CORREGIR ERRORES

Sin que tenga una explicación, hay veces que te empeñas en fabricar una frase o una reflexión y la repites como un papagayo, sin darte cuenta que es todo un disparate sin sentido.

Tuve una temporada de bastantes años de duración en que se me ocurrió decir a quien me hiciera una faena que considerara contraria a mis intereses, seguridad o cualquiera otra incidencia, bastante ofensiva El insulto, como tal se puede llamar lo que yo soltaba por mi boca, no era otro que :Cuando tu madre te engendró, tu padre no estaba en casa. Siempre lo decía cuando iba en coche, nunca siendo peatón. La reacción del insultado, ya se puede suponer cómo era. Mejor no la reproduzco. Esas palabras las estuve diciendo, como digo, bastantes años. Ni yo ni los insultados nos percatábamos de la grosería no existía como tal, puesto que la madre, por sí misma no podía engendrar si el engendrador no estaba. Y fue precisamente una amiga quien me corrigió al escuchármelo. Me dijo: Eso  que dices es una solemne tontería. Cuando su madre lo engendró, su padre estaba en casa, quien no estaba, era el marido de su madre.

Otra de las cosas que se dice con mucha frecuencia es que: La vida no te regala nada. Una auténtica falsedad. La vida en sí ya es un regalo. Lo que no hace la vida es es regalarte cada situación en que tú necesitas realizar actos inherentes a la propia vida.

Reflexiones para distraer la mente en momentos de no saber en qué pensar.

 

Anuncios

UN ALTO EN MI CAMINAR

Hoy me he detenido unos instantes, en mi, un poco, alocado caminar, para recrearme en mi enamoramiento de la vida. Me senté frente a mi otro yo. Abrí sus puertas y dejé que la luz iluminara los recónditos rincones ocultos.  Muy sutilmente hice un recorrido por mis recuerdos, al margen de la rumia cotidiana, tenía sumo interés en adentrarme en algunos de sus pliegues. Me interesaban, sobre todo, aquellos cuya existencia fue algo efímera, pero que dejaron huella. Lo descubro cuando algo impensado se cruza en mi camino y me produce cierta inquietud de la que no sabes dónde tiene su origen. Al desempolvar algunos de los rincones menos visitados, descubres situaciones que llenaron momentos maravillosos, a los que sucede con los nada agradables, por razones totalmente opuestas, intentas olvidar. Craso error. Desde hace algún tiempo estoy rompiendo con ese absurdo tabú y tengo que reconocer que fue una verdadera lástima perder la ocasión de disfrutarlos más. Cierto es que mi rumia tiene abundante ocupación, pero si distribuyes bien los tiempos, momento hay para todo. Ese gratificante repaso por los momentos vividos y un poco arrinconados, cumplen dos funciones aleccionadoras. La una para no caer en el mismo error, o lo que es lo mismo, intentar no tropezar otra vez en la misma piedra, aunque el tropezón no tuvo consecuencias negativas pero, de alguna manera, sí un poco frustrantes. Al rememorarlas, asoma una sonrisa, mezcla de un sin fin de matices, fruto de todo lo sucedido. La otra, porque fueron tan bellas, tan llenas de encantos, tan, algunas de ellas, llenas de una ingenuidad compartida, que al revivirlas, encuentras, si cabe, más justificación al enamoramiento que algunos sentimos por la vida.

Haced el experimento, os lo aconsejo. Estoy convencido que no os arrepentireis. Tiene otra lectura que con mucha frecuencia utilizo en mis mensajes, si veis que en esos vericuetos no hay mucho de qué echar mano ¡¡¡Ojo!!! vivir, vivir para que, transcurrido algún tiempo, las haya y podais gozar de ellas.

He buscado entre mis entresijos algo para documentar mi comentario, pero no lo hallé. La razón es bien sencilla: Cada uno tiene los suyos y son totalmente intransferibles.

¡AY DE NOSOTROS CUANDO NO NOS SORPRENDAMOS!

Vive nuestra querida España unos momentos de zozobra humana, porque una mujer perdió la cabeza y, según propia confesión, mató un niño. Toda España vibró ante tamaña barbaridad. ¡Qué triste el hecho en sí y grande el clamor que tan luctuoso acontecimiento provocó en toda la población. Bueno en toda, no. Siempre hay descerebrados que tienen reacciones opuestas a la coherencia, al respeto y a todo lo que significa cordura. Pero esos no cuentan. Sí, España sigue siendo una gran Nación con una población civilizada y cuerda. Eso, repito, no obsta para que también entre nosotros pululen seres, darles otro calificativo sería tanto como ofender nuestro diccionario, que lo mejor que se puede hacer con ellos, es ignorarlos. España reacciona ante cualquier problema con la sensibilidad que da la cordura, el sentido común y la cultura que imprime el ser una de las naciones más antiguas y sólidas del mundo. No quisiera citar aquí, el menosprecio que se tiene por la vida en otros muchos paises que he visitado. De hecho, hoy mueren en muchas zonas de África, una cantidad ingente de personas que ni ocupan una mínima cita en un periódico, unos segundos en una emisora de radio y no digamos ya, una imagen en una televisión. Siempre digo y lo repetiré hasta la saciedad que el hombre en cuanto pierde la capacidad de sorprenderse, es un hombre muerto o a punto de estarlo. Afortunadamente mi querida España, con luces y sombras, aún sigue viva. Hay otros muchos paises en los que sucede lo mismo. Hoy toca reconocérselo a España.

LA LIBERTAD DEL AGUA

20180312_111353_HDR.jpgEl agua quiere ser libre. Tan es así, que en cuanto le ponen linderos, lucha por romperlos. A la vera del torrente me puse a verla venir e irse. Venía alegre, jovial, cantarina, sonriente, diría, incluso riéndose y al irse eclosiona  y se lanza por los despeñaderos gozando de su libertad. El agua no entiende de barreras ni cárceles. Quiere ser ella misma y no soporta que la quieran controlar. Se finge domesticada. Solo una quimera. llegará su momento. Sí20180312_111320.jpgYa llegó su momento y se lanza a tumba abierta en busca e su destino postrer Pero antes se despeñará entre riscos  y canchales que bruñirá a su paso. Brota el agua del manantial y aflora suave y limpia, de las entrañas de la tierra. Discurre entre árboles y matorrales, jugando al escondite hasta encontrarse en el regato y ladera abajo va juntándose como 20180312_111032.jpghermanas que dispuestas a seguir hasta el final, suman sus risas y cantos que aunan al ímpetu de poderosa fortaleza arrollándolo todo a su paso. Y es su hermana tierra, quien sin brusquedades ni aspavientos la duerme en su regazo y le brinda el amor de su fertilidad. Y abrazadas las dos, agua y tierra, asidas de la mano llegan al final de su camino postrer.20180312_125011.jpgYa lo cantó el Poeta: “Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar…” No en vano el ser humano es en un gran porcentaje, el líquido elemento. Será por algo, digo yo.

EN LOS PLIEGUES DEL VIENTO

wp-1520894805031..jpegTuvieron que pasar muchos , muchos años, para que yo me diera cuenta de los archivos del viento. Por más que buscaba y quería justificar situaciones increibles con las que tenía que compartir aconteceres de mi vida, no conseguía encontrar una respuesta a las numerosas preguntas que me formulaba y golpeaban mi mente. Un día me paré a la vera de una encrucijada de caminos y me pregunté. No recuerdo con claridad cómo fue. Sin embargo debió ser una pregunta inteligente porque la respuesta clarificó muchas cosas que estaban en la nebulosa de mi existir: El viento tiene un archivo donde todos los aconteceres de la vida, quedan reflejados. Y así debe ser. Por uno de su pliegues me dejé envolver y cuando me transportó, encontré lo que jamás podía soñar, por atrevido que fuere.  Allí, delante de mis ojos, con su rostro nacarado, sus ojos vivarachos, parlanchines y musicales, incluso cuando el silencio se adueña de ellos. Su boca, húmeda, sensual, sugerente, sin ambages, tanto como lo era hace más de 40 años. No podía creerlo. No sabía si era un sueño o era la realidad que el archivo del viento había transportado hasta mí, aquella inefable criatura que, con solo sus sonreir, llenaba los más amplios espacios que se pudieran crear. Era ella, tan dulce como siempre y tan cercana como lo era siendo poco más que una niña. Cuando pude controlar mi asombro, la estreché con mis brazos y ella se inundó de luz y de amor mientras sus boca se hacía mía y yo dejé de controlar mis sentimientos. Maravilloso e insospechado encuentro que solo el viento es capaz de propiciar. No soy capaz de expresar el sentir del momento vivido y necesidad tengo de reposar los instantes compartidos y poder expresarlos sin que la pasión me embargue. Gracias le doy al viento por traerme entre sus pliegues tan maravilloso regalo y disfrutarlo prometo.IMG-20180311-WA0011.jpg

¡¡QUÉ LÍO SANTO CIELO!!

Por alguna razón que desconozco, no me han conedido la petición que hice. Solicité que los días tuvieran 37 horas en vez de 24, pero me quedé con las ganas. De ahí que tenga mi Blog medio abandonado. Ahora mismo me hice el propósito de saludar a mis amigos seguidores y me han interrumpido siete veces, No bien escribo dos palabras, me requieren para algo. A veces, me lo parece a mí, para algo sin importancia. Sin embargo, quien lo hace, es porque tiene razones muy fundadas para requerir mi colaboración. En fin, hoy llevo un día de cocina que no os lo podeis imaginar. El viernes mi casa se verá honrada con la visita de 10 excelentes personas que me van a conceder el placer y el honor de compartir conmigo mesa y mantel. Bueno, mesa, sí, mantel, lo estoy pensando si poner los cómodos mantelitos individuales que luego se limpian muy bien y no hay que lavarlos. Además, éllos admiten servilletas de papel y no hay que lavar tampoco las de tela. Lavar y planchar. Eso de planchar, no se me da nada bien, aunque las servilletas, como no es más que planchar y doblar, aún lo consigo hacer sin demasiadas dificultades. Porque, las camisas, ¡ay las camisas! Me entran sudores cada vez que tengo que planchar las hombreras y los puños.  Pero bueno, hoy de lo que intentaba hablar era de otra cosa, pro me está entrando un sueño que ni os lo imaginais. Estoy seguro que lo entendeis y me disculpais, por ello, os deseo un buen descanso y feliz noche. Antes de retirarme, me apetece deciros que D.m. sobre el veintitantos de Abril, sale del horno mi ansiada novela MERECE LA PENA. El producto de su venta se dedicará a MENUDOS CORAZONES. Estoy muy ilusionado, porque le puse mucho cariño al escribirla y confío que eso se refleje en la lectura de las personas que tengan la delicadeza de colaborar por tan buena causa. Ahora sí. Buenas    noches.