HACIENDO CAMINO POR IBIZA


No importa el lugar ni el momento. Lo que importa es aquello que nos define como individuos coherentes. Llego a la paradisíaca Isla pletórico de proyectos. Todos sencillos. Ellos son los que conforman mi vivir. Los grandes están reservados para gentes importantes. Dentro de su sencillez, mis proyectos, son míos y no transcienden los límites de lo cotidiano. Dos amigos, Celia y Toni, me esperan. Llegar y besar el Santo. Tarde gélida, desapacible. Apetece guarecerse en un lugar cerrado, donde ni el viento ni el frío castigue nuestros cuerpos. Qué mejor sitio que una sala de espectáculos. Celia lo solucionó. Teatro de la Ventosa. Única sala habilitada al efecto. Una obra, para mí, totalmente desconocida. Autor y Director, la misma persona. Título “El Cíclope y otras rarezas de amor”. Simpático argumento. Diálogos limpios, elegantes y didácticos.wp-1518352237828..jpeg Magistralmente interpretada la obra por 5 actores. Tres damas y dos caballeros. Repito, simpática, divertida y con enseñanzas dignas de tener en cuenta. Todo eso ayer. Hoy, a primera hora concentración a en la falda de la montaña próxima a Santa Inés. Reparto de bastones y “Caminante, no hay camino…” Unos dos cientos participantes nos ponemos en marcha siguiendo las pautas que nos indica el organizador. Buenos caminos. Algunos charcos, fruto de las abundantes lluvias caidas en estos últimos días y, sin apenas desniveles dignos de mencionar, vamos haciendo camino. Paisaje, con el sello genuino Ibicenco. Almendros en flor. Árboles retorcidos, quejumbrosos de los momentos vividos, unos. Otros con varios siglos de existencia, nos contemplan regalándonos el esplendor de al menos 300 años vividos. Pero hay que seguir. El camino se empina y  hay que seguir.IMG-20180211-WA0010.jpgHora del refrigerio. Impresionantes paisajes de montaña. La brisa de la mar nos saluda.20180211_113001_HDR.jpgRepuestas las energías, reanudamos camino. Hay que completar el trayecto programado-IMG-20180211-WA0004.jpgDespués de castigar el cuerpo, de justicia es, compensarlo un poco. Para eso nada tan acertado como ponerse en las expertas manos de Toni. Restaurante del Club Náutico de Ibiza. Mesa en lugar privilegiado, Toni, según el servicio del comedor, se lo merece. Menú, el experto Ibicenco, no lo duda. Por supuesto pescado y de pescado lo mejor. Así eswp-1518394498165..jpegUn día redondo para recordar y repetir. Gracias, encantadora pareja. Y desde luego, los que tengáis la oportunidad de gozar del conocimiento de Ibiza, de sus encantos de todo tipo, os aconsejo que consultéis a Toni. Éxito asegurado. Garantía absoluta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s