TE VIVO INTENSAMENTE

20160401_015506.jpgPara tí, Gran Amor de mi Vida: Esta noche tranquila y fría, en la que se despide un mes de Marzo de lo más heterodoxo, necesito que me dediques unos instantes para contarte mis cuitas. No te imaginas, Amada mía, cuánta es mi necesidad para compartir contigo tantos y tantos momentos que ambos compartimos. Ya te dije que hace unos días regresé de Menorca y algo ya te comenté lo que me sucedía cuando pasaba por sitios donde los dos vivimos situaciones increibles. Cuando pasé por cerca de pinar que hay antes de llegar frente al Monte Toro. El de los pinos muy bajitos. Que el suelo era una auténtica alfombra de marrón, de fronda de los áraboles. ¿Te acuerdas? Ese día llevábamos el Dian 6 que utilizaba para recorrer las obras. Era ya al atardecer. De la carretera, por la que íbamos salía un caminito que se dirigía al pinar. Aminoré la velocidad y te miré sonriendo. Tu me correspondiste de la misma forma, añadiendo, en un susurro -¿Porqué no? Fue suficiente. Con un giro de volante, nada violento el coche comenzó a circular en dirección a la pequeña y sugerente arboleda. Era un terreno plano, sin desniveles de ninguna clase. Una zona silenciosa, con aroma a trementina, a resina, a madera de pino recalentada por el sol de Junio. Todo ello embriagaba los sentidos Solo el trinar de las avecillas buscando su rama preferida para pernoctar, rompía el sensual silencio del atardecer isleño. Nos bajamos, caminamos sin rumbo, agarrados de la cintura y hablándonos solo con nuestros silencios y nuestras miradas. En medio del bosquecillo, la luz del atardecer se hizo más tenue. Ni cuenta nos dimos que el Astro Rey se echaba en brazos de la mar. Teníamos un mundo maravilloso que nos pertenecía. Era solo tuyo y mío. Todo lo demás era superfluo, innecesario. Lo ignoramos.

Apenas quedaba luz. A pocos metros nos esperaba nuestro Dian 6. Cogidos de la mano, y riéndonos de nuestras propias travesuras, entre caricia y caricia, llegamos junto a nuestro cochecillo. Una vez más nos miramos a los ojos y  nos besamos. Las llaves del contacto estaban puestas. Allí no había miedo a los ladrones. Nos miramos una vez más. Nos sonreímos de nuestras propias travesuras. Giré la llave para poner el motor en marcha. ¡¡Jajajaja!! Con esa no contábamos. El coche no arrancó. La Batería estaba descargada. Bueno, uno arriba y el otro a empujar. Pero uno solo no conseguía mover el vehículo. Tuvimos que empujarlo entre los dos y después de mil peripecias, arrancó. Tuve que correr para subirme y que no se fuera el solo……

Estuve sentado en el mismo sitio. Riendo y llorando. Las lágrimas no salían de los ojos, encallaban en la garganta. Qué bello fue todo y siéndolo aún,  qué diferente es ahora.Pero las vivencias alimentan el espíritu y estimulan el alma. Sigues viva en mi corazón y te puedo asegurar que cada día, con más intensidad. Te quiero Amor mío y te querré siempre.. Buenas noches.

Anuncios

CUANDO DIOS QUIERE…….

Cuando me disponía escribir mi comentario de la noche de hoy, se me ocurrió asomarme a la ventana y con ésto es con lo que me encontré. No hacía ni media hora que había estado en la calle y no había atisbo de novedad alguna. En estos momentos, encima de mi coche hay más de 10 centímetros de nieve. Y no solamente eso, sino que sigue cayendo con una intensidad increible.20160330_224023.jpg

 

Mañana puede aparecer la zona vestido con un traje de novia bellísimo, para que el sol la lleve al altar. En todo el Invierno apenas nos visitó la nieve y ahora, ya dentro de la primavera y los árboles floridos, nos visita una nevada que promete ser copiosa. De hecho, ya lo está siendo.

VIAJANDO NO ME ABURRO JAMAS

IMG-20151209-WA0000[1]

Buenas noches Amor mío. Hace más de 10 años que tu cuerpo nos dejó, pero tú sigues estando entre nosotros con la misma vigencia que lo hacías cuando podíamos verte con los ojos de la cara. Porque tú, Amada mía, hiciste tan bien los deberes que cada segundo de nuestras vidas sigue teniendo tu sello. Tus hijos, tus yernos, tu nuera, tus nietos, hasta los que nacieron después de tú marchar, te conocen a través de nuestro comportamiento. Yo, te llevo continuamente en mi mente y en mi corazón. Cada sitio que visito, cada ciudad o pueblo que recorrimos de la mano, cada rincón que ambos  compartimos, todos ellos rememoran situaciones que al recordarlas, unas veces me hacen ponerme serio, pero en la mayoría de las ocasiones, provocan una sonrisa, fruto del placer que los dos sentimos cuando visitamos  esos lugares. Te fuiste muy joven, como los elegidos. La Luz te quería a su lado para inundarte del Bien Infinito que solo El puede dar. Y sentimos sobre nosotros tu luz. La sentimos tan palpablemente, que, si no fuera por ella, nada sería como es. ¡Qué bien construiste este Edificio Familia! ¡Qué solidez pusiste en sus cimientos! Hace más de una década, y gracias a eso, no se ha producido ni la mínima grieta. Tu recuerdo consolida y reafirma, cada momento, el respeto que nos inculcaste. Nunca impusiste nada. Tu lema era la Libertad respetuosa. Cada uno sus espacios sin que nadie se los invada. Con esa premisa se puede hacer camino hasta que La Luz nos absorba con su luminosidad.Cada vez que decido hacer un viaje más o menos largo, por ejemplo, ir a   Madrid o algún otro lugar algo distante, me preguntan si no me aburro viajando solo. Ellos no saben que recordando nuestras vivencias, rumiando nuestro pasado, no me puedo aburrir. Me acuerdo que cuando viajábamos, siempre te pedía que te pusieras alguna faldita corta para verte las rodillas y aquel lunar que tienes un poquito más arriba. Sobre todo una que tenía unas tonalidades verdes muy suaves. Me encantaba verte con ella. ¡Qué buena copiloto eras! Jamás te dormías. Siempre mantenías mi atención para que no desmayara. Ya podía ser de noche o de día. Daba igual nunca desfallecías.Me río mucho cuando te escribía, de viva voz, cartas de amor. Siempre querías escribirlas tú, pero cuando conseguías el papel y el bolígrafo ya la había terminado. Así docenas de veces. No conseguías retener en el papel ninguna pero eras mi Musa y pronto inspirabas otra.

Por hoy me despido, Adorable Esposa. Los ojos se me cierran y me voy a dormir. Es el peor momento del día. Cuando subo las pocas escaleras que dan acceso a las habitaciones, al girar, dando vista a nuestro cuarto, lo paso fatal. Eso sí, me repongo enseguida. Doy gracias a La Luz por dejarme llegar a ese momento, me introduzco entre las sábanas y….Te seguiré escribiendo. Me hace bien hablar contigo por este medio. Te adoro y lo haré hasta que La Luz nos una de nuevo.

¡QUE SENTIMIENTOS MAS BELLOS INSPIRA EL AMOR

Esta pasada noche, los encargados de cerrar las compuertas del cielo se olvidaron de cerrarlas y lo que es en esta zona de Os Cotiños, cayó toda el agua imaginable. A punto de romper el día, agua y viento se retiraron a descansar y la mañana quedó tranquila, nublada pero tranquila. Incluso la temperatura, 11 grados centigrados, era benévola. Tanto era así, que escuché el nervioso canto de Papo Rubio. Me asomé a la ventana y vi a la pareja jugando a perseguirse. En unos instantes desparecieron de mi vista y no los volví a ver. Mientras esperaba, por si aparecían de nuevo, escuché el melodioso canto de Pico Amarillo. Allá, en lo alto del castaño, desnudo por las inclemencias sufridas en los últimos días, estaba Pico Amarillo, solo. Cantaba como hacía tiempo que no le escuchaba. De lo más íntimo de su diminuta figura salían los cánticos más bellos que se puedan imaginar. Como digo, estaba solo, pero sus cánticos denunciaban a las claras a quienes estaban dedicados. Aún no sé dónde están construyendo su casita, pero de lo que estoy totalmente convencido, es que esas melodías tenían un destinataria. Solamente si te motiva el amor, se pueden interpretar melodías tan bellas y cantadas con tanta ternuraunnamed[2]Es en la Naturaleza donde se capta con mayor intensidad y veracidad las expresiones del amor más profundo. ¡Qué dificil debe ser encontrar encontrar en ese nivel de la vida, violencia alguna provocada por el amor!.Digo debe ser, porque llevando ya algunos años en contacto continuo con el mundo animal, en su más extensiva expresión, nunca vi alguna que no fuera defender a los hijos o a la propia pareja, pero jamás contemplé agresión alguna, entre las propias parejas, en una u otra dirección.

JIRONES DE UN ALMA ENAMORADA

Las sensaciones más gratificantes invaden mi mente y un hálito de bienestar me hace sentir feliz. Estoy sentado en el tul ilusionante de mis recuerdos y los sentires más voluptuosos envuelven todo mi ser al recordar aquel rostro ovalado, moreno,de ojos negros, profundos, de dulce y cálido mirar que lo envolvían todo con ternura tal que no pude sustraerme al  embrujo que de ellos emanaba. Sonreía como nunca había visto hacerlo y en su boca sensual habitaba una colonia de corales que, al contraste de su tez  morena, hacían que las sensaciones más sugerentes emergieran en los anhelos  más bellos del humano pensar. Una espesa, negra,   larga y  rizada cabellera enmarcaba aquel bello rostro de amplia frente

que remataba aquella obra de arte, más propia de quehaceres celestiales que de humanos placeres  No pude articular palabra ni era menester hacerlo, embriagado como quedé en solo contemplarla. No quería romper el hechizo, tenía miedo que no fuera realidad y al mínimo movimiento por mi parte pudiera desvanecerse. Los redondos hombros, sobre los que descansaba parte de su cabellera, enmarcaban la parte superior de un torso con las medidas perfectas para albergar dos turgentes senos de reducido tamaño pero de exacta medida para no desentonar de aquel armónico conjunto que remataba en una cintura que la camiseta ajustada, hacía casi desaparecer y de la que arrancaba la cadera, compendio de sugerencias sensuales, idílicas y nunca soñadas. Como no podía ser menos, aquel monumento de mujer solo podía estar sustentado por dos piernas torneadas con el deleite de lo inconcebible.

Estupefacto estaba y no sé por cuánto tiempo. Una eternidad estuviere si ella me lo insinuara y más hechizado quedé cuando su angelical sonrisa, sutil y maliciosa se convirtió en cantarina carcajada. No me desperté, por el contrario, me sumergí más profundamente en la aureola que nos envolvía y me dejé ir.

Y no quería regresar , galopando, como estaba, por las inmensas praderas de lo intangible, asiéndome a ello como tabla de inmersión. Porqué buscar un rayo de luz si estaba dentro la luminosidad, porqué retornar si el ir llena todos los contenidos ilusionantes de un dejarse llevar.

Qué sin razón es la vida sin los utópicos, y qué grandioso es  vivir, cuando la utopía se hace realidad y te invade.

Embriagado quedé, y a otra realidad no retorno, porque no ansío ser Adán y del Paraiso no quiero salir. Y a todo lo demás  renuncio, porque nada puede mejorar lo que poseo.

REGRESO A LA REALIDAD

Sí, regreso a la bella realidad. No es que la otra no lo fuere, pero estar en el cotidiano vivir, si éste es placentero y mantiene el espíritu en equilibrio, lo es, por lo menos, igual. Comenzamos el día a día con la buena voluntad que nos anima la comunicación con las personas que consiguen contagiarte de sus buenos oficios y te dan ánimos para continuar con la tarea de abrir tus sentimientos para que se oxigenen y reconforten. Eso es lo que haceis, queridos, respetados, admirados y entrañables amigos que manifestais vuestros sentires a través de los mensajes que nos remitís a los que tenemos la dicha de seguiros cada vez que escuchamos en vuestras conversaciones silenciosas y, sin embargo elocuentes, las bellas expresiones que nos regalais y que esperamos con auténtica ilusión. ¡Qué placer siente uno cuando contrasta su manera de ser con la de otras personas que, a pesar de la distancia, tienen la proximidad de su pensamiento.

De mis amigos Pico Amarillo y Papo Rubio, solamente puedo deciros que el tiempo no acompaña a su ajetreada tarea de construir sus respectivas casitas para recibir a la prole que pronto tiene que comenzar a dar señales de venir a este mundo. Primero los huevecitos y después los polluelos.  Como dije en su día, el tiempo nadie lo roba y el Invierno que se resistió a venir cuando creíamos, necios de nosotros, el momento de hacerlo, se negó a ello, ahora que, en buena lógica,  debería  imperar la bondad de la incipiente Primavera, no es así y lo que fue no era y lo que es no debería ser.  Pero aceptemos lo que hay y al “mal” tiempo buena cara. Pongo entre comillas el “mal” porque todo es relativo. Para unos sí, para otros no. Para unos este tiempo es bueno y para otros no lo es.

NO ME HAN OLVIDADO

Ayer día 20, amaneció un día bastante normalito. Me desperté como siempre suelo hacerlo en Os Cotiños. Después de disfrutar de los encantos paisajísticos de la Isla de Menorca, que no hoteleros, me hizo mucha ilusión dormir en mi cama y ver nacer el día como lo hace en la verde Galicia. Me desperecé y al abrir la ventana me hallé con la agradable sorpresa de ver a mis amigos Papo Rubio y Pico Amarillo. A Papo Rubio me fue imposible captarlo con la  cámara de mi móvil pero a Pico Amarillo sí lo pude hacer aunque no se vea con demasiada claridad.20160320_084819.jpgPrometo que me haré, en cuanto me sea posible, con una cámara buena, que me permita regalar a mis compañeros de viaje, en este contante caminar, las imágenes que respalden y confirmen mis palabras. De todas formas, a la izquierda del tronco del roble, en las ramas bajas, está Pico Amarillo. Es cierto que solo se presentaron ellos dos, Papo Rubio y Pico Amarillo, sin sus parejas. Me permito pensar que ambas hembras, están preparando las casitas para la venida de las proles que, con toda seguridad, vendrán a finales de la próxima primavera. Me sentí muy regalado con el hecho de que mis amigos no se enfadaron mucho conmigo por mi larga ausencia. Me supongo que algo o mucho tiene que ver la compañía que ambos tenían. Con el amor en casa, no se tienen en cuenta las quisicosas de los vecinos.