EL CAMINANTE RINDE HONOR Y GLORIA A QUIEN HONOR Y GLORIA MERECE

Hemos llegado al final de un trayecto del camino a recorrer. Un trayecto salvado de la mano de los tres baquianos que nos condujeron con total acierto hasta el final de este tramo. También es cierto que nosotros, los bearicenses de a pie, hemos cumplido al pie de la letra las premisas que se nos iban marcando. Gracias a la magnífica labor de la Guardia Civil, con el Comandante del puesto a la cabeza, el Ayuntamiento, apoyado significadamente por el grupo de Protección Civil y, sobre todo por las pautas que el excelente equipo de Sanidad, con el Doctor Xosé Dobarro a la cabeza, Beariz no ha tenido que lamentar ni una sola baja en esta desgarradora etapa. Desgarradora por las víctimas que han pagado con su vida, unas veces la incompetencia de los responsables que debían tomar las medidas adecuadas y no lo hicieron, otras por….Dejemos ese tema, tiempo habrá de señalar a quienes han cometido actitudes que nunca se debieron tomar.  Para muchos, no comparto ese errado pensamiento, hemos llegado al final del camino. Soy de los pe piensan que ahora entramos en una etapa muy, pero que muy delicada, a fuer de ser sincero, según mi humilde criterio, la más peligrosa. ¿Por qué? Sencillamente, porque ahora depende de nuestra propia actitud el triunfo o el fracaso. A partir de este momento somos cada uno de nosotros quienes debemos hacer aquello que contribuya al bienestar de los demás y al nuestro propio, cumpliendo todo aquello que debemos hacer para no contagiar ni ser contagiados: higiene, mascarillas y todo aquello que pueda terminar en detrimento de la seguridad de todos nosotros. Precisamente por eso, como apoyo para conseguir ese ansiado propósito, yo he puesto a disposición del Ayuntamiento quinientos volúmenes de mis libros para que con el producto de su venta y coordinado con el equipo médico y plena transparencia, se puedan realizar los test necesarios a todos los vecinos de Beariz, y de los pueblos cercanos si el Doctor Dobarro tiene competencia para ello y lo considera oportuno, tanto a los que están aquí como a los que vengan de la emigración. A éstos se les hará en origen y en arribo, de acuerdo siempre con las pertinentes prescripciones facultativas. Ayudémonos todos para cumplir tan ansiado objetivo: que el maldito “bicho” no nos contamine. Una mención especial para las magníficas aptitudes adoptadas por las personas responsables, junto al mencionado equipo médico,  de la Residencia San Antonio de la Fundación San Rosendo que han culminado todas las etapas de la pandemia, hasta hoy, que no haya habido ni un contagiado. Eso solo se consigue con la calidad humana del grupo que compone el personal que hay en el mencionado geriátrico.   Lo he dicho muchas veces y no me cansaré de repetir que, el mejor valor de la Fundación, es el personal que la conforma. FELICITACIONES A TODOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s