EL CAMINANTE: RESIDENCIA SAN ANTONIO DE BEARIZ

           Como diría el clásico,”el dia que la FUNDACIÓN SAN ROSENDO decidió construir la RESIDENCIA SAN ANTONIO PARA MAYORES en Beariz, vino Dios a vernos”. En efecto, Beariz es uno de esos Ayuntamientos afortunados que tiene en sus pagos unas instalaciones donde residen, dependiendo de las fechas, unas cincuenta personas de avanzada edad. Al menos desde que yo la conozco, de ello pasan ya de los dos lustros, me maravilló la limpieza de todas las áreas de las instalaciones. Es una de las primeras exigencias que la dirección de la Residencia exige a las profesionales de la misma. La limpieza está en consonancia con la que  exhiben los residentes. Con mis propios ojos presencié el ingreso de alguno de los ancianos, cuya ropa era el auténtico reflejo de las condiciones de habitabilidad que tenía en su vivienda de origen, deprimente. Por supuesto que esa ropa desaparecía de inmediato y el aspecto externo del recién llegado era totalmente diferente, como otra era su humanidad al cabo de pocos días de su ingreso. Recuerdo a más de cuatro que, cuando ingresaron, no se tenían de pie, otros no comían solos, alguno había perdido el hábito del habla y en un tiempo increible ni necesitaban que nadie los alimentara, bailaban como peonzas, aquellas que no se tenían de pie, las cotorras se quedaban cortas escuchando a los que, al ingresar, eran incapaces de pronunciar su nombre. Todo ello, gracias a la profesionalidad de una dirección que en ningún momento baja la guardia y un personal con vocación de entrega a los demás y por los demás. Unos días se puede trabajar en una residencia de la forma que ellas lo hacen, pero sin vocación de amor al prójimo no hay quien lo aguante. Comentario aparte merecen, además de lo anteriormente dicho, en primer lugar la entrega, conocimiento de la profesión y amor por el fiel cumplimiento de sus deberes, de la dirección del centro. En segundo lugar, la enfermería. Desde hace bastantes años, esta sección está en manos de una profesional de quien bastaría con decir que nació para servir a los demás y por todos los medios evitar que el prójimo sufra el más mínimo dolor si se puede evitar. Para que todo se acomode a lo que en cada caso procede, el Doctor Dobarro hace diariamente la visita para comprobar y poner al servicio de los internos su densa y generosa profesionalidad. Y como tercer elemento, las actividades en que deben ocuparse los residentes en los momentos de relax. Una creativa, inquieta e inteligente monitora, consigue que hasta los más reticentes sientan la necesidad de realizar actividades por lo que esperan el reconocimiento de los demás, amén de la propia monitora y, por supuesto, de la dirección. Determinados días a la semana también cuentan con la competente profesionalidad de un fisioterapeuta, quien es inflexible en toda clase de ejercicios, por cuyo exigente  cometido, nada cómodo para quien lo s realiza, me supongo recibirá una bien merecida compensación económica, lo que no tengo que suponerlo, porque lo he comprobado decenas de veces, son la sarta de insultos por lo que toda su familia y en especial su buena madre, debe bañarse cientos de veces al día. También hay otra labor muy provechosa que es la que consiste en dar masajes a los que precisan de ellos, que reciben como un regalo especial para su relajamiento corporal. En estos momentos que vivimos con la invasión mundial de la devastadora “coronavirus”, la dirección de la residencia de acuerdo con el doctor Dobarro, han establecido un protocolo de actitudes que les está dando un resultado encomiable y digno del mayor de los éxitos en pro de la población de mayor riesgo, como lo es todos los internos que allí tienen su residencia. Solo me resta rogar al Dios en el que creo, que ese esfuerzo tenga el mejor de los resultados. A don Benigno Moure y a su equipo, después de reconocer que el valor más cotizado de su Fundación es el que aporta el equipo humano que la compone, de manera especial, el que consigue que la Residencia San Antonio de Beariz, despierte la admiración de todos los que la conocemos, después de eso, digo, agradecerle que eligiera nuestro pueblo para honrarnos con la que tenemos.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s