A MARIA DEL CARMEN Y A SARA…..

Regresando hoy de de la Capital del Reino a mis queridos y añorados Cotiños, en el ferrocarril que sale de la Estación de Chamartín a las 12,10 horas, me las prometía muy felices para poderle dedicar esas 5 horas de viaje a escribir unas cosas que tenía pendiente. Arrancó el convoy a la hora prevista. Me acomodé en mi asiento y me dispuse a realizar lo proyectado. Abrí el ordenador. Esperé que se encendiese. Al cabo de unos instantes el fiel compañero de mil viajes, lo hizo. No sé porqué motivo en vez de brindarme los iconos que yo necesitaba para decirle el que iba utilizar, en vez de eso, digo, me salió una ventana alargada que me decía “ERROR CRITICO” En letras pequeñas me pedía disculpa por no funcionar el inicio y la cortana. Como es fácil comprender estos artilugios modernos no son plato de mi fácil manejo cuando los primeros que cumpla son 80 ilusionantes primaveras, porque ilusión sí que la hay, lo que faltan son las flores coloristas de la estación de la fertilidad. En fin que mi ordenador no me dejaba realizar mi tarea. Lo miré una y mil veces. Hice lo mismo que el asno pero la flauta no sonaba de ninguna manera. Consulté a varias personas, interventor, camarera, todo inútil. A mi izquierda, al otro lado del pasillo dormitaba una jovencita, muy linda ella, pero parecía que su madrastra le había dado a comer la fatídica manzana. Derrotado, me dejé ir. De pronto apareció en escena una dama que se acomodó al lado de la Bella Durmiente y, como Príncipe soñado despertó a la bella jovencita. No sé si por entablar conversación con ellas o porque el destino juega con las personas como le viene en gana, le pregunté a la recién despertada si podía ayudarme en un problema que me había creado mi ordenador. Con gesto algo displicente, pero con una sonrisa llena de encanto y ternura, me pidió mi pequeño computador. La dama que había entrado en escena momentos antes, se unió a ella en la búsqueda del posible problema. Las dos sonriendo y pensando en voz alta, comenzaron a tocar las teclas y antes de cinco minutos habían solucionado el enigma que tan preocupado me tuvo a mí gran parte del viaje. La joven y bellísima Sara y la no menos atractiva María del Carmen, su mamá, pusieron mi ordenador en condiciones de total servicio. El contratiempo que supuso para mí, el no poder realizar el trabajo que tenía pensado, fue sobradamente compensado, permitiéndome compartir con tan agradables damas parte del viaje de regreso a la tierra que tanto doro. María del Carmen y Sara, desde este rincón de la montaña orensana, mis respetos y agradecimiento más sinceros, envueltos en los tules que cada amanecer arropan nuestros valles y en cuyos pliegues os envío mi mal contenida admiración. Que ameis la vida y que ella os corresponda con la misma intensidad. Feliz año y felices todos los que yo os deseo. Gracias por haberos cruzado en mi camino.

Anuncios

2 comentarios en “A MARIA DEL CARMEN Y A SARA…..”

  1. Jose, nos hemos sentido halagadas. Qué palabras tan bonitas y conmovedoras, se nota que escribes con el corazón. Mi madre y yo estamos encantadas de haber conocido a un señor tan maravilloso como tú.
    Te deseamos un feliz año y te mandamos muchos besos.
    Muchísimas Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s