EXISTIR PORQUE HAY UNA RAZÓN

¡Qué vacío deben sentir las personas que no encuentran justificación a su existencia! Desde los primeros momentos de tu vida tienes la obligación de buscar una justificación a tu existencia y hacerla valer. Llora el niño cuando necesita que la madre le atienda y le alimente. Tiene una razón para llorar. El joven debe luchar por encontrar un hueco en el grupo con el que comparte momentos propios de la edad. Eso sí, una vez que lo ha conseguido, porque está ahi, para él tiene la obligación de justificar lo alcanzado. De mil y una maneras podrá hacerlo. Si no lo consiguiere, será un desubicado, un frustrado, un desarraigado, en definitiva, un fracasado. Nada de eso le sucederá, si es un don nadie, aunque tal identidad, creo honestamente, que no existe. El problema está en que sabe que hay una situación que le corresponde y no es capaz de hallarla. Todo individuo, hombre y mujer, tiene su propia identidad y entidad y debe desarrollarlas y justificarlas. Darles una razón de ser. Cuando dejas atrás los años de los sueños primaverales y comienzas tu andadura por los derroteros de otras responsabilidades, la capacidad de justificar tu existencia se hace más patente, al igual que aumenta la calidad de la justificación. Y así va “in crescendo” hasta que llegas a la difícil, todas lo son, pero esta en especial, de los años en que la sociedad te intenta recompensar de los servicios prestado y te aparca. He ahí, en esa encrucijada de caminos, donde has de hacer valer tu capacidad de justificarte, no ante los demás, sino ante tí mismo. Tienes que dar razones para convencerte que la vida merece ser vivida, míralo bien, vivida, no pasar por ella y cada instante, tiene un sabor diferente y que eres tú mismo quien tienes que proporcionárselo. Tienes infinitas razones para justificar tu vivir. Durante el trayecto de tu caminar, lo has ido generando y hoy es el día en que sentado ante tí mismo, has de recrearte de lo sembrado y recoger la cosecha. Esa fue la razón que te trajo hasta aquí. Contémplala, recréate, disfrútala, es tuya. Te pertenece. La ganaste. Nadie te la regaló. ¡Ay de aquel que llegado al final del camino, vuelve la vista atrás, y no ve sino la soledad, la desolación, el vacío, la nada.

Buenas noches

FELICIDADES PADRES Y JOSÉS. Para los de ahí, no sé si sabeis que en España hoy es San José y el día de los padres. Vale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s