GENOVEVA CUMPLE 100 AÑOS

wp-image-1374768962jpg.jpegY va de Residencia. En el día de hoy, una de las Residentes de la Fundación San Rosendo en Beariz, cumple 100 años. La alegría era hoy la tónica dominante entre los internos y sus cuidadores. Mejor dicho, cuidadoras. Ya por la mañana, en la cocina se notaba una actividad frenética. No todos los días una Residente cumple la centena de años de vida. Genoveva, la cumpleañera, no está para escalar el Himalaya, pero su aspecto es muy saludable y su presencia entre los compañeros y el personal responsable del buen funcionamiento de la Residencia, había que celebrarlo como se merece.wp-image-316240515jpg.jpeg El fastuoso acontecimiento ya tuvo su repercusión en el menú del medio día, donde el menú estuvo a la altura de la celebración. Hasta la Jefa puso en la palestra de su bien hacer, toda su sabiduría culinaria para que todo reflejara la ilusión que reinaba en el ambiente en hornor a la dama que pasaba la barrera del siglo. Si el Agape del medio día traspasó los límites de lo suculento, qué decir de los variados y apetitosos canapés que se sirvieron para la merienda. Había para todos los gustos colores y sabores. Guardando siempre las debidas medidas de precaución para garantizar la salud de cada uno de los comensales, había para escoger y con generosidad. Como era de esperar, la Tarta estuvo a la altura que merecía el momento que se vivía. La bebida, es la que más se ajustó a los requerimientos más elementales de salubridad de la concurrencia. Como es de esperar, dos bellas y simpáticas damas, únicas familiares de Genoveva, estuvieron presentes en la celebración y hasta la prensa, repreentada por la Redactora del diario La Región y su reportero gráfico, nos honraron con su presencia. Otras publicaciones solicitaron información escrita y gráfica, para hacerse eco del acontecimiento que celebrábamos. wp-image-1775187736jpg.jpegSonó la música y no faltó quien se lanzara a la pista e interpretara con el arte que encierra la experiencia, alguna de las canciones que sonaron en el salón de la Residencia. Fue un d´´ia muy festivo, donde una vez más se rompió el maléfico tópico de la mala prensa que tiene es tipo de establecimiento, donde, al contrario de lo que se publica, reina el orden, el cuido, el respeto, el amor y otras muchas virtudes sin las cuales sería imposible que se consiguiera llegar a la longevidad que se llega durante su estancia en ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s