NO TENGO AMIGOS

EL CAMINANTE  SUS LUCES Y SOMBRAS

Cualquiera que lea mi artículo y me conozca, aunque solo sea un poco, creerá que estoy bromeando. La verdad es que no bromeo, es algo que, desde hace muchos años, vengo manteniendo y que me repito a mí mismo de una manera reiterada. Realmente, yo, no tengo amigos.

,Estoy dispuesto, por formación humana, familiar, religiosa, cultural, social o de cualquiera otra índole, a dar lo que haga falta, por quien lo necesite, pero esa actitud, no encaja en mi definición de la amistad. Amigo, del latín “amicus amici” “alter ego”, el otro yo, es eso, tu otro yo, y yo aún no he topado con nadie a quien pueda darle ese título de “mi otro yo”. Si a veces, cuando me miro al espejo, no le digo a la imagen que allí se refleja, algunas cosas, porque las considero totalmente intransferibles e incomunicables, ¿Cómo se las voy a decir a otras personas? Defiendo a ultranza, y mi convivencia diaria con animales, así me lo corroboran, que los seres vivos, somos impenitentes mutantes. Ningún momento es igual al inmediatamente pasado. Bajo ningún concepto voy a exponer mi reflexión, o acto, a la consideración de alguien, en quien no puedo depositar mi total confianza. Tal vez se piense que esa manera de actuar, es caminar por el límite, por el filo de la navaja, puede que así sea. La historia está plagada de confidencias que tuvieron un fatal desenlace y si ello no les convence, parense un momento y hagan un poquito, muy poco, examen de sus recuerdos, en las diferentes etapas vividas y luego vean cuánto de razón me asiste en mis afirmaciones.

No sé, si por mi juventud, mis pocos años, o porque él era realmente como yo creía que era, entonces, y hoy sigo creyendo lo mismo, mi padre, tuvo la capacidad de ser padre y amigo. ¿Que es muy difícil Lo es, por su veteranía, por sus experiencias intensamente vividas, fue un ser excepcional, por el amor que me profesaba, fui su dilecto. Por todo ello, en sus comportamientos conmigo, fue capaz de crear dos mundos estancos, sin vasos comunicantes, aparentes y hacer de padre tierno y duro, y amigo confidencial en todos los órdenes. Hasta tal punto era así, que, sin que él hiciera nada , en apariencia, yo le confesaba todas mis cuitas, amorosas, estudiantiles, amistosas y de todo orden. Fuera de él, con nadie tuve nunca la voluntad de hacerle sabedor de mis interioridades.

El me decía siempre que las personas utilizan la palabra AMIGO, con demasiada ligereza. – Vas por un camino- me decía- encuentras a una persona, le ofreces un cigarrillo y ya has creado el germen de un amigo. Pero lo difícil es mantenerlo. Cuántos cigarrillos tienes que gastar para mantener esa amistad- -Encima, yo no fumo…….

Reitero mi disposición a dar y darme por los demás, muchas pruebas de ello me avalan. Pueden ponerle los calificativos que quieran, generosidad, esplendidez, desprendimiento,  lo acepto, lo que no le encaja, desde mi manera de entender la vida, es la de amigo.

 

Anuncios

3 comentarios en “NO TENGO AMIGOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s