EL CAMINANTE: O CAMIÑO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS PASA POR EL CENTRO DE BEARIZ.

Hoy, como CABALLERO DE LA ORDEN DEL CAMINO DE SANTIAGO y, sobre todo como bearicense, he gozado muchísimo. He compartido con ocho Peregrinos portugueses, cuatro damas y cuatro caballeros, unos momentos de gratificante placer. Es algo que acontece muchos días, pero no tengo la oportunidad como me ha sucedido hoy de vivirlo en primera persona. Helena, Lurde, Cristina y Silvia son cuatro damas del hermano y vecino Portugal y hoy van a pernoctar en nuestro pueblo. Llegan cansadas porque O CAMINHO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS, en su decir, une a su belleza una dureza propia de un camino de peregrinación. Su cansancio no fue obvio para que las sonrisas luminosas de sus rostros bañaran de luz las calles de nuestra localidad. No fueron solamente esas encantadoras peregrinas las que nos honraron con su presencia, también llegaron del país vecino cuatro caballeros cabalgando sobre sus flacos corceles de hierro, léase bicicletas. Compartimos con ellos momentos inolvidables mientras tomaban un refrigerio y reponían energías en nuestros establecimientos.

A las esforzadas damas y a los briosos caballeros, Joaquín Rodrigues, Nuno Gonçalo, Vando Silva y Joaquín Santos, les deseamos BOM CAMINHO POR A VIDA, agradeciéndoles que hayan escogido O CAMIÑO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS e impregnaran nuestras calles de su juvenil y alegre existencia.

EL CAMINANTE: UN DIA MUY ESPECIAL.

Dar gracias a la Vida por permitirme llegar hasta aquí, cumpliendo OCHENTA Y SEIS AÑOS, cuatro horas y cuarenta y seis minutos. Justamente, el veintiocho de Septiembre de 1936 a las seis de la mañana, una bella dama, Claudina Rodriguez Martínez dio a luz un bellísimo niño a quien las vecinas le aconsejaron, que le pusiera sal en la frente para que no le echaran mal de ojo. La vida se encargó de estragarlo, pero la realidad es esa. Y AHORA EN BROMA: Gracias a todas las personas que me habéis, y me regaláis tanto cada segundo de mi existencia. Gracias de todo corazón.

EL CAMINANTE: LOLA MUERE DE NOSTALGIA

Cada mañana, en verano o en invierno Carmen pasaba por delante de nuestra casa con Lola. Al llegar a la altura de la puerta de entrada, Lola ignoraba a su dueña y se acercaba. No llamaba al timbre, no golpeaba la puerta, solo emitía unos suaves gemidos que mi esposa conocía muy bien. Antes de abrir la puerta se acercaba a la alacena extraía del paquete dos galletas, las desmenuzaba y franqueaba la entrada. Allí estaba Lola, luciendo su albo y limpio pelaje y moviendo suavemente su colita demostrando una controlada y alegre a actitud. Carmen protestaba porque después el aparato digestivo de la perrita no funcionaba adecuadamente. Ni caso. Lorena y Lola seguían cumpliendo religiosamente su liturgia. Hace un par de meses vinieron los nietos de Carmen y Quique. Lola, como buena anfitriona se enamoró de ellos. Los niños, una hembra y un varón correspondían a ese amor con la infinita capacidad que poseen lo pequeños para entregarse a los animales. Lola vivía una felicidad total jugando con sus amiguitos.

A pesar de sus dieciocho años, (equivalentes a los noventa aproximados de los humanos), Lola gozaba de buena salud y la disfrutaba sobre todo con los pequeñuelos. Como sucede con total normalidad entre las personas, llegó el momento de la partida y los nietos de Carmen y Quique tuvieron que regresar a sus lugares de destino. Marchar los niños y Lola entrar en crisis fue todo instantáneo. Estaba triste. Se negó a comer. No quería caminar. solo echada en el lugar donde habitualmente jugaba con sus amiguitos. En menos de una semana Lola cambió este mundo por lo eterno. Lola murió de nostalgia amorosa. Que el paraíso canino la acoja. Deseamos que goce como nos hizo disfrutar a los que compartimos con ella momentos estupendos.

EL CAMINANTE: COÑECE OS CAMIÑOS

Una vez más me fue dado el honor de participar en una reunión para exaltación de uno de los caminos de Santiago. Reunión propiciada por el señor alcalde de Paradela José Manuel Mato. En representación de la Xunta de Galicia asistió doña Paloma Vázquez Fernández, Jefa de área Provincial de Turismo en Lugo y doña María del Carmen Rivas quien abordó el impacto y la prevención en la Ruta Jacobea. En representación de la Orden de Caballeros del Camino de Santiago fue su Canciller don Alejandro Rubín Carballo, doña Noelia Fernández, directora de dicha institución y a quienes acompañaban damas y caballeros.

EL CAMINANTE: EN LA SILLA DEL BARBERO DE BEARIZ.

Hoy he vuelto a sentarme en ella, en la silla del Barbero de Beariz. Lo han dicho algunos sabios y Padres de la Iglesia: Las personas que queremos nunca mueren, siempre perviven en nuestros corazones y en nuestras mentes. Me sucede con don Manuel Rodriguez Valiñas, mi Barbero, el Barbero de Beariz el último varón que nos cortaba el pelo o nos afeitaba la barba, que ambas labores realizaba con incomparable maestría.

Hoy he vuelto a sentarme en la silla en la que tantas veces lo hice escuchando a mi entrañable amigo Cajillas (sobrenombre por el que era conocido en toda la comarca) Su hija Sariña la mandó restaurar para hacer perenne la presencia de su padre en el local que ahora ella regenta como experta profesional de peluquera. Ponerse en las manos de Manuel era como sentarse en el pupitre de la escuela y escuchar una magna lección de historia. Sabía todo sobre las personas y aconteceres de la comarca. A veces ni lo necesitaba, pero el hecho de escuchar a Manuel contando anécdotas de tirios y troyanos, merecía la pena requerir sus servicios como profesional Barbero.

Hace ya unos años que físicamente nos dejó. El Padre Eterno o algún Santo reclamó sus servicios y, obediente fue a cumplir su labor como gran profesional que es. Aquí nos dejó a su encantadora hija para que continúe su labor. Gracias, Manuel por el legado que nos dejaste. Siempre estarás con nosotros.

UN DESEO LARGAMENTE SOÑADO, COMIENZA A CONVERTIRSE EN REALIDAD.

Uno de los problemas que acosan al rural español y muy particularmente al gallego, es la falta de oportunidades de trabajo para las personas que viven en él. Beariz no era ajeno a esa situación laboral. Hoy, ocho de Septiembre del año 2022 puede ser una fecha memorable en el devenir de nuestro querido pueblo. Esta mañana comenzaron a realizarse los trabajos para la ejecución de las obras que darán acceso al futuro Parque Empresarial en la parroquia de Lebozán. Es un inicio que no debemos permitir que se quede en solo eso, en el inicio de un proyecto ilusionante que puede crear muchos puestos de trabajo. En la manos de nuestro primer Edil don Manuel Prado López, quien, contando con nuestro apoyo incondicional implicándonos en todo aquello que esté en nuestras manos, está el que estas futuras instalaciones sean pronto una realidad. Es el momento para que algunos de nuestros vecinos que gozan de una favorable y pujante economía, comiencen a darse cuenta que invertir en Beariz, no es echar dinero a un pozo negro. El Parque Empresarial de Beariz, situado en un lugar estratégico para la distribución de toda clase de productos a toda Galicia. Con puertos marítimos tan próximos como los que tenemos en nuestras ciudades Atlánticas son un atractivo muy favorable para que desde nuestro parque se envíen todo lo que en él se pueda construir. Seguiremos informando con toda puntualidad de todo aquello que contribuya a convertir en realidad tan ilusionante proyecto.

EL CAMINANTE: LOS CAMINOS DE SANTIAGO SOLO PERTENECEN A LOS PEREGRINOS.

Existen en España más de medio centenar de caminos que llevan a los Peregrinos hasta la ciudad donde se halla la tumba del Apóstol Santiago. Esa gran cantidad de rutas han sido trazadas por los millones de Peregrinos que desde los lugares más recónditos del mundo se han acercado a Santiago de Compostela para rendir pleitesía, unas veces, y pedir su protección, otras, a uno de los discípulos predilectos de Jesús.

No voy a narrar las vicisitudes por las que pasó el cuerpo del Apóstol para llegar hasta la ciudad del Campo de la Estrella. Son sobradamente conocidas. Solo quiero reivindicar aquí que, esos caminos utilizados por los Peregrinos fueron trazados por los soldados de diferentes épocas, por buhoneros que comercializaban con distintos productos e intentaban negociar con ellos en diversos lugares o simplemente personas que por razones diferentes se mudaban de lugar. Lo cierto es que nunca nadie se pudo arrogar el derecho de propiedad de los mismos.

Lo que sí hicieron las gentes de los distintos lugares por los que transitaban todos ellos, fue cuidarlos por los bienes que su presencia reportaban. Tanto chamarileros, buhoneros o soldados caminaban normalmente en grupos.

También lo hacían con frecuencia los Peregrinos. Sin embargo a estos últimos, por considerárseles más indefensos que al resto de los usuarios, con frecuencia eran víctimas de los salteadores de caminos.

Eso dio motivo para que un grupo de frailes extremeños se organizaran para defenderlos. Ese grupo protector llegó a constituirse en LA ORDEN DE CABALLEROS DEL CAMINO DE SANTIAGO. En todos los lugares por donde discurren los caminos, desde los tiempos más remotos hay un cuido esmerado para que los caminantes los utilicen de la forma más favorable posible.

Para ello se habilitaban y se siguen habilitando albergues, establecimientos de los más variados, tanto para la compra de alimentos como la de medicinas etc., etc. De esa forma pueblos, cuya precariedad vivencial amenazaba su continuidad, gracias a los caminos se convirtieron en núcleos urbanos con una economía boyante que hoy en día siguen siendo ejemplos a imitar. Los Caminos solo pertenecen a los caminantes. Nadie se puede arrogar el derecho de su propiedad. Sí, por propio interés, el deber de cuidarlos.

EL CAMINANTE: BAÑO DE CULTURA EN EL BARRIO DEL CANIDO (FERROL)

Ftografía de mi persona tomada por

Eduardo Hermida que la convierte en obra de arte

Nos llamaron mi hija Beatriz y su esposo. La cita era en Ferrol. Mi esposa y yo, aprovechando que goza ella de unos días de vacaciones en su trabajo, no podíamos faltar a la cita. A las doce del medio día nos encontramos en el lugar indicado. Sin ambages nos revelaron la razón que motivaba el encuentro. Aparte del placer de compartir unas horas con ellos, motivo sobrado para vernos, existía otro de un valor incalculable, cual es gozar contemplando Arte. Sí, con mayúsculas. El barrio del Canido de Ferrol hace no muchos años, menos de treinta, era un núcleo urbano como el de cualquier ciudad de poca población. El Canido lo habitaban unas 800 personas. Sus edificios eran casas de una planta, a lo sumo dos. Sus gentes, la mayoría trabajadores humildes sin otras aspiraciones que seguir la diaria rutina del trabajo y unas cuncas de vino en las tabernas que son el fiel reflejo de su clientela. Claro que eso lo podían hacer los hombres. A las mujeres le tocaba el cuido del hogar, hijos y demás quehaceres propios de su sexo, como se decía a la sazón. A Eduardo Hermida, un joven de veintitantos años, vecino de Canido, artista por naturaleza, se le ocurre la feliz idea de crear un incentivo para que su barrio, en el lugar más elevado de Ferrol, siga manteniendo la grandeza de lo humilde compartiéndola con la sublimidad del Arte. Curándome en salud, antes de narrar lo que Eduardo ha conseguido, me remitiré a una persona que le conoce muy bien y dijo refiriéndose al gran artista de Canido: «…Describir a Eduardo Hermida es tanto como pretender la cuadratura del círculo.» Por todo ello solo diré que Eduardo nació para el arte. Tan cierto es lo que digo que él apenas pinta con espátulas, pinceles o brochas. No, es tan personal su expresión realizando sus creaciones, que siente la necesidad de realizarlo con sus manos. Eduardo Hermida no es un artista, él es el propio arte expresado en lienzo, madera o cualquier superficie que se le ponga por delante. Hasta su verbo fértil, sencillo y con matices perfectamente definidos, se hace arte explicando toda la grandiosa obra que ha conseguido plasmar en las paredes de los edificios de su entrañable barrio que antes de llevar a cabo su magna obra, lo componían, como digo al principio, 800 personas y hoy sobrepasan los 11.500 habitantes. No se reservó para sí el protagonismo de su genial proyecto, sino que involucró a compañeros de todas las latitudes que sin dudarlo un instante se aprestaron a colaborar en su ejecución.

¿Cómo surgió la idea? Tenía que basarse en el arte de la pintura. Para él el arte supremo del color y la imagen se refleja en Velázquez. Del pintor sevillano nada tan grandioso como Las Meninas. Composición, originalidad, color, figuras, luces y sombras, todo ello le embriaga. Y como gallego enamorado de su tierra estudia hasta la saciedad el lienzo de Don Diego y descubre que dos de las Meninas son gallegas. No hizo falta más. A los artistas que se prestaron a colaborar les puso como deberes, llenar El Canido con los personajes de Las Meninas de Velázquez. Y el barrio situado en lo alto de Ferrol, se llenó de pintura, de canciones, de música, de alegría de vida en definitiva. Por doquier se respiraba a humanidad transformadora, sin perder la propia identidad de lo que ya es. En los días que dura la manifestación del arte, la ciudad de más o menos 60.000 habitantes, se multiplica por dos y todo gracias a la iniciativa de un joven inquieto y creador que obra el milagro.

Una pequeña muestra del grandiosa obra pictórica que enaltece el Barrio del Canido de Ferrol. En una de las imágenes mi esposa con el artista, igual que la siguiente, en el estudio de Eduardo. Tan magna obra solo se puede gozar visitándola.

EL CAMINANTE: LA VIDA ES DEMASIADO GENEROSA CONMIGO

Llevo unos días que no me da tiempo a repetirle GRACIAS, a la Vida que me regala demasiada situaciones de una belleza increíble. Sobre todas ellas, el amor de mi esposa, de mis hijos, de mis nietos y, de una manera muy especial, el vuestro, queridos amigos que estáis conmigo en todos los momentos. Es muy difícil que podáis comprender, si no tenéis mi edad, lo que se siente viviendo estos instantes como los que estoy disfrutando. No, por capacidad, estoy seguro que cualquiera me puede superar, sino por el tiempo vivido. A los ochenta y seis años que estoy a punto de cumplir las sensibilidades tienen otra dimensión totalmente desconocida hasta que los vives.

El sábado pasado, dieciséis, me otorgaron el título de CABALLERO DE LA ORDEN DEL CAMINO DE SANTIAGO. Esta Orden tiene su origen allá por el año 1117. Su misión comenzó siendo la protección de los Peregrinos que hacían el Camino para visitar a Santiago Apóstol en su Sepulcro en la ciudad de Santiago de Compostela. Algún día os daré toda clase de detalles para satisfacción de los que les gusta leer para saber y ser más libres. Ese reconocimiento me obliga a mucho, sobre todo a ser mejor persona. ¡ Ardua tarea la que me impone! Al menos lo intentaré y seguro que con vuestro apoyo algo podré conseguir que EL CAMINO DA GEIRA E DOS ARRIEIROS que pasa por Beariz, al menos en el tramo nos afecta, sea un Camino digno.

Antes de ayer, viernes, con la maravillosa aportación de Lorena, mi esposa, quien es la artífice de todos los detalles que complementaron el evento, Manolo Prado, nuestro Alcalde y, como digo al principio, vuestra valiosísima presencia, presentamos mis dos últimos libros publicados: LA FUERZA DE LOS HELECHOS y SUSURROS DESDE MI ATALAYA. La asistencia de los que presenciasteis, no pudo ser mayor. Tanto en espléndido salón donde se expusieron los libros, como el que utilizamos para saborear los exquisitos productos que nos sirvió COREN, regados con los incomparables caldos, del Ribeiro, estaban a rebosar. Todos gozaron a plenitud, pero el que estuvo a punto de salir corriendo fue este Niño que llevo dentro. Ni él ni la casa que le cobija, cabían en sí por lo que estaban disfrutando.

Gracias sinceras y emocionadas a todos los que fuisteis. Y gracias, no podía ser menos, a los que os disculpasteis por no asistir. Incluso, también gracias a los que no presenciasteis el acto porque estoy seguro que otras actividades os lo impidieron.

EL CAMINANTE: NO LE PAGO A LA VIDA TANTO COMO ME REGALA.

Son tantas las sensaciones que experimento ante lo que me está aconteciendo, que me es harto difícil poder expresarlo. La Vida es demasiado generosa conmigo. No soy merecedor de tanto como me regala. Me falta capacidad para poder agradecérselo. A lo que llamo Vida, no son otros que vosotros, queridos amigos seguidores de mi vivir. Vosotros que con vuestro cariño, expresado de infinitas maneras hacéis que este humilde aldeano de Beariz disfrute de tantas y tan bellas situaciones que tendría que vivir muchísimos años para poder corresponderos. Habréis observado, más de cuatro ya me lo han expresado, que estos últimos días, no compartí momentos con vosotros. La razón no es otra que estas últimas jornadas, estuve sujeto a un régimen de comportamiento, totalmente dedicado a lo que las normas marcan para alcanzar el maravilloso título que reza en el siguiente DIPLOMA.

Gracias de todo corazón.

A %d blogueros les gusta esto: