EL CAMINANTE: UN AÑO MÁS COMPARTIÉNDOLO CON DANI

Hola Dani, muchas personas no entenderán el título de mi escrito, pero es igual. De todas formas lo explicaré. Digo que ha pasado un año que hemos compartido tú yo porque durante los trescientos sesenta y cinco días más transcurridos desde que físicamente dejaste de hacerte visible, para un grupito muy pequeño de personas, entre las que me cuento, no hemos dejado de hablar. En ocasiones hemos comentado situaciones divertidas. Otras que lo son menos, pero son incómodas porque nosotros aquí abajo somos estúpidamente exigentes.

El otro día celebramos una tirada al plato, esa afición que yo introduje en Beariz hace más de cincuenta años. La Directiva del Campo Deportivo quiso dedicarla a la Asociación Daniel Prado Lamas contra el Cáncer Infantil y Juvenil que yo en su día le propuse a tu padre crear en honor a ti. Ese fue nuestro granito de arena para ayudar un poquito a que jóvenes como tú, sufran algo menos.

Es muy poco, pero con ello queremos despertar la conciencia de las personas para que sean más humanas. Tu madre, tu padre y tu tía Ana, entregaron los premios a los ganadores. Como ya sabes, porque yo te sentía y te veía allí, tu mamá se emocionó. Es natural. De tu padre te podía contar muchas cosas, que porque las sabes me apetece hacerlo, pero hoy solo te diré, que anda un poquillo despistado. Ejerce como alcalde pero…¡Qué te voy a decir que tú no sepas! Igual digo de mí, ya has visto que me he casado, además con una bella joven de treinta y cinco años. Ya vi tu cara sonreír, pero nos respetamos mucho y nos reímos que son dos buenos síntomas. No sé si te diste cuenta, querido e inolvidable amigo que soy inmensamente generoso. Que, ¿por qué lo digo? Ah, ¿no te diste cuenta? Te lo diré: Le he regalado veinticinco años de mi vida y ahora tenemos sesenta cada uno. ¿A que te parece bien? Bueno dejo de escribirte pero no me despido, sabes muy bien que siempre estás en mi corazón. Se me olvidaba una cosa: Que me han invitado a presentar mi última novela LA FUERZA DE LOS HELECHOS, en la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE MADRID. Y lo que es mejor, sin que gente pueda decir que si lo hago es gracias a la Diputación o al Ayuntamiento. No tienen nada que ver. Gracias a Lorena, mi esposa que hizo la gestión con la Editorial que lo propicia. ¡Qué tonto soy, estoy seguro que ya lo sabías, pero si no te lo digo reviento. Perdóname. Un abrazo muy fuerte y sigue cuidándome, falta me hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s