EL CAMINANTE Y EL ACERBO POPULAR…

img-20190623-wa00443083263073306329489.jpg       La preceptiva de cada día. Bien se aprecia que, es el aperitivo ideal para abrir boca.img-20190623-wa00455893792779590454638.jpg Para estimularnos, le decíamos a la cámara que era la última y la venceríamos. Sí o sí.       Mi padre, además de ser un gran padre como tal,tenía la capacidad de saber cerrar sus esclusas de tal y convertirse en amigo eventual o en momentos precisos. Manejaba el acerbo popular como nadie. Repetidas veces me dijo: “si te fijas, verás que todos los refranes trabajan”. Reflexión que llevo conmigo todos los momentos de mi vida y que pongo en práctica cada vez que llega el momento de hacerlo. Con frecuencia, cuando yo expresaba mi alegría por un objetivo conseguido, me repetía: “conseguir un amigo es muy fácil. En una encrucijada de caminos encuentras un desconocido, le das un cigarro y ahí tienes un amigo. El problema ahora es mantenerlo, darle un cigarro cada vez que lo ves”. Un poco viene este preámbulo a raíz de la carta que me escribieron mi hija y mis nietas. Que es un estímulo, no lo niego. Que me exige superación continua, tan cierto como la vida misma. Haremos lo que podamos, lo que por gravedad la propia existencia me vaya indicando. Intentaré no defraudarlas, ni a ellas ni a nadie que confíe en mí. Centrándonos ya en la jornada de hoy, a pesar de ser muy corta, nos anunciaron lluvias abundantes y le fuimos robando kilómetros día a día con el fin de no vernos sorprendidos por una meteorología adversa, no tuvo nada de fácil. Nos despedimos de Teo, personificado en el maravilloso grupo de la Banda Cultural compuesta por un numeroso grupo de jóvenes, llenos de simpatía y cordial actitud de sonrisas y bellezaimg-20190622-wa00361085090245432635278.jpgVaya mi reconocimiento a la sobriedad en lo que tiempo invertido en cafeterías, tabernas o bares haya por el lugar, porque no encontramos ni uno, para cubrir una necesidad. img-20190623-wa00334688388737986518912.jpgSeguimos nuestro Camino, callejeando como experimentados taxistas para encontrar el rumbo adecuado. Con aciertos y algún que otro desacierto fuimos adentrándonos en los aledaños del Campo de la Estela. Cuando escuchamos el lamento de la Gaita tocando img-20190623-wa00523619502327622130162.jpgNegra Sobra, en los soportales de la Plaza del Obradoiro, la emoción nos embargó de tal manera que la respiración se tornó espesa y las piernas  comenzaron a temblar como si mimbres fueran rozadas por una corriente acariciadora que castigaba sin querer queriendo. Pasamos el arco y entramos en la gran plaza. Dejo al buen criterio del docto lector, sienta las emociones que tal momento le hubiera inspirado después de una img-20190623-wa00486159725624671990386.jpgsemana de duro caminar para conseguir tan bello objetivo. Bello con tintes de eternidadimg-20190623-wa00495411649792126304240.jpgAsistimos a la Santa Misaa en honor a los Peregrinos que en el día de hoy habíamosimg-20190623-wa00424151607800468728001.jpg llegado. Dimos gracias al Altísimo por haber conducido nuestra barca sin zozobrasimg-20190623-wa00417857160014500293564.jpgRecogimos nuestras credenciales que daban fe de lo realizado haciendo constar que la única razón de celebrar este peregrinaje, solo el espíritu lo motivaba. No hay otra razónimg-20190623-wa00378422002814264168300.jpgOrgullosos mostramos nuestro reconocimiento, antes de reponer fuerzas en Mamá Peixeimg-20190623-wa00365249301605637909294.jpgCon renovados ánimos, espirituales y materiales fuimos abrazar a Santiago, el Hijo del Trueno y, puedo decirlo con plena sinceridad que cuando me fundí en un abrazo fraternal, lleno de respeto y agradecimiento sentí un placer indescriptible. Estoy convencido que mis maravillosas compañeras del Camino sintieron lo mismo.img-20190623-wa00396207818917267343375.jpgUn agradecimiento muy especial a Carlos, quien, sin tener que asisitir a ninguna emergencia, hizo posible las recuperaciones diarias que nos permitían retomar las nuevas jornadas con ánimos rejuvenecidos. Gracias Carlos por haber contribuido a que mis tres Niñas y yo hiciéramos un B  U  E  N     C  A  M  I  N  O.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s