EL CAMINANTE: UNA VISITA TAN ILUSIONANTE COMO INESPERADA

Todos los amaneceres son maravillosos en Os Cotiños. El de hoy nos ha obsequiado con un acontecimiento que ha superado todo lo pensable. Nada más abrir la ventana, allí estaba un nieto de Papo Rubio luciendo su innegable y resplandeciente belleza: El plumaje con el que la Madre Naturaleza le ha vestido. Hacía bastante tiempo que no gozábamos de su presencia, ni de ellos ni de los herederos de Pico Amarillo. Posiblemente haya sido la presencia de Setún, un gato que se apoderó de los alrededores de la casa evitando que otros animalitos se aproximen. No es momento de lamentos sino de auténtico placer para gozar de la presencia del nieto de unos de los seres que más momentos bellos me regaló cuando más lo necesitaba.

Confío que no sea ésta una visita esporádica, sino el inicio de una continuidad y de una amistad familiar que comenzó hace bastantes años y que sigue viva en mi corazón y deseoso de que sea muy duradera.

Antes de permitirle marchar le rogué que así sea. Que tenga la certeza de que en esta casa siempre será bien recibido, y que en la ventana habrá comida para saciar su apetito. Lindo vuelo, querido amigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: