EL CAMINANTE NECESITA UN RETIRO

img-20181208-wa00038946749338265307721.jpgUna de las cosas que más he admirado siempre en las personas, es el reconocimiento de sus limitaciones y respetarlas. Hoy me toca a mí tener ese reconocimiento. Y dando cumplimiento a ello, me retiro unos días a un lugar de reposo, para disfrutarlo. Se me puede decir y tendría que aceptarlo en todo su contenido, que si ¿No me basta como lugar de reposo y retiro mi refugio de los Cotiños? Le contestaría, sin dudarlo ni un segundo, negativamente. La mente necesita, no solo el silencio, el bosque, las comodidades de una casa y todo lo bueno de que gozo en mi refugio. Es necesario que el espíritu que tiene además de la captación de imágenes y sonidos, la percepción de los sentimientos. De las sensaciones que solo se perciben de forma totalmente involuntaria y que residen, sus sensores, en los lugares más recónditos del sentir humano. Fuera de todo control.  Tendreis noticias mías y seré sincero cuando dé cuenta de ellas y daré debida reseña de todo lo que emane de mi humilde reflexionar.

EL CAMINANTE PRESENTA SUS LIBROS EN EL CASINO ESPAÑOL DE LA CIUDAD DE MÉXICO

img-20181203-wa0006260040378154588314.jpgPresentar un libro de propia cosecha, por sí mismo supone un placer muy difícil de explicar. Si lo que vas a presentar, no es uno sino tres libros, la emoción alcanza cotas impensables. Al menos yo no tengo capacidad para reflejar lo que sentía cuando presenté mis libros: UNO DE TANTOS, MERECE LA PENA y ARDUINA, en el suntuoso Salón de los Reyes, sito en el no menos grandioso edificio que es el Casino Español de la Ciudad de México que figura en el encabezamiento de este escrito. Espectacular. img-20181203-wa0022234154493879132331.jpgimg-20181203-wa0027-11843425885340764720.jpgLa feliz gestión de Ana Rodriguez Muradás, cerca de Don Nilo Rodriguez, ambos  consiguieron que Don Augsto Rodrigez, Presidente del Casino, accediera de buen grado a que dicha presentación se realizara en tan singular Palacio.  Don Nilo Rodriguez hizo de moderador del acto, en el que intervinieron, Ana Rodriguez, quien hizo un sucinto comentario sobre las obras a presentar. A continuación el Presidente glosó en elogiosas palabras la novedosa presentación de la obra literaria de un aldeano de Beariz, casi vecino de su querido Amiudal, del que él es oriundo y a continuación, como es img-20181203-wa00111128451339506443436.jpgpreceptivo, intervino el autor, o sea, este emborronador de folios que agradeció todo lo que aquello significaba para él. Tanto el beneficio de estar en tan espacio, nada menos que el Salón de los Reyes del Casino Español de México, agradecimiento que le hizo  a Don Augusto Rodriguez y a su Directiva, presente en el acto y por extensión a Don Nilo Ropdriguez y al distinguido y numeroso público que llenó los asientos preparados al efecto. Reitero mi incapacidad para utilizar las palabras que tal honor se merece.img-20181203-wa0015-2627115142021165620.jpg Por ello, me limitaré a realizarlo con la palabra más bella que tiene la Lengua Española: GRACIAS

EL CAMINANTE SE ESTRENA EN MÉXICO CIUDAD, PRESENTANDO SUS LIBROS EN EL CENTRO GALLEGO DE COLIMA

img-20181203-wa00858413141755014720869.jpgNo, no es una falta de respeto hacia el público asistente, por parte de los componentes de la mesa. Es. sencillamente, que estamos frente a un espejo y él es el culpable de esa falsa imagen. Aclarada la posible confusión, comentaré algo del acto en Colima.

La mesa la componían el Presidente del Centro Gallego, Don Florencio Gulías Barros, el Secretario del mismo Centro, Don Manuel Ferradás, mi Mánager Ana Rodriguez Muradás y, como es lógico, el autor de los libros que no es otro que vuestro humilde servidor, UNO DE TANTOS.

img-20181203-wa00873518591987235353601.jpgPara ese acto ya habíamos encontrado parte de la expedición de los libros que pudimos rescatar previo pago de un impuesto que nos pusieron, ignoro la razón. Alegaron que por importación de libros, pero que los de pasta blanda no pagaban, sin embargo, mis libros tenían la pasta blanda y tuvieron que pagar. Era lo más práctico para evitar problemas. También se nos habían unido ya los componentes de la Banada de Gaitas de Beariz quienes amenizaron el acto como solo ellos saben hacerlo. Dirigidos por su Director Antonio Araujo Rodriguez, interpretaron varias piezas de su repertorio que hicieron las delicias del público asistente. Viajaron 8 componentes de la misma y allí se les unió Pepiño. Sí, así como suena, sencillamente Pepiño. Con este cariñoso diminutivo se le conoce en los ambientes, no solo juveniles sino también profesionales.img-20181203-wa00948594623620553177982.jpg Pepiño debe andar por los treinta y tantos años. De profesión Arquitecto. En varias ocasiones, con diferentes personas, salió en conversación el nombre de Pepiño y todos, absolutamente todos, se hacen lenguas de la personalidad admirable del joven Arquitecto. Destacando sobre todo su alto nivel profesional y de una responsabilidad admirable. Con la Banda, ya sea  tocando el tambor o las conchas, es un auténtico fuera de serie. A su buen sentido del ritmo, une su faceta de hombre polifacético con sus movimientos y sus gritos de guerra, propios de las danzas gallegas, tales como el «atruxo» y otos.img_20181127_194602860-23994951711994865905.jpgY como es preceptivo en toda fiesta que se precie, tratándose de Gallegos en México, el remate no podía tener mejor epílogo que reponiendo fuerzas en una buena «Taquería»img-20181203-wa0108-2203083615089543875.jpg

 

EL CAMINANTE VIAJA A QUERÉTARO

img-20181203-wa00609089965428575601210.jpgEra necesario llenar el máximo de espacios para cumplir los objetivos que nos habíamos marcado. Recién desembarcados en la Capital del País de los Aztecas, había que extender nuestros tentáculos para llegar a cuántas más gentes mejor. Mi diligente Mánager, Ana Roodriguez Muradás,tenía contactadas las personas y espacios que nos facilitarían las presentaaciones. Había que ofrecer los libros donde nos fuera posible. Los libros.img-20181203-wa00582433288528926868085.jpg img-20181203-wa00308392359209530878569.jpgEsa era otra. No teníamos libros. Solamente 6 unidades que a mí se me ocurrió meter en mi maleta. Los enviados previamente por una empresa de transporte, nadie daba razón de dónde se encontraban. Con la idea de la presentación y a continuación realizar una hipotética venta virtual, el Matrimonio Candedo Gulías, Doña Ofelia y Don Manuel, poniendo al servicio de nuestra causa una amabilidad sin límites, nos llevaron a  Ana, a mí y a los 6 libros como todo bagaje, hasta la bellísima ciudad de Querétaro donde Doña Sara Quireza (Sariña para mí) no había habilitado un salón en uno de sus hoteles, para realizar el evento. Nos recibió uno de sus hijos. Amable, cordial y efectivo, puso a nuestra disposición todo lo necesario para cumplir los objetivos preconcebidos.img-20181203-wa00342913876259993446266.jpg Con tiempo suficiente para preparar el acto, llegó a donde nos encontrábamos, la persona que haría la presentación previa a mi intervención. Yo no lo conocía.img-20181203-wa00357141437791583773138.jpg Había sido mi Mánager quien le pidió el favor. Javier Rascado son su nombre y su apellido. Joven, de apariencia sencilla. Porte elegante pero sobrio. Pasaría desapercibido en cualquier reunión. Desapercibido, hasta que comienza sus parlamentos que siguen siendo sencillos, pero en su sencillez encierran una elegancia en el decir y en lo que dice, que inmediatamente percibe uno que se halla ante un ser excepcional. Y así lo demostró en todo lo que hizo y  dijo. desde el momento que comenzó la presentación. Luego supe que es Catedrático en la Universidad de Querétaro. Lo único que no le hace justicia, con todos los respetos para su progenitor, es el apellido. Ya que de Rascado, solo tiene eso, la herencia de su padre, porque su porte y todas sus actitudes, son puras caricias.

img-20181203-wa0033-5661112787073140828.jpgGracias, Javier, por lo que hiciste en pro de mis libros que te estarán siempre agradecidos, al igual que su autor.

Reiterando mi agradecimiento a Ofelia y a Manuel, su paciente esposo que, en todo momento supieron estar serviciales, amigos, cordiales. colaboradores, en fin, comportarse como lo que son, unas grandes y buenas personas.

img-20181203-wa0038-11787826891510809528.jpgA Sariña, quien no conforme con poner a nuestra  disposición, deliciosamente acondicionado el local, nos hizo llegar bebidas y aperitivos para para deleite de los asistentes.

img-20181203-wa00718205194307302822615.jpgEn esta presentación tuve las dos personas más representativas de mi viaje a México: Doña Carmen Gulías (94 años) y una niñita de 2 meses. Ambas en la fotografía que encabeza este escrito.