EL CAMINANTE VISITA LA CASA DE UNO DE SUS IDOLOS

.img_20181214_122542120_hdr6761476379527502845.jpgEntre esas cuatro paredes vio la luz por primera vez el hombre que consiguió que me enamorara de esta tierra: Don José María de Pereda. Esa fue una de las razones por la que dí con mis huesos en esa bendita tierra de la montaña Cántabra: Visitar la Casona del hombre que más influyó en mi niñez para que me aficionara a a lectura, con su novela costumbrista Peñas Arriba. Desde que la leí, hace más de setenta años, todos los inviernos tengo la necesidad de releer alguno de sus capítulos. Para mi desilusión, tengo que admitir que sufrí una gran decepción cuando me encontré con la casa que José María tan bien describe con el abuelo y el tío al amor de la lumbre, está cerrada por hallarse en mal estado sus techos y parte de las paredes. Tuve que satisfacer mi curiosidad contemplando sus exteriores, tanto los muros como la tapia que rodea toda la vivienda.img_20181214_1219383728450163768797673390.jpg De todas maneras, teniendo en mi mente la descripción que el Autor de Buey suelto bien se lame, Sotileza y tantas otras obras maestras, de la, ahora deteriorada residencia, hace en Peñas Arriba, solamente el morbo que a mí me producía contemplarla, se vio afectado. En mi mente está muy clara toda la casa. Por otra parte me satisfizo mucho visitar la casa que él construyó para su numerosa familia, que se halla dedicada a una especie de museo educacional y la Consejería de Cantabria utiliza para mostrar cosas tan interesantes como son las diferentes aulas de estudios de distintas épocas: Antes de la segunda República, del tiempo de la República, de la etapa de la Dictadura del General Franco. Todo ello muy documentado y mucho material de las distintas etapas de esos turbulentos años. Dos encantadoras señoritas hacen los honores a los visitantes, exhibiendo una desbordante simpatía a la que le suman un conocimiento profundo del cometido que desempeñan. También esta casa sufrió una profunda reforma conservándose apenas, detalles como son los umbrales de dos de las puertas interiores. img_20181214_122152088_hdr-11223902793622015066.jpg

Zonas ajardinadas rodean la casa que realzan aún más su ya bella, esbelta y autóctona construcción, A pesar de, como dije, no poder disfrutar viendo el interior de la vieja casona donde nació el gran Escritor, salí de Polanco reconfortado de respirar, `por unos momentos, el mismo aire que mi admirado Maestro respìró, para crear obras tan significadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s