NI A LA PUERTA LLAMÓ

Además de verdad. Con el descaro del que se arroga el derecho de considerarse dueño de la situación, el Invierno entró en nuestras casas, sin llamar a la puerta. De andar por la calle en magnas de camisa, e incluso, manga corta, hemos psado en pocas ahoras, a tener que ponernos hasta tapabocas, para evitar que el frío entre en nuestros pulmones y lacere nuestras carnes. Lo decían, pero viendo lo que veíamos y disfrutábamos en la calle, no dábamos crédito a los comentarios de los que dicen saber del tema. Pero ¡Vaya que si saben! Al salir por la mañana y dar los buenos días a la nueva jornada, nos encontramos con la desagradable sorpresa que la ropa que nos habíamos colocado para cubrir nuestras miserias, no solamente no era la adecuada, es que ni se acercaba a la que realmente había que ponerse. De los 15 grados positivos, al despertarnos pasamos a los -2 negativos. Ya se podrán figurar lo que eso significa. El Astro Rey intentaba reinar, pero su intención se quedó en eso, en intención, porque el que realmente ejercía la función de Rey Mandón, era el intenso frío que lo congelaba todo. Y lo peor como digo, es que ni siquiera avisó o llamó a la puerta. Se coló de rondón con plenos poderes de dueño y señor. Más aún. Por la pinta, piensa quedarse con nosotros para unos meses.20160206_210527.jpg Así que leña al………No, no, al mono, no a la Chimenea y ropa al cuerpo para salir a la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s