EL CAMINANTE: MARAVILLOSO REGALO.

En la espera del Centro de Salud, compartí conversación con un hombre sencillo. Un hombre de aldea. Una persona de esas que inspiran humanidad. La inspiran porque les rebosa por todos los poros de su piel. Él no es otro que Manuel Braña, vecino de la Bouza. Hablando de la mágica noche que hoy vivirán todos los niños a la espera de lo que les traigan los Reyes Magos de Oriente, me comentaba: «Es una noche maravillosa, lo mismo que el día de mañana. Hace unos setenta años, yo era muy niño, nada más despertarme le pregunté a mi madre qué me habían dejado los reyes magos. Ella me miró y sonriendo me dijo: Algo muy sabroso. Ven. Me llevó a la cocina y me dio un trocito de pan con una cucharadita de azúcar. Fueron los Reyes más sabrosos que jamás podría soñar». Que los Reyes Magos de Oriente nos dejen al lado de la chimenea, junto a nuestros zapatos, lo que después recordemos como el mejor regalo que podíamos desear.

EL CAMINANTE: ¡QUÉ BELLO TENER MADRE A LOS 85 AÑOS!

No. Que nadie se asuste. ¡Ojalá tuviera a la madre que me dio la vida a mi lado! Me faltarían horas, días, meses y años para agasajarla. A la Madre que me trajo al mundo la perdí cuando ella aún era muy joven. Todo mi entorno más cercano me dicen y repiten hasta la saciedad que soy una persona muy suertuda. Yo, me resisto, la verdad con muy poca fuerza, en decirles que no. Sin embargo tengo que rendirme a la evidencia que ellos tienen muchísima razón. Si seré suertudo que la vida me ha regalado, ya cumplido los 85 años, una madre: La que lo es de mi esposa, ahora también lo es mía. Me respeta, me quiere, me mima tanto en el regalo de sonrisas como en el cuido de ofrecerme lo mejor de sus conocimientos culinarios que son muy buenos y variados. No puedo por menos de borrar de mi léxico las palabras que muchas veces se utilizan cuando se habla de las madres de las esposas. Aparte de recordar que antes que suegra fue madre, para mí, mi suegra es una auténtica madre amorosa. Ignoro de quién fue la idea de que el día que la bautizaron le pusieran por nombre: María Dulzura.

A fe que hace honor a ello. Por si el trato que me dispensa fuera poco, la observo en su comportamiento con su nieto y es de una corrección, sintonía y afecto encomiables. Si de la relación que tiene con su hija, hablara, no tendría palabras para expresar el amor que ambas transmiten a quien las contemple. Desde ahora tendré que dar la razón a los que me llaman suertudo porque gran parte de razón, por no decir toda, sí tienen. Además, aunque los designios del Altísimo son inescrutables, por ley natural, es quince años más joven que yo, Dios me debe llamar a mí antes que a ella. Sinceramente así lo deseo. Gracias, Dios, por hacerme tan maravilloso regalo. Te lo agradeceré siempre.

EL CAMINANTE: LECCIÓN MAGISTRAL DE VIDA

Ayer, mi esposa y yo fuimos invitados a un acto cultural de contenido cinematográfico. Por las personas que nos remitían la invitación, estábamos seguros que la calidad humana de lo que íbamos a presenciar estaba más que asegurada. No solo fue así, sino que traspasó todo lo previsible. El director de cine, actor y todo lo que se quiera agregar, Rubén Riós, presentaba su último documental: OUTROS CAMIÑOS, en el auditorio Municipal de Lalín. El genial realizador en breves y sentidas palabras, nos hizo una sinopsis de lo que íbamos a contemplar. No puedo, por razones obvias, hacer un spoiler de su contenido. Solo os diré que todo lo visto entraña una lección magistral que nos dan unas personas que no son mejores ni peores que nosotros, sino que nos demuestran que todos somos sencillamente diferentes. Me permito la libertad de regalaros un solo consejo: Donde quiera que veáis este cartel publicitario no dejéis de disfrutar del contenido de su oferta. Dejará en vuestros corazones una huella imborrable Me lo agradeceréis toda la vida.

EL CAMINANTE: MARÍA DA EIRA CUMPLE CIEN AÑOS.

Hace muchos años que vengo gozando de las historias de la señora María Fortes. Si lo dejara así, pocas personas sabrían quién es la persona a la que hoy felicito de todo corazón por su onomástica. Si digo, como reza el título de mi escrito, María da Eira, no hay vecino del ayuntamiento de Beariz que no sepa quién es la dama a la que me refiero. En efecto, queridos amigos María da Eira ha cumplido 100 años. He conocido pocas personas que cumplidos los noventa y muchos años, tuviera la memoria tan fresca como la que mi encantadora vecina atesoraba. Sentarme con ella para escuchar historias del primer tercio del siglo pasado, era un placer que jamás dejo de disfrutar recordándolas. Sus vivencias por las estivadas del monte Da Chancela. Sus carretadas de mies o de tojo por esos tortuosos y pétreos caminos de Muradás. El amor a raudales que la desbordaba cuidando a su anciano padre rezando con él el Santo Rosario en la intimidad del lar. María tenía cofres repletos de recuerdos de los acontecimientos más dispares que uno se pudiera imaginar. Y lo mejor es que los transmitía con una sencillez y simpatía que cautivaba. Me viene a la memoria un recuerdo de un martes de carnaval en el que un mozo se le acercó con intenciones, seguramente muy honestas, pero que a ella no le pareció igual. Al ver que se ponía un poco pesado le dio tal garrotazo que casi lo hace caer. Con el golpe el disfraz del buen mozo se descompuso un poco, lo suficiente para reconocer en él a un primo hermano suyo y, por coincidencia mío también: Pepito del señor Francisco Rodriguez (o Garrano) hermano de mi madre, y de la señora María Fortes, tía de María. Tendría para contar y no acabar. Llamo la atención a mis lectores, mejor a las lectoras, que observen la tez inmaculada del rostro de María. Aún le dura el maquillaje que sus padres le

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es wp-16397806369301857929546714970095.jpg

regalaron hace justamente un siglo. Celebró su cumple al lado de sus tres hermanas, Amelia, Josefa y Carmen. Para imprimir un poco de bella juventud, el aniversario lo compartió con ellas Rosa Mari, la hija de Carmen quien amablemente me proporcionó estas fotografías, como testimonio de una dama, historia viva del pueblo de Muradás: María da Eira.

EL CAMINANTE: UNO DE LOS DESEOS DE ABUELO SE HA CUMPLIDO.

Bastaron cuatrocientos y pocos días para saber que la naturaleza los había preparado para ser el uno para el otro.

Hay frases que usamos con mucha frecuencia cuando expresamos a alguien un buen deseo: «Que lo veas casado». Pues sí, hoy he visto uno de esos bellos augurios felizmente cumplido. Mi nieto Pablo, se ha casado. Pablo es uno de esos niños grandes que, sin dejar de alimentar cada segundo de su existencia al niño que lleva dentro, ha terminado sus estudios

de Medicina en la especialidad de Pediatra. En estas fechas realiza labores de investigación en un hospital de Londres, sobre enfermedades de la piel en los niños.

Recién cumplidos los treinta años y habiendo encontrado la mujer de su vida, hoy, tomando toda clase de precauciones por la maldita pandemia que nos azota, celebraron la ceremonia en la más estricta intimidad: Laura, Pablo y Beatriz y Carlos, padres del novio.

Esperando mejores tiempos para poder reunirnos todos y celebrarlo como se merece. Hoy nos conformaremos contemplando las fotografías que nos remitieron para que así, gocemos viendo la felicidad que reflejan sus bellos y juveniles rostros. Hasta el padre del novio, hombre serio y formal donde los haya, nos brinda el amago de una sutil sonrisa. Huelgan más comentarios de abuelo. Las imágenes hablan por sí solas. Que Dios me los bendiga y fomente en los dos el respeto mutuo. Es en esa parcela, en el respetarse, donde crecen los frutos que producen el amor. Adorable y bellísima Laura, gracias por estar ya en el seno de esta familia que se siente, si ello es posible, más dichosa con tu arribo. De ti, mi adorable nieto Pablo ¡!qué voy a decir si desde niño creaste deseos entre los matrimonios que te conocían de tener un hijo como tú!

EL CAMINANTE: PEREGRINOS PORTUGUESES POR LA GEIRA Y LOS ARRIEIROS HONRAN BEARIZ.

Un día más, Beariz se honró con la presencia de cinco Peregrinos del país hermano. Desafiando el viento polar que nos visitó en el día de hoy, Rita Mendonça, Nuno Castela, Nuno Joao, Gabriel Lópes y Nuno Pereira, arribaron a nuestro pueblo por O Caminho da Geira e dos Arrieiros. Los comentarios que hicieron sobre el Camino fueron muy elogiosos. No obstante, en la guía que les ayudó a realizar la ruta, van haciendo apuntes que debemos tener en cuenta para que el peregrinaje, por sí ya austero y exigente, les evite las molestias, en algunos puntos muy concretos, dudar qué ruta seguir porque la señalización, en algunos de los tramos, repiten, no está lo ajustada que debiera.

A pesar de ello coinciden con lo que expresan la mayoría de los que nos visitan: «Hacer este Camino te permite estar más en contacto con el Creador. Es tanta la belleza que el Peregrino se topa, ya sea en la parte portuguesa, como en la española, que no puedes concebirla sin que el Sumo Poeta la plasmara para deleite y disfrute de los afortunados que la contemplan. Y la otra faceta que admiran, es la invitación que te hace el Camino, para que mires hacia tus adentros y te conozcas mejor. Gracias hermanos por visitarnos y dejarnos una muestra fehaciente de vuestra calidad humana.

Bom Caminho de Braga a Santiago por o da Geira e dos Arrieiros e tamén, sempre por o da vosa vida.