NUESTROS MAYORES SE LO MERECEN

wp-1479412633289.jpeg Aprovechando el tiempo bonancible que este Otoño nos regala, la Dirección del Centro Geriátrico San Antonio de la Fundación San Rosendo decidió celebrar el Magosto. Acertada decisión porque fue todo un éxisto. Hay que decir, en honor a la verdad, que ya se había celebrado uno, hace unos días. Pero como el tiempo no acompañó, la Dirección no quedó nada satisfecha.wp-1479420155611.jpeg Por eso, en cuanto anunciaron que el Sol brillaría en todo lo alto y que las temperaturas serían suaves, sacaron las mesas al patio y encendiendo un buen Magosto sobre el que se colocó un asador lleno de castañas,pusieron manos a la obra.wp-1479419954793.jpeg El eficiente Carlos atizando la  lumbre. Acumulando leña, la sonriente Alba y como cuidadora de que las castañas giraran sobre el bombo, la bella y recién estrenada, como madre, Marta. Esta creativa dama, no solo pone al servicio de los mayores, su creactividad, por cierto muy fértil, sino que ofrece sus buenos oficios para lo que sea menester, en provecho del bienestar de los Residentes.wp-1479419798712.jpeg Organizando y repartiendo deberes extras, cuando a los mayores se les rompe su habitual comportamiento, necesitan una atención especial, la Directora de día, acompañada de su compañera de tarde, quien sumó a su habitual jornada, otra más, para colaborar en el evento.wp-1479412610886.jpeg El personal auxiliar, también tuvo que redoblar sus actividades, lo que hicieron con agrado y eficiencia. No faltaron los correspondientes tiznajos en los bellos rostros de las damas e incluso de algunos de los internos.wp-1479419987121.jpeg El menú, acorde con las exigencias sanitarias obligadas, tuvo el colofón de las riquísimas filloas que nos obsequió Loli, una super experta en la materia. Filloas y castañas, un postre ideal y suculento. Por supuesto no podía faltar el toque de atención, con su voz gutural  de la Directora Sra. Rosa Barroso, quien ponía orden, incluso antes de que se produjera el desorden. Eso se llama ser previsora. Y a fe que lo es.wp-1479420082540.jpeg

No puedo cerrar esta pequeña reseña sobre el Magosto 2016 de la Residenciia San Antonio de Beariz, sin hacer un reconocimiento de admiración y respeto al personal que trabaja en esta casa. Sería imposible realizar esa labor, si no hubiere auténtico amor al prójimo. Por un sueldo simplemente, no se hace eso. Hay que tener una calidad humana, por encima de lo normal. Loor y gloria a quien loor y gloria se merece.

Anuncios

Un comentario en “NUESTROS MAYORES SE LO MERECEN”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s