NO HAY PROBLEMA SIN SOLUCIÓN (II)

………………………………………………………………………………………………………………..

Señora Nemesia, ahora tenemos un problema muy grave, porque yo ni debo ni puedo darle el dinero sin que el Sr. Julián me  firme el recibí. Y claro, el pobre ya está…(la cara que puso José Antonio para pronunciar las siguientes palabras no es para describirla aquí) ya está muerto. –Se paró un momento el cartero y preguntó a la desolada mujer

-.¿Hace mucho que….?

–Hijo mío, un poco antes de la amanecida–respondió la mujer cuando pudo controlar un poco su llanto.

–Bueno, espere un momento–miró el cartero para el cielo y armándose de valor dijo

–¡A vida o muerte Don Ponciano!–Y sin más se adentró hasta la habitación seguido por la anciana recién enviudada. Una vez al lado del cadáver, comprobó que aún estaba algo caliente y como lo conocía de muchos años y siempre le había firmado los papeles con el dedo, tomó el índice del difunto, lo empapó en el tampón que siempre llevaba consigo para tales casos y selló el recibo con la yema del Sr. Julián. Una vez terminada la operación, entregó a la Sra. Nemesia el dinero y se fue a continuar su labor. Cuando llegó a la Estafeta de Correos, le dijo a su jefe

–Don Isidoro, ya puede dar de baja al Julián de la Nemesia, porque ya no va cobrar más.

–¿Porqué dices eso, es que se ha muerto?

–Sí Señor, por eso mismo. Acaba de cobrar el último recibo.

–¿Después de cobrar, se murió?

–No Señor, antes- y le explicó José Antonio a Don Isidoro, todo lo que había hecho. El jefe puso el grito en el cielo diciendo que eso no se podía hacer, que era un delito. El cartero intentó convencer a su jefe de que lo hecho por él no estaba tan mal. Y le dio mil y una razones. Terminó su perorata con una frase que hizo callar a su jefe que tampoco, a pesar de reclamar a su subordinado por el acto realizado, estaba convencido que él haría lo mismo o algo parecido.

–Pero mire usted Don Isidoro, si aún estaba caliente.

Este hecho fue tal y como lo cuento y da fe de ello mi cuñado Ventura Cézar Escribano, colega y amigo del bueno de Don Isidoro y del excelente cartero y mejor persona Don José Antonio. Ambos del ilustre Cuerpo de Correos. Las Leyes tienen dos interpretaciones, la escrita y su espíritu. Las dos tienen validez.

 

Anuncios

NO HAY PROBLEMA SIN SOLUCIÓN (I)

Los que me conocen, me han escuchado con bastante frecuencia, que en España aún quedan entidades que funcionan basta ate bien. Yo diría que muy bien. Con luces y sombras, como todo lo que sucede en cualquier estamento donde las personas tienen vigencia, pero, honestamente, digo, que yo tengo mucha fe en ellos. Son los Cuerpos de Seguridad del Estado, en este caso hablo de la Guardia Civil y del Cuerpo de Funcionarios de Correos. Hoy, especialmente, haré mención a este último grupo.

Eran años difíciles. La posguerra iba quedando atrás, pero las dificultades seguían latentes en el pueblo español. En las ciudades se pasaba mal, pero en el campo, en el medio rural, tampoco ataban los perros con longanizas. Las familias que tenían unas tierras, aunque fueran pocas, iban matando el hambre con lo que se cosechaba en la propia casa y con los animales domésticos que se podían vender. Ese dinero daba para comprar lo más indispensable para cubrir las necesidades más perentorias, tales como ropa. calzado y todo aquello imprescindible para la propia existencia de las personas.En Las Navas del Marqués, un bello pueblo de la Provincia de Avila, tampoco pintaban oros en todas las partidas.Allá por los finales de los años 50 y principio de los 60 del pasado siglo, regentaba la dirección de Correos en el pueblo, Don Isidoro y el cartero era José Antonio. Ambas personas, fieles cumplidores de sus obligaciones de funcionarios, cada uno en su cometido. Por la época, se pagaba a  los mayores un dinero, muy poco por cierto, que ayudaba a paliar las penurias domésticas. Vivía a la sazón en el pueblo una pareja de ancianos para quienes dicha paga era el único sustento.El encargado de llevar ese dinero a los beneficiarios era el cartero, ya que desde los estamentos correspondientes, lo remitían por Giro Postal. Una mañana, muy temprano se presentó, en la casa de los ancianos, el cartero José Antonio con el importe del giro, para entregárselo a sus dueños. Cuál no sería su sorpresa cuando al llamar a la puerta salió la señora Nemesia envuelta en un mar de lágrimas y llorando amargamente. Al verla así, el bueno del cartero le preguntó el motivo.  Como pudo la buena mujer le contó que su Julián se había muerto. El cartero intentó consolarla, pero poco podía hacer. Cuando José Antonio le notificó el motivo de su visita. Y como el titular era el Sr. Julián, el fallecido, y él precisamente tenía que firmar el recibí, la cosa se complicaba. La Sra. Nemesia, al oir aquello aumentó el volumen de su llanto, porque ese dinero ya lo tenían comprometido con las deudas contraidas en la panadería y en el comercio del pueblo. José Antonio, no sabía cómo consolar a la pobre mujer.

.                                    C  O  N  T  I  N  U  A  R  A

AMOR ES COMPARTIR

20170215_153509.jpg¿Verdad que tengo razón? Amar solo un día al año. ¡¡Qué disparate Santo Cielo!! Amar solo un día  al año es estar 364 días y si es bisiesto, 365, muerto. No amar es tanto como no vivir. No expresar cada segundo de nuestras vidas, las emociones, los momentos gratos e incluso, los desagradables, es no pertenecer al mundo de los vivos. Don Gregorio Marañón dijo muy inteligentemente que el corazón no ama, el que ama es nuestro cerebro, pero ese músculo incansable y que tan mal tratamos, que está todos los segundos de nuestra vida trabajando para nosoros, es el que manda al cerebro la energía para que nosotros no dejemos de amar. Y vienen estos inventores mercantiles y escudriñan en las sombras más profundas de la prehistoria e humana e inventan el día del amor.Cretinos. Qué sabrán ellos del amor. Saben de lo mercantil, de la forma de embaucar a incautos, animar a buenas personas a realizar actos de buena voluntad.20170215_142340.jpg Eso no es amor. Amor es negarse día a día en favor del amado. Amor es el Buenos días después de una noche placentera. Amor es el Buenos días después de una noche tormentosa. Amor es el beso al despedirse. Amor es el beso al encontrarse. Amor es la sonrisa cuando las cosas van bien. Amor es la sonrisa cuando las contrariedades nos agobian. Amor es el vivir si  vivir en uno para vivir en el amado. Amor es ir, sin esperar a que el otro venga. Encontrarse en medio del camino.  Amor es darse sin esperar nada a cambio.Amor es ese, sin querer queriendo, que vence todas las dificultades y lo consigue todo. Amor, en fin, es TODO20170215_153350.jpg.

ESCRIBIR NO ES SOLO ESO

wp-1486761587138.jpegEscribir, si gusta, es un placer. Cuando uno se sienta frente a su otro yo y entabla una conversación que ambos aceptan, es de lo más divertido. Además de que,  en cuanto uno de los interlocutores dice o piensa alguna impertinencia, el otro ya tiene preparada su respuesta. Vease que digo que, cuando uno de los dos dice o piensa, porque en esta ilusionante conversación, ambos tienen la virtud de adivinar lo que el otro va decir antes de que se pronuncie, por lo que la conversación, no solo tiene una vertiente, sino cuatro.Pero no es esa sola situación la  que produce el placer de escribir, también tiene otros alicientes que te enriquecen. Escribir te obliga, obligación gratificante, a cuidar la calidad de tu lenguaje en el día a día. Te sientes en la necesidad de ser digno y respetuoso con lo que escribiste, porque cuando lo hacías, eres consciente de que te sometías al juicio de quien te leyera y eso hace que seas más cuidadoso con tu lenguaje. Cuidado que sigues manteniendo, como digo, en tus pronunciamientos en las sconversaciones normales. Ni te preocupas, es tu subconsciente quien toma las riendas y sin que tu pongas intencionalidad alguna, tus palabras salen más depuradas y ajustadas a lo que escribes. Es curioso, tanto como cierto. Pero es así. En absoluto esto quiere decir que el emborronador de folios o cuuartillas esgrime mejores actitudes ante los demás, sino que lo uno lleva a lo otro. El escribir te obliga a ser consecuente contigo mismo. Es una opinión. Sin duda tan válida como otra cualquiera. Y tan falta de solidez como puede ser la emitida por quien piense lo contrario. Posiblemente se pudiera decir que es hablar por no estar callado. Pero hoy tenía una especial razón para hacerlo y era poner esto como pie de foto a esta preciosa estampa captada por un alma sensible que supo reflejar en la imagen, la vida de cualquier persona:Luces y Sombras. Pero si se va hacia adelante, allí está la Luz. No te quedes en la oscuridad. Sigue.

EL SOL ES SIGNO DE AMOR

Ignoro por qué, quien tuvo potestad para ello, en su momento, no designó al SOL, como Dios del amor. Solo se  le reconoce como el astro de la vida pero nadie le reconoce su capacidad de insuflar amor, cuando sus rayos acarician a los seres vivos. Sin él, la nauraleza estaría muerta o no existiría. Pero, además de eso, es él quien tiene la virtud de crear ilusión, inquietud, ganas de seguir, alegría,  tantas y tantas cosas bellas que hacen interminable su enumerar. Cuando él asoma, por encima de los oteros o aparta una inoportuna nube que quiere ocultarlo, el sentir de la naturaleza, sufre un radical comportamiento. Y donde se reflejan sus influencias con más nitidez, es en la manifestación del amor.unnamed[2]

Llegó la Candelaria, día 2 del mes de Febrero. Fecha en la que celebran sus nupcias todas las aves y todos los pajarillos de nuestro entorno. El  Sol está secuestrado por nubes envidiosas e inoportunas. Silencio por doquier. De pronto el Rey de la Luz se enfada, funde los negros nubarrones y él luce en todo su esplendor. Donde antes el silencio lo invadía todo, comienza a bullir la vida. Suenan los arroyos en su cadencioso descender por la montaña, los  lugareños se echa a la calle para gozar de esos rayos de principios de Febrero, que no de finales, cuando el can busca la sombra, como reza el refrán. Los pajarillos, los pajarillos celebran sus nupcias cantando sin cesar y revoloteando por doquier. Desde mi atalaya los veo y gozo. Pico Amarillo y su Compañera. Carboneros, gorriones, pajaritas de la nieve, gayos, todos. Todos, bueno, todos  no. DibujoDDD.jpg

En una rama del viejo roble, permanaece callaado Papo Rubio. Hace unos días, desconocemos las causas, apareció sin vida su compañera, muy cerca de donde ahora se encuentra. Los Petirrojo no son monógamos, sin embargo los lazos que unían a Papo Rubio, con su última compañera, eran demasiados fuertes, para que él, a los pocos días de su desaparición, la olvidara. DibujoFFF.jpg

Razón por la cual se pasa muchos ratos en las ramas bajas del roble y hoy, cuando sus congéneres celebran sus bodas, él permanece silencioso, qién sabe si llorando en los adentros de su plumaje, por la madre que le regaló el pasado verano, cinco lindísimos hijos.Desde mi observatorio le noto los ojos tristes y su boca permanece muda. Me apena su dolor, pero nada puedo hcer si no es mandarle mi sentimiento con el deseo de que pronto encuetre una razón para que su vivir tenga un sentido que llene su mundo y aporte al mío, lo que lleva jhaciendo varios años.

HAY QUE TENER CONFIANZA

Siempre me habeis oido, con los que puedo hablar bis a bis, o me habeis leido los que teneis la bondad de seguirme en mis escritos, algo así: En Galicia siempre llueve cuando hace falta. Y así  es, aunque estos días se pasó un poco de la raya. Llevábamos un Otoño y buena parte del Invierno, sin que cayera una gota de agua. En el momento justo llegó y llegó a bombo y platillo. Relámpagos que iluminaban bosques y valles, oteros y cañadas. Truenos que hacían emblar casas y roquedales Vientos que destejaban viviendas, se llevaban cubiertas de pabellones y naves, esparcía rmajes y arrancaba ´´arboles de todas las edades. Señales de tráfico e indicadores de toda índole, eran esparcidas por doquier. Todo ello preparaba la llegada de la lluvia. Esta, generosa, vino con sus vientres repletos del preciado líquido, hasta el punto de empapar la reseca y helada tierra,  con 250 litros por metro cuadrado en 6 días. Se reponen los pantanos, se drenan los ríos, sacian su sed los campos y dejan de llorar las plañideras que de todo se quejan.20170203_230326.jpg

Yo tuve la fortuna de vivir en vivo y en directo la escenificación que Don José de Zorrilla, hace de una pequeña pieza teatral que titula “EL PUÑAL DEL GODO”. Estaba yo la otra noche, la del día 2, en mis Os Cotiños querido, cuando se produjo un apagón eléctrico. Encendí una vela y recordé el castigo que mi profesor de Literatura me impuso por hablar en el aula de estudio. Era allá por los principios de los años 50 del siglo pasado. El castigo no fue otro que aprenderme de memoria EL PUÑAL DEL GODO de Zorrilla. Una pequeña obra teatral en verso. Bueno, no tan pequeña si hay que aprenderla de memoria, toda  entera..

Cuando un relámpago penetró por todos los resquicios de mi casa, con todo el descaro, inmediatamente sonó un trueno, igual que si las montañas se resquebrajaran y un viento huracnado arrastraba todo lo que encontraba  a su paso, mecánicamente, encendí una vela que siempre está sobre la repisa de la chimmenea, sin proponeérmelo comencé a recitar:”¡Qué tormenta nos amaga!/ ¡Qué noche válgame el cielo!/ Y esta lumbre se me apaga/¡ Si está lloviznando hielo!/. ¡ Cuán grande a Dios se concibe en aquesta soledad./ ¿De qién sino de El recibe/ Su aliento la tempestad?/ ¿Cuyo es el terrible acento/ Y el fulgor que centellea/ Cuando zumba airado el viento/ Y el cenit relampaguea? ………………………………………………………………………………………………………………………………………….