MIRA QUE ME VOY

Es una frase muy recurrente que todos hemos utilizado, unos más y otros menos, en el transcurso de nuestras vidas. De niños, a nuestros amigos, cuando nos necesitaban para “hacer un pie” en cualquier juego. A nuestros hermanos mayores cuando necesitaban algo de nosotros. A nuestros hermanos menores que nos pedían auxilio por cualquier situación que vivían. La respuesta era esa “mira que me voy” o alguna muy parecida. Incluso el empleado bueno que se siente querido y respetado por su jefe, se la dice, algunas veces medio en broma, otras sin el medio. Más de un pretendiente enamorado e interesado por alguna cosa que le era negada, amenazaba a su amada con el “mira que me voy”. Nada más lejos de sus intenciones, mas era una manera de conseguir el objetivo que se le negaba. Hoy debe ser menos frecuente pero, sin lugar a dudas que aún se debe escuchar la recurrida frasecita de ” o me dejas en paz o mira que me voy. De cuántas y cuán variadas artimañas. Os lo pregunto sin esperar respuesta¿Aún la practicais? Resulta divertido comprobarlo. Seguro. No me digais que no, “mirad que me voy” Y lo hago a dormirme. Buenas noches.wp-1480717437856.jpeg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s