EL CAMINANTE Y EL ACERBO POPULAR…

img-20190623-wa00443083263073306329489.jpg       La preceptiva de cada día. Bien se aprecia que, es el aperitivo ideal para abrir boca.img-20190623-wa00455893792779590454638.jpg Para estimularnos, le decíamos a la cámara que era la última y la venceríamos. Sí o sí.       Mi padre, además de ser un gran padre como tal,tenía la capacidad de saber cerrar sus esclusas de tal y convertirse en amigo eventual o en momentos precisos. Manejaba el acerbo popular como nadie. Repetidas veces me dijo: “si te fijas, verás que todos los refranes trabajan”. Reflexión que llevo conmigo todos los momentos de mi vida y que pongo en práctica cada vez que llega el momento de hacerlo. Con frecuencia, cuando yo expresaba mi alegría por un objetivo conseguido, me repetía: “conseguir un amigo es muy fácil. En una encrucijada de caminos encuentras un desconocido, le das un cigarro y ahí tienes un amigo. El problema ahora es mantenerlo, darle un cigarro cada vez que lo ves”. Un poco viene este preámbulo a raíz de la carta que me escribieron mi hija y mis nietas. Que es un estímulo, no lo niego. Que me exige superación continua, tan cierto como la vida misma. Haremos lo que podamos, lo que por gravedad la propia existencia me vaya indicando. Intentaré no defraudarlas, ni a ellas ni a nadie que confíe en mí. Centrándonos ya en la jornada de hoy, a pesar de ser muy corta, nos anunciaron lluvias abundantes y le fuimos robando kilómetros día a día con el fin de no vernos sorprendidos por una meteorología adversa, no tuvo nada de fácil. Nos despedimos de Teo, personificado en el maravilloso grupo de la Banda Cultural compuesta por un numeroso grupo de jóvenes, llenos de simpatía y cordial actitud de sonrisas y bellezaimg-20190622-wa00361085090245432635278.jpgVaya mi reconocimiento a la sobriedad en lo que tiempo invertido en cafeterías, tabernas o bares haya por el lugar, porque no encontramos ni uno, para cubrir una necesidad. img-20190623-wa00334688388737986518912.jpgSeguimos nuestro Camino, callejeando como experimentados taxistas para encontrar el rumbo adecuado. Con aciertos y algún que otro desacierto fuimos adentrándonos en los aledaños del Campo de la Estela. Cuando escuchamos el lamento de la Gaita tocando img-20190623-wa00523619502327622130162.jpgNegra Sobra, en los soportales de la Plaza del Obradoiro, la emoción nos embargó de tal manera que la respiración se tornó espesa y las piernas  comenzaron a temblar como si mimbres fueran rozadas por una corriente acariciadora que castigaba sin querer queriendo. Pasamos el arco y entramos en la gran plaza. Dejo al buen criterio del docto lector, sienta las emociones que tal momento le hubiera inspirado después de una img-20190623-wa00486159725624671990386.jpgsemana de duro caminar para conseguir tan bello objetivo. Bello con tintes de eternidadimg-20190623-wa00495411649792126304240.jpgAsistimos a la Santa Misaa en honor a los Peregrinos que en el día de hoy habíamosimg-20190623-wa00424151607800468728001.jpg llegado. Dimos gracias al Altísimo por haber conducido nuestra barca sin zozobrasimg-20190623-wa00417857160014500293564.jpgRecogimos nuestras credenciales que daban fe de lo realizado haciendo constar que la única razón de celebrar este peregrinaje, solo el espíritu lo motivaba. No hay otra razónimg-20190623-wa00378422002814264168300.jpgOrgullosos mostramos nuestro reconocimiento, antes de reponer fuerzas en Mamá Peixeimg-20190623-wa00365249301605637909294.jpgCon renovados ánimos, espirituales y materiales fuimos abrazar a Santiago, el Hijo del Trueno y, puedo decirlo con plena sinceridad que cuando me fundí en un abrazo fraternal, lleno de respeto y agradecimiento sentí un placer indescriptible. Estoy convencido que mis maravillosas compañeras del Camino sintieron lo mismo.img-20190623-wa00396207818917267343375.jpgUn agradecimiento muy especial a Carlos, quien, sin tener que asisitir a ninguna emergencia, hizo posible las recuperaciones diarias que nos permitían retomar las nuevas jornadas con ánimos rejuvenecidos. Gracias Carlos por haber contribuido a que mis tres Niñas y yo hiciéramos un B  U  E  N     C  A  M  I  N  O.

Anuncios

EL CAMINANTE TAMBIÉN SABE LLORAR

No es para menos. Esta tarde, después del regreso a casa, una vez cumplido el Camino, me encontré en el ordenador con este pequeño, en tamaño, grandioso en su contenido y que, aunque inmerecido, me hizo llorar de emoción. Gracias, mis adorables Niñas.  No puedo sino copiarlo y pegarlo.

Carta abierta al abuelo Pepe:
Querido abuelo y papá, hoy hemos completado nuestro Camino da Geiras e dos
Arrieros en Santiago de Compostela.
7días y 110 km que han resultado una experiencia maravillosa y muy
enriquecedora.
Queremos darte las gracias por tu cariño, por estos días compartidos, por
proponernos hacer este Camino contigo, por ser nuestro protector en todo
momento y por ser un ejemplo a seguir de lucha, constancia y amor a la Vida.
Siempre hemos sabido que tenemos un padre y un abuelo con un espíritu
inquieto y constantemente nos estás enseñando cosas nuevas…, contigo hemos
aprendido que no hay sueños grandes y todo se puede lograr en la Vida, a tus 64
más 18, como te gusta a expresar tu edad, nos ha confirmado una vez más que es
único.
Hacer el Camino ha sido una experiencia dura y preciosa a la vez, hemos
madrugado mucho …y hemos caminado horas y horas por sendas y caminos que
en muchas ocasiones tenían un trazado difícil y una vegetación frondosa, el
cuerpo ha acusado el cansancio día tras día, pero es ahí donde el espíritu
peregrino comienza a ser más fuerte y tu labor en ello ha sido fundamental .
Juntos nos hemos ido enriqueciendo con experiencias positivas, paisajes
fabulosos, personas maravillosas y la amabilidad de las gentes de las aldeas y
pueblos que hemos ido cruzando.
Nunca olvidaremos estos días .
Te queremos mucho:

Beatriz              Irene         y         Bea

23 de Junio de 2019.

EL CAMINANTE SE VE EN SUS NIÑAS

img-20190622-wa00564878844223338961610.jpgQue hay seres privilegiados, nadie lo pone en duda. Que soy un ser privilegiado, seguro que no lo pienso más que yo. Pero estoy tan convencido de ello que no hago sino dar gracias al Dios en el que creo por haberme convertido en tan afortunada persona. Me explico: Todos los que me conoceis, de sobra os consta que mis valores de todo tipo, apenas alcanza la nota de aprobado. Y eso si no se escarba un poco y, entonces, hasta puedo suspender. Mi fortuna está en las personas de las que me ha rodeado ese Dios del que hablo.img-20190622-wa00595890261602452716778.jpgEl cansancio no impide el paso a la ternura que también tiene sus momentos

El esfuerzo de las jornadas transcurridas hasta el día de hoy, se va eliminando con el descanso de cada noche. Sin embargo esa recuperación, no es del todo cierta. En el organismo queda un poquito del esfuerzo que no se elimina. Y ese poquito del primer día se reune con el del segundo y así sucesivamente, hasta que lo va notando más de lo que uno desea. Y es en ese momento cuando buscas donde lo haya el antídoto  que  inmuniceimg-20190622-wa00438510664117404204779.jpgNada tan efectivo como la vitalidad de mis niñas reflejada en sus sonrisas.

La belleza del paisaje nos envuelve. El aroma de los arbustos floridos o preparándose para hacerlo, insuflan en nuestros pulmones oxígeno y nuestra sangre reacciona.img-20190622-wa00073864936013312802009.jpgY cuando la floresta deja de arroparnos, entra en escena la historia de una tierra tan afortunada como esta nuestra España. Muchos siglos nos saludan cuando llegamos a Ponte vea. Los mejores canteros del mundo dejaron su impronta  en obras como se refleja en este majestuoso y bien labrado puente, trovador de tantas historias y tan orgulloso de sí mismo que le dice a río Vea: No te manches que quiero reflejarme en el espejo cristalino de tus aguas. Y el río fiel compañero de tantas y tantas cuitas, lo haceimg-20190622-wa00442674865185511679898.jpgLos dos se despiertan cada amanecer en un abrazo de fraternal camaradería, contribuyendo con ello al discurrir de la historia, escrita con la sempiterna piedra que seguirá siendo testigo de los tiempos pasados y el agua, siempre la misma y siempre diferente, le prestará sus servicios para que siga luciendo su ancestral galanura.img-20190622-wa00227020135996810088412.jpgLo mismo que el puente se mira en las aguas límpidas del Vea, y cuando las fuerzas me flaquean me miro en las sonrisas de mis niñas.

 

EL CAMINANTE CONVENCIDO: O CAMINHO DE SANTIAGO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS, IDEAL PARA EL DELEITE Y LA MEDITACIÓN

img-20190621-wa00808690933236647388104.jpgDe sobra es sabido que la razón del peregrinaje, en cualquier credo, es una muestra de expiación por las razones personales de cada peregrino. Este Camino que estamos haciendo mis nietas, mi hija y yo reune unas características que le son peculiares. En los comentarios que vaya vertiendo en mis escritos debe quedar aclarado ese aspecto de peculiaridad a que me refiero.

En el día de hoy, la salida, como es preceptivo, se inició en el mismo punto que finalizó la jornada de ayer: A las puertas de la monumental iglesia de Codeseda. Como la mayor parte de sus hermanas, esta bella construcción, aún conserva entre sus vestigios signos inequívocos de su grandeza pasada, y es, como digo, una Ave Fénix de las que pueblan nuestra querida España, para deleite de los que hoy tenemos la fortuna de contemplar.img-20190621-wa00896407499716493840665.jpgEsta noche mi crónica diaria va tener un añadido simpático en detrimento de ella misma. Cuando empezaba a escribir esto último, sonó el teléfono. Lo comunicado era tan breve como humano. Iba dirigido a la Secretaria del Mini Grupo do Camiño de Santiago da Geira e dos Arrieiros, contacto infalible en todo a lo que el Camino se refiere, dentro del ámbito de nuestra competencia, Ana Rodriguez Muradás. El mensaje procedía de Aurora:”Ana, por favor, tengo dos peregrino aquí que se perdieron y no dan llegado”. Inmediatamente, Julio, hermano de Ana desde su casa y yo desde la mía, salimos a la búsqueda de Domingo y Fonseca, así se llaman los dos peregrinos portugueses. A seis kilómetros los encontramos, Julio se trajo las bicicletas y yo los hombres. Ellas tranquilas y Fonseca y Domingo cenando y reponiendo fuerzas. Cierro la anécdota que tendrá su trato en otro momento, y sigo con mi relato diario.

Como todos los días y a rebosar de ilusión y ganas de pasarlo bien, cumpliendo todas las premisas que el buen peregrino debe observar, emprendimos la caminata hacia adelanteimg-20190621-wa00424882071899208471179.jpgEn la primera aldea nos encontramos con un zagal que conducía una punta de reses de ganado vacuno, seguramente para un pastizal. Al vernos, las vacas se nos quedaron mirando, al mismo tiempo que debieron pensar, si es que las vacas piensan: ¿a dónde se dirigirán estos humanos sin acompañar a nadie que justifique su presencia?img-20190621-wa00371276162162221329325.jpgNos miraron, las miramos y cada uno siguió su camino sin otro particular. No tardamos en adentrarnos en zona boscosa, donde el primero en recibirnos fue un años roble, sabe Dios testigo de tantas y tantas cosas. Más de tres cientos sufridos años le calculo por el tamaño de su tronco y de sus ramas. Y sufrido, porque en su cuerpo tiene heridas de todos los tamaños y sufrimientos. Nos paramos, admiramos, compadecemos y  seguimosimg-20190621-wa00346372669463513525000.jpg          Termina el llano y el Camino se empina. Los bastones se clavan en el suelo haciendo que nuestros cuerpos se inclinen para facilitar la subida. Es cuando entra el turbo del espíritu para ayudar a la entrada del combustible y no cejar en el empeño. Todo calculado.img-20190621-wa00156066574310446102739.jpgUna vez más, el Destino es generoso con el Caminante y su Familia y en un espacio muerto que para nada puede servir. Solo piedras, hormigón asfáltico desaprovechado, gravilla suelta, no más allá de treinta metros cuadrados en forma de triángulo, una dama, los años no tienen vigencia en ciertas personas, convierte toda esa nada en una auténtica obra de arte. Solo voy a poner una muestra de lo que es capaz de crear una mente despierta, un corazón enamorado de la vida puede brindar a sus semejantes.           Baste esta pequeña muestra, de lo que es capaz de crear esta encantadora mujer, llamada Julia, aires tiene de diminuta matrona romana y cuya filosofía vital refleja en esta sencilla y sencilla reflexión y que la define de forma maravillosa: Algunos quieren coches, otros casas, dineros, yo solo quiero a las personas y ese querer llena mi vida.img-20190621-wa00116847405473742648023.jpgEsta es doña Juliaimg-20190621-wa0008132164534656628299.jpgEsta es la razón de su existencia.img-20190621-wa00062075336406823339878.jpgVolveré a ella y os trasladaré el sentido maravilloso de un vivir en plenitud siendo  lo que se quiee ser y haciendo lo que se quiere hacer. Gracias Julia y hasta pronto.

EL CAMINANTE Y SUS NIÑAS GOZANDO POR A GEIRA E DOS ARRIEIROS, HACIA SANTIAGO

img-20190620-wa00596749876520672960355.jpgYa nos faltan solo cuatro etapas para llegar a los pies del Hijo del Trueno para rendirle  pleitesía de respeto y amor eternos. Decir que mi orgullo de padre y de abuelo alcanza cotas impensables, no es sino reconocer una la bella realidad. Beatriz, mi hija, aglutina en su actitud, la generosidad, la alegría, la grandeza de persona, la maternidad más amorosa con sus sobrinas y el amor más respetuoso y exquisito con su padre. Nunca de su bello rostro se borra la sonrisa y que nos contagia a los demás. En un momento de flaqueza, que siempre los hay, aparece ella con una frase y una oferta. El solo hecho de verla, huelga todo lo demás, basta el impulso que su amor insufla en todo lo que la rodea.img-20190620-wa00449194052295940640313.jpg Hoy, alguien, sin que en ello hubiera nada de mal sana intención, si siquiera un poco de humor, insinuó que el recorrido que teníamos para realizar hoy, era un lindo paseo, sin más. En efecto, fue un lindo recorrido, pero la palabra paseo, tenía poco espacio para situarse en su lindeza. Entre Soutelo de Montes y Codeseda, hay mucho que ver, mucho y muy bello, pero no se pueden obviar las cuestas arriba y las cuestas abajo, que de todo hay en el sinuoso recorrido en la travesía de la Sierra del Candán.  Encantadoras señoras con nombres originales y muy poco conocidos. He aquí uno que jamás había escuchado. La señora Lifesia.img-20190620-wa00248817069678001686763.jpg Trochas con mucha hierba. Caminos con abundante agua que hay que salvar como Dios te da a entender.img-20190620-wa00157138837730496928936.jpg Pastosos barrizales que se adhieren a nuestro calzado y ponen un plus en el caminar. Varias de las pronunciadas pendientes, el pavimento es de gravilla suelta que, tampoco hacen nada fácil el caminar  sobre él. Sí, ya lo sé, no debo esperar la alfombra verde que yo mismo puse en un buen tramo del Camino, a su paso por la zona de Beariz. Verde que ya se va convirtiendo en discreto color beige que muy pronto será marrón. Sin embargo, a esas dificultades propias del discurrir del trazado, hay que reconocerle una variedad paisajística admirable. Bosques frondosos.  Matorrales de la más compleja variedad.Tiempo para el recreo en lo bello y diminuto escondido. Ahí está.img-20190620-wa00093406323779726065063.jpg

Tampoco faltan las amorosas madres como la señora Mariluz y su bellísima nieta Diana deseándonos el BUEN CAMINO, como nos sucedió en una aldea del duro trayecto. img-20190620-wa00178834765742540536760.jpgArbustos floridos de una belleza incomparable. Ríos y arroyos que traen a la mente a nuestra admirada y bien querida Rosalía de Castro. Hasta pequeñas cascadas en ancestrales azudes que hacen la delicia de quienes tenemos la fortuna de contemplar. Yimg-20190620-wa00463973958658861218831.jpg, a todo ello, añadir el infinito placer de realizar tan gratificante Camino, en compañía de mi hija y de mis bellas y encantadoras nietas Irene y Beatriz. Si una sola alma ya es suficiente para llenar toda una vida, figuraos lo que significa para mí hacerlo con tres tan especiales y con la mía, que, a pesar de no ser demasiado buena, también la quiero.img-20190620-wa00307454143723202632879.jpg Vacas tan tranquilas como curiosas se paran a contemplar al peregrino que pasa. Y una mención especial para nuestro cochero escoba que en todo momento se halla presto para acudir si fuera necesario ante cualquier emergencia. Genial, servicial y amoroso.img-20190620-wa01132626285241901913632.jpg

 

EL CAMINANTE…SE HACE CAMINO AL ANDAR

img-20190619-wa00528988191687586289618.jpg                                                                                                                                                                “Y, al volver la vista atrás…” Seguimos nuestro Camino al encuentro del Apóstol. Él nos espera y nosotros deseosos de llegar a su presencia. Conscientes de la responsabilidad que nos compete para dar cumplimiento a tan ansiado encuentro, seguimos adelante. Los caminos se empinan, pero la voluntad todo lo vence. Cuánto más se sube él, mayor es nuestro deseo de vencer su resistencia. Y si el cuerpo flaquea, aparece el espíritu.img-20190619-wa00025116259014171874916.jpgHay razones sobradas para superar las dificultades y aún queda tiempo para devolver a la vida nuestro agradecimiento con el sonreir por tantos beneficios. Ahí va la muestra.img-20190619-wa00205210136892079956372.jpgHay momentos que no sabes si las piedras se ablandan o se endurecen los pies, pero los caminos se van abriendo y nosotros seguimos haciéndolos. Es un placer muy difícil de transmitir las sensaciones tan variopintas que percibes cada paso que das. Los aromas te embriagan y la luz que se filtra entre la floresta enriquece la paleta de los colores que por doquier te regala el bosque gallego. Es posible, y que yo intentare ponerlo en tela de juicio, sería imperdonable, después de recorrer la Amazonía, gran parte de África y la casi totalidad de nuestra “Piel de Toro”, pero tengo que rendirme a la evidencia que la gama infinita del bosque gallego tiene mucho de meigallo que te embruja.img-20190619-wa0036353332102145591069.jpgY te fundes con el paisaje. Y te conviertes en helecho o en roble, en eucalipto o en florida retama, en morado brezo o en punzante y colorista tojo, en oloroso carrasco o en campanillero guante de nuestra Señora, por no citar la infinita gama de matorralesimg-20190619-wa00451530027611025668452.jpgEl agua que fluye generosa y refresca para saciar la sed de los caminantes.img-20190619-wa00432795998559522081213.jpgYpara completar el embrujamiento del mágico colorista de esta tierra, baste esto:img-20190619-wa00358471309378669460259.jpgAl final de la jornada descanso para todo lo que comparte el esfuerzo, incluso…………………img-20190619-wa00535083166554909606738.jpg