EL CAMPO OFRECE MEJOR MENU

Les puedo segurar que no me he olvidado de mi querido Blog ni los protagonistas  de tantas anécdotas han desparecido de mi vida. El Blog sigue reflejando mi manera de vivir el día a día y mis amigos siguen ocupando mi interés por su comportamiento. Lo que sucede es que yo me hallo embarcado en atender tanto a mi adorable hijo, UNO DE TANTOS, que a decir verdad cada día es menos mío y más de las buenas personas que quieren participar de una buena causa, comprándolo, para entre todos, aportar nuestro granito de arena para combatir el ELA (Esclerósis Lateral Amiotrófica).img-20170615-wa0000.jpg Por cierto el día 23 de Junio a las 12 1/2 firmo mi libro en La Feria de las Letras en Pontevedra y el mismo día lo presento a las 19,30 en la Librería Nobel de Vigo. Pero no queda la cosa ahí, el 27 a las 20 horas lo presento en el salón de actos del Hotel Cardenal de Monforte de Lemos, donde además habrá una copa de vino de la Terra Cha. Ya sabeis que todo lo que se recaude con la venta de mi libro, va dedicado para esa causa, la ELA y esa dedicación me tiene demasiado absorbido.  Eso en lo que a mi actitud se refiere. En cuanto a Rubiales, el hijo del difunto Papo Rubio y a Pico Amarillo, el campo está siendo tan generoso que les ofrece un menú mucho más rico y variado que el ofrecido por mí, en el alfeizar de mi ventana,wp-image-69522108jpg.jpeg La primavera está siendo muy seca, pero los cerezos, este año están plagados de cerezas, un manjar que les encanta. Además la sequía hace que los insectos y toda clase de animalitos que se crían en la hierba como saltamontes, chicharras y otros y similares abundan por doquier en cantidades impensables. Incluso yo les cambié el pienso que les suministro normalmente, se le ho cambiado por varios tipos de arroz.20170521_223042.jpg Ni por esas. Así que me dije que los iba a dejar tranquilos pero con la pérfida idea de esperarlos en la época de las vacas flacas. Se van a enterar.dibujoddd Confío que esas malas intenciones que tengo hoy porque me ningunean, pasen a otro lugar y no aniden en mi corazón. Los quiero demasiado para guardarles rencor. Tengo que reconocer y no me pesa hacerlo, que ya forman parte de mi propia existencia. Y ellos de mí o yo de ellos, somos algo así como una apéndice mutua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s