MÉXICO RECIBE A UNO DE TANTOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS.

      7b42a7bb-d045-41e5-9d29-38f46e5a767b                                                                                                                                                            CÓMO PODRÍA YO, NO ESTAR ENAMORADO DE LA VIDA?8ac1925c-97c6-4e47-b368-5d71ad99b88b (1)         VISTA DE UNA PEQUEÑA PARTE DE MÉXICO, DESDE 11.000 METROS DE ALTURA

Aunque fuera yo el egoista más depravado engendrado en vientre de mujer, no podría por menos que estar enamorado de la vida con toda mi alma, por todo lo que ella, la vida me regala. Escribo este breve artículo desde la nación hermana, República de México donde acabo de llegar para presentar mi obra literaria a las gentes que las quieran conocer y muy particularmente, a mis hermanos gallegos, de manera especial a los hijos de nuestra tierra orensana que los vio nacer y que  hoy, por mor del destino, residen en esta nación hermana, a la que, además de su cariño le ofrecen su voluntad, inteligencia y capacidad de trabajo, contribuyendo con ello a su engrandecimiento y ella, en justa recompensa, los reconforta con una vida de mayor calidad. Escuchando a unos y a otros,2d678734-e27e-42bb-b17b-3899e61d5628 es difícil saber dónde nació cada uno de ellos por los sentimientos de afectos que los unen.  Si será de justicia mi agradecimiento a la vida  que nada más pisar tierra en la Capital Azteca y cumplir con los rutinarios controles aduaneros, a las 4,50 de la mañana, nos esperaba en la puerta de salida, Don Florencio Gulías Barros, el mismísimo Presidente del Centro Gallego de la Ciudad de México y su colaborador en los quehaceres que conlleva su trabajo en el Centro, el Sr. Ferradás. En su vehículo nos trasladó a un hotel de su propiedad brindándonos hospedaje gratuito, durante toda nuestra estancia,475518d2-ce61-4f0f-896e-35fc61c16fbe en este maravilloso país A su gesto de caballero y gran persona tengo que unir la impagable recepción que nos hizo Doña Rosa Lamas Ogando (Rosiña para los que la730c8494-d591-4d4c-97c7-c5404952f53c queremos) y su esposo, reconocido y cotizado Arquitecto Don Juan Gandarela Vecoña, quien dejando sus profesionales obligaciones, ambos los dos, nos llevaron a  visitar lugares emblemáticos, tanto en la misma ciudad como en sus proximidades. Tanto al Sr. Gulías como al matrimonio Gandarela-Lamas vaya nuestro más profundo01411ac6-b4c3-4caf-ba15-d4b7593472e1 agradecimiento, el mío y el de mi eficiente e incansable Manager, Ana Rodriguez Muradás. En sucesivos días iremos testimoniando nuestro agradecimiento a todas las personas que nos demuestran su afecto sincero que agradecemos de todo corazón.5647eec4-b52c-47c3-ac59-cc01c55191ffEstoy totalmente convencido que se han percatado mis entrañables lectores, que no cito ningún nombre de los maravillosos lugares visitados. Es sencillamente porque aún no me los he aprendido por su compleja denominación, pero estoy en ello.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s