer travesuras se juega, no puedo perder la oportunidad de refrendar mis expresiones con las imágenes que lo corroboren, por ello, ahí va la prueba fidedignacropped-wp-14827840757121.jpegLa razón no es otra que la de dejarme sorprender por la vida de la que, no cada día, cada hora, cada minuto, no, cada segundo estoy más enamorado de ella y ella, la vida me lo agradece enriqueciendo mi vivir, más y más. Hasta conseguir que aquella tímida y dulce sonrisa que esbocé hace solo sesenta y siete años, hoy se convierta en algo así, descarada y tan razonada, que sería un sacrilegio no agradecerlo y sobre todo, no reconocerlo.img-20190314-wa00412769476729000016344.jpgSe me ha ocurrido una travesura y no es otra que demostrar que mi enamoramiento no no nació conmigo, sino que vino después. ¿ O será. que el día que me hicieron esta fotografía sabía que era para la tarjeta de examen de Bachillerato, aquel Bachillerato del plan del treinta y ocho con siete cursos y finalmente la Reválida de todo? Sí, seguramente era eso. No es posible que yo afrontara la vida con esa cara. Por eso:  GRACIAS VIDA

E L CAMINANTE, DE CONCIERTO, UNA NOCHE EN EL AUDITORIO NACIONAL.

Una vez más, mis hijos me hicieron un delicioso regalo: Un Concierto en el Auditorio Nacional. La Orquesta Clásica Santa Cecilia acompañada de la Sociedad Coral Excelencia de Madrid, con sus maravillosas voces nos regalaron una noche de ensueño.

Comenzaron interpretando la MISA Nº 2 en Sol Mayor D. 167 de SCHUBERT y a continuación el REQUIEM de MOZART. Si la primera parte fue un regalo impagable para deleite de los sentidos más exigentes, la segunda, no encuentro palabras en mi léxico para calificarla. En primer plano, el Director hacía de puente para caminar desde la sabiduría creadora de los autores a la maravillosa interpretación que, de tan sublimes obras realizaban, Orquesta y la Coral.

No me extenderé en relatar los placeres que me fueron dados en las poco más de dos horas que duró el Concierto, porque todavía sigo y seguiré por mucho tiempo, disfrutando a plenitud de todo lo visto y escuchado.

Momentos así, hacen que la vida alcance dimensiones  rozando lo infinito.img-20190216-wa00244528306899975875998.jpgCuando abandoné el Auditorio y el bello rostro que preside la plaza me miró, manteniendo su mayestática actitud, al ver la felicidad que se reflejaba en mi rostro, no pudo evitar una sonrisa de complacencia.  Fue el broche de oro para culminar una noche de ensueño, la bellísima sonrisa del rostro pétreo de una Diosa.

Reitero, momentos así, son los que dan al vivir dimensiones infinitas.

EL CAMINANTE Y LA PRIMAVERA DE BEARIZ CON DOS VERTIENTES

img_20190301_151011348_hdr5725045329430938634.jpgEl Caminante vislumbra una nueva Primavera en Beariz. Sí, estoy plenamente convencido que la vida en Beariz va gozar de una primavera tan florida como nos anuncia el árbol que encabeza este artículo. ¿Por qué digo eso? Sencillamente porque así lo pienso y de ello estoy convencido. Me explicaré para aclarar los motivos.img-20190224-wa00084962176039347030250.jpgEn el encabezamiento están las flores que delatan la vitalidad del árbol que las luce. Encima de estas dos últimas líneas, estoy acompañando a Joao. ¿Quién es Joao? Este caballero que me honro en dar la bienvenida en lo alto del Iglesario, es ante todo unaa persona culta, documentada, humilde cuya capacidad de PEREGRINO, sí, con mayúsculas, priva sobre cualquier otra. El viene haciendo el Camino de Santiago que tiene su origen en la ciudad hermana de Portugal, la bella, histórica y monumental Braga.

Esta ruta, denominada”DE BRAGA A SANTIAGO POLO CAMIÑO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS (De Braga a Santiago por por el Camino de la Geira y de los Arrieros).

Nada tenía que ver el tema económico ni siquiera social, cuando los Cristianos comenzaron la peregrinación  desde toda Europa a la tumba del Apóstol Santiago, el Hijo del Trueno, que según todos los estudios estaba en el Campo de la Estrella. Era la Fé, la piedad y el sentido más profundo, humano y divino, que de ambos se compone el hacerse seguidor de Cristo, el que puso en camino a tantas millones de personas desde todos los puntos de Europa y Asia. Y, como digo, si además hubiera otras intenciones que no fuera la piedad y la expiación, no es menos cierto que fueron ellos, todos esos peregrinos los que transportaron sobre sí mismos, en sus mochilas, la cultura que fueron sembrando por todos los lugares del Camino, de todo lo que ahora tenemos el placer y el honor de gozar. Pregonaron sus enseñanzas utilizando el lenguaje de la piedra hecha arte e historia, en las Catedrales, Abadías, Monasterios. Y el propio lenguaje nos enriqueció, enseñándonos nuevas formas de ser y de comportarnos. Expandieron por doquier nuestros hábitos y nosotros nos quedamos con su enriquecedoras enseñanzas.

Dentro de otros parámetros, los tiempos cambian y nosotros evolucionamos con ellos, afortunadamente, Beariz se asoma, con humildad, pero con sentimiento realista y primaveral, a esa nueva etapa de peregrinación que ya dio comienzo por sus caminos y trochas que conducen al ansiado, admirado, respetado y venerado CAMPO DE LA ESTRELLA (COMPOSTELA) img_20190301_151038811_hdr9203792762692666336.jpg

No puedo dejar de mencionar el placer que le va producir al nuevo Peregrino, contemplar y admirar el PÓRTICO DE LA GLORIA, igual que lo gozaron los peregrinos de los primeros tiempos. Un auténtico rejuvenecerse del genial Maestro Mateo.