FELICIDADES LEONARDO

Ya ves, querido niño, que no me esfuerzo mucho en poner un título rimbombante, y eso es por una razón muy sencilla. Tú, que hoy cumples 11 años, llenas toda una página maravillosa de la vida, con tu incipiente adolescencia. Eres, querido Leo, como te gusta que te llamen, un niño cuyo comportamiento es tan correcto, tan cónsono con la buena educación, tan hambrón de saber, tan aprendiz de lo bello, tan respetuoso y sobre todo tan buena persona, que no necesitas títulos que eleven la imaginación a los etéreos espacios de lo intangible. Si lo bello lo tenemos aquí, en lo sencillo, en lo cotidiano, en el regalo de una sonrisa, en el perfume de una flor, en una gota de agua en el cristal, en el beso de una madre, en  tantas cosas que se nos pierden porque no nos paramos a contemplarlas.  Y tú, entrañable Leo, estás comenzando a caminar, estás empezando a dar la bienvenida a los amaneceres y el hasta luego, a los atardeceres que se llevan el sol a dormir y yo solo te voy a regalar un consejo, que no pierdas lo que hay entre esas dos situaciones. Despierta cuando el sol llegue y vive hasta que el sol se despida. Vive cada momento como hay que vivirlo. De niño, de joven, de mayorcito, de mayor y hasta que tu línea se convierta en segmento, que pido al Dios en el que creo, te permita que sea lo más larga que desees, siendo muy feliz. Y para rematar, un ruego, respeta para ser respetado. Un fuerte abrazo, querido Leo y muuuuyy feliz cumple.

Anuncios

EL OTOÑO PREPARA SUS PINCELES Y SU PALETA

Viene despacio. Este año el Otoño, llega perezoso. Incluso, llevando más de un mes caminando, aún no ha sacado ni su paleta ni sus pinceles de la caja. Es el paisaje quien le recuerda que tiene que mudar el traje para visitar al invierno, pero él, ni caso le hace. Hasta yo. 20171023_173103.jpgHoy, invitándolo a mi casa, encendí el hogar, por si viendo salir el humo de la chimenea, se anima y acelera un poco el paso. Ni por esas. No, no estoy ansioso porque llegue, estoy asustado porque no viene. Los colores con que él pinta el paisaje, deberían seguir el proceso natural. Al igual que a las personas, al paisaje se le transforme el color por el procedimiento natural. Que el verde se convierta dorado, lo mismo que mi cabello negro a dorado antes de convertirse en una auténtica escarcha en noche gélida de Enero. Tengo miedo, tengo miedo a los fuegos que aún pueden venir a vestir de luto nuestros incomparables paisajes Dicen que la Naturaleza es sabia, a veces uno tiene que dudarlo. También puede ser que la maldad y el poder destructivo del hombre sean más poderosas que la sabiduría de lo que siempre hemos admirado y creido.  Muchísimas veces he repetido, ante quien lo ponía en duda, que en Galicia llueve siempre que se necesita. Se me duerme el argumento y pierdo hasta la fe en mis aseveraciones. El que sigue su proceso es mi vida. Por alguna razón nací recién estrenado el Otoño y mi devenir se va ajustando a los tiempos. A la imagen me remito. Mi hermana nació un poco antes.20171022_163543.jpgElla fue la que me acunó en mis primeros años. Me enseñó a caminar los primeros pasos y, son su admirable creatividad, me enseñó a soñar despierto. Ahora, cuando la acaricio y la beso, le dice a quien la escuche y si no hay nadie, se lo dice a sí misma: “Que señor más bueno” Me desgarra el alma. Si le pido un beso me lo regala, no me lo da. Yo quisiera que me riñera, que me abrazara, que me besara, que me pidiera cosas como lo hacía en mi niñez. Ahora solo me mira, pero no me ve. Eso sí, el amor que le tengo, no merma, pero tampoco encuentra destino. Va y no llega. Regresa al recuerdo20171023_173008.jpgMe dejo ir y lo que contempla mi vista es bello. Nadie lo duda. Pero algo se descoloca. No es lo que procede. ¡Que no es lo que procede! Y ¿Qién soy yo para decir lo que sí o no procede a la Madre Naturaleza? Cierro los ojos y me abandono. Será la manera de no pensar lo que no debo. Solo una aclaración antes de  cerrar los ojos. Las fotografías son de hoy.

ZUMBEANDO EN RIBAS CON SOLE

IMG-20171005-WA0010.jpgLa verdad es que ignoro si existe el verbo “zumbear”. Sin embargo por la actividad que se desarrolla, practicando una de sus acepciones, que es pasárselo  bien, si no existiere, yo lo aplico a determinados momentos de mi vida. En este último viaje a la Capital del Reino, mi hija Beatriz me invitó a que la acompañara a una de sus múltiples ocupaciones, fuera de su profesión. En previsión de cualquier contingencia, yo me llevo, por donde quiera que ande, mis equipos para no quedar fuera de juego si el momento lo propicia. En mi maleta metí la ropa de zumba, en Beariz también lo practico. Desde luego ocupa tan poco la malla y el jersey, que sería un delito que surgiera la oportunidad de bailar y por falta de medios, no lo hiciera. Total, que me fui con mi hija a clase de zumba.IMG-20171005-WA0007.jpg

Zumba, para los no iniciados, es una danza, donde el arte, la sensualidad, la gimnasia, la plasticidad y los movimientos más armoniosos se conjugan de tal manera, que al practicarla te transporta a espacios ignotos cuya visión te relaja y te transforma. Junto a un cadencioso movimiento de todo tu cuerpo, surge el grito salvaje de intentar llegar más lejos, subir a los etéreos espacios de la pasión y bajar a la ternura infinita del amor más sublime. Sole, es la Profe que dirige ese grupo de jóvenes damas, quienes, después de una jornada dedicada a la lucha del día, buscan en la zumba un momento de libertad física y espiritual. La profesora con su pelo recogido y marcando en la expresión de su rostro. el significado de cada movimiento, para que, quienes intentamos imitarla, lo hagamos lo más parecido posible, se contorsiona hasta el extremo de temer por su integridad.IMG-20171005-WA0009.jpg En su rostro luce la mejor de las sonrisas, intentando contagiar a las entusiasta alumnas, mi presencia no amerita que cambie el topónimo a masculino,. Todas y yo lo intentamos. Alguna se aproxima, pero Sole debe engrasar sus cadera con un aceite tan especial y personal, que solo en las olivas del esfuerzo y ejercicio continuo, se cosecha. Gracias Sole por tu aportación para que las personas que compartimos contigo estos gratificantes momentos, le demos un sentido especial a nuestras vidas. ¡¡¡¡ A ZUMBEAR!!!!IMG-20171005-WA0008.jpg

POQUITA COSA Y LOS DEMÁS SE ENFADAN CONMIGO

Por un montón de razones que no voy a relatar, tuve que ausentarme casi un mes fuera de Os Cotiños. A mi regreso, todo estaba igual que se encontraba en el momento de mi partida. Bueno todo igual, no. Lo que no se mueve, todo aquello que depende de los demás para hacerse notar, eso estaba tal cual lo dejé. Pero aquello que tiene vida, que, stando yo o no estando, puede subsistir, eso, amigos míos, no me lo perdona. Y, si lo hace, será cuando yo de mil maneras diferentes,y adecuadas a casa caso, entone el “mea culpa”Ni Gayo, que, con la cantidad de bellotas, insectos y toda clase de frutas que abunda por doquier,ni aparece por aquí. Pico Amarillo, tres cuartos de lo mismo. Rubiales. Bueno Rubiales, en cuanto falto dos días, ya se enfada y me ningunea hasta que me necesita de verdad. “Ya vendrá el tío Paco con la rebaja” Ya vendrá el invierno, si la segunda parte del año 2017 tiene invierno. Porque, hasta el presente no tiene trazas de que lo tenga. Hoy es el 9 de Octubre. Temperatura máxima en Os Cotiños, 33 centígrados. Pero, por algo yo tengo un abanico chino, osea de 360 grados. Un mes es mucho tiempo y yo necesitaba saber, de alguien que, sí me preocupaba. Tenía necesidad de saber cómo estaba Poquita Cosa20171009_142248.jpgMe costó encontrarla. La busqué por varios sitios que, más o menos, pensaba que puiedra estar, pero todo fue en vano. De pronto, allá, a lo lejos, caminando por el centro de la carretera, divísé un bulto pequeño que se movía. Me dio un vuelco el corazón. Fui hacia él  y, en efecto, era ella era mi Poquita Cosa.L20171009_142233.jpgLa llamé, pro ni caso me hizo. Insistí. Le ofrecí algo de comida y se resistió, pero al fin accedió a saludarme, bueno, saludarme, no, permitió que yo la saludara. No mostró ninguna alegría por volver a verme. Tendré que ganármela con muestras prácticas y comestibles. Estaba seria, incluso, creo que triste. El vientre, con claras muestras de gestación. En estos próximos días, me voy a preocupar de hacer un seguimiento y ver cómo evoluciona  el vientre hasta dentro de unos 40 dís que le faltan para parir.20171009_141840.jpgLe dije que se viniera conmigo, pero me miró con cara de sorpresa y de incredulidad. Entendí que quiso decirme que no era persona de fiar. Que lo mismo estaba que no estaba. De esa manera, ella no me hacía merecedor de su confianza20171009_141838.jpgAcepté sus reprimenda, pero le prometí, que en el cuenco de granito, donde la ponía la comida antes de marcharme, a partir de hoy, la seguirá teniendo. Confío que se restañe esa confianza perdida y volvamos a ser buenos amigos. Aunque a decir verdad, por la carita que puso cuando se lo dije, no las tengo todas conmigo.20171010_122323.jpgHace poco más de un mes, la galanteaban una jauría de pretendientes. Hoy, sola y abatida, pasea su soledad por calles y caminos. Ni siquiera, el saber que dentro de unos días, gracias a ella, otros seres tendrán vida, le sirve de consuelo. ¡¡Qué bella es la vida y qué ingrata a la vez!!

UN CUMPLE AÑOS PLETÓRICO

wp-1506813162962..jpeg Difícil superarlo, aunque se intentará. Hace setenta más once años, que una bellísima Dama, dio a luz a un niño que, en sus principios fue muy beneficiado por la Madre Naturaleza. Luego, los vientos y otros elementos enemigos de lo bello, deterioraron bastante. Besos y felicitaciones de los que compartimos casa, estos días en Madrid. Visita programada al Cardiólogo, con resultado muy alentador. Eso sí sin garantía alguna de continuidad. Mi paseo cotidiano de 13 kms. Almuerzo  con mi Parte Luminosa y los suyos. Un momento de relajamiento y al trabajo. A continuar con Samuel, el camino de su existencia. Le estoy acostumbrando muy mal, si no le acompaño, ni se mueve. A las 5 de la tarde, hora taurina, no, no fui a la Plaza de Toros.wp-1506813191733..jpeg Una vez más, los buenos oficios de mi efeciente Manager, Ana Rodriguez Muradás, me recordó que tenía que hacer una visita obligada a la Casa de Galicia, en Madrid. La razón no era otra que una muy especial Exposición. A fe que una vez más, Ana tenía razón. En efecto, en la Casa de Galicia en Madrid, un vecino de Beariz, convertido en un prohombre de la Arquitectura y otras cosas más,  Daniel Vazquez Gulías, un aldeano de la Parroquia de Beariz que estudió la carrera de Arquitecto, realizando proyectos que siguen y seguirán por muchos años, pregonando su capacidad creativa y el buen gusto para plasmarlo un sus obras. Su inventiva, le llevó, incluso, a elaborar el primer Cava Gallego de la historia. En la visita a la Exposición tuve la fortuna de conocer a la nieta más joven del prócer Arquitecto, Lucila Vázquez Gulías. Durante la conversación, pude descubrir a una gran Dama, joven y bella, cuyos encantos físicos van acompañados de una humanidad encomiable, un amor por su abuelo que la enaltece, además de unos lazos de amistad, entre nuestras familias, que vienen desde muchísimos años ha.wp-1506813081111..jpeg

Desde la Exposición de mi Insigne Paisano Daniel Vázquez Gulías Vázquez, en la Casa de Galicia, me dirigí al Auditorio Nacional a escuchar la 8ª y la 9ª de Ludwig van Beethoven, interpretada por la Orquesta Santa Lucía. Cualquier comentario que hiciere respeto a lo escuchado, sería una auténtica obviedad. Solo diré que fue un maravilloso colofón para celebrar mi entrada en la decena fatal de los ochenta, por cuya razón no admito denominarla así, y habiendo nacido el 28 de Septiembre de 1.936, el 28 de Septiembre del año 2017 cumplí 70+11 años. Y, si, quien tiene potestad para ello, me lo permite, el 28 de Septiembre de 2018 cumpliré 70+12.IMG-20170930-WA0131.jpgIMG-20170930-WA0129.jpg