Estoy pasando una de mis ITV

Los médicos y mis aspiraciones, todo hay que decirlo, se han empeñado en que cumpla muchos años pisando este bendito y mal tratado Planeta. De seguir así, pronto estaré en el libro de los Guimnes por el multiuso de los “OLOGOS” Revisión de Oftalmólogo, del Estomatólogo, Otorrinaringólogo, Cardiólogo, Urólogo, Podólogo, Traumatólogo y alguno más que, con seguridad se queda en un rincón de este arrugado cerebro. Pero si todo sigue así, mañana día 30 de Noviembre, regreso a mis Cotiños del alma, donde el cántico del silencio arrulla mis dormires y mis despertares. Confío que ahora, sea cumplidor de mi palabra y mucho o poco, cada día os cuente mis pequeños afanes. Los aires montañeses, perfumados de lavandas, eucaliptos y tojos ensanchan los pulmones y aceleran el riego sanguíneo.

Anuncios

Mis disculpas

Parece que  mi destino está condenado a disculparse continuamente. Ello no me preocupa por lo que significa de reconocimiento de incumplimiento de mis promesas, sí me preocupa por la falta de seriedad, de mi parte, por la poca capacidad de corregir ese defecto. Me disculpé por mis errores en lo concerniente a los desaciertos, fruto de la ignorancia, que cometo en los escritos al subirlos al Blog. No lo consigo como deseara. Prometí ser más fiel a las citas y escribir con más regularidad en esta página. No lo he cumplido. Que puede haber razones que intenten justificarlo. Seguro. Ninguna con la fuerza suficiente que impida mi solicitud de perdón. Hago propósito de enmienda y prometo poner todos los medios a mi alcance, para ser màs fiel a mis citas. Empezaré explicando la Fotografía de Portada. La puerta de mi casa está a cinco metros de las primeras zarzas que se ven en el borde del camino. La fotografía fue tomada en el invierno del 2014. Ese paisaje es que se me ofrece bastantes días, durante el invierno. En las demás épocas, tanto por el colorido como por la variedad del paisaje, las vistas son un cántico a la vida.