UNO DE TANTOS

No recuerdo bien, pero estoy por asegurar que hablar de uno mismo, es signo de mal gusto y de no sé cuántas cosas más. Al mismo tiempo que esto pienso, no puedo ignorar el agradecimiento que aflora en mi espíritu cuando alguna persona me insinua situaciones de las que ha sacado consecuencias prácticas para su devenir cotidano, extraidas de la lectura de UNO DE TANTOS. Puedo asegurar, y os prometo que soy enormemennte sincero, al hacerlo, que jamás pensé que tales cosas sucedieran. El título, por sí mismo, da fe de ello. Soy uno de tantos que caminan por la vida, intentando extraer a ésta un poco de su contenido, enamorándome de ella, cada segundo de mi existencia. Eso sí es cierto. Estoy locamente enamorado de la vida y estoy convencido que es lo mejor que hago. Si mi corazón tiene la capacidad de amar, ello evidencia mi estado de ánimo. Solo se puede amar, cuando eres consciente de tus necesidades de ser persona. De ser persona que se guste a sí misma, porque si no te gustas a tí misma, como persona, ¿Cómo quieres gustar a los demás? Siempre digo a quien me quiere escuchar, haciendo honor a mi realidad de Camiante, que, NINGUNA FUENTE SECA SACIA LA SED DEL CAMINANTE. Nadie que no se guste a sí mismo, puede gustar a los demás. Por mucho que te digas que contigo eres más exigente que con el prójimo, desengáñate, no es cierto. Contigo eres infinitamente más tolerante que con los demás. Si el mismo Evangelio lo dice.”La Caridad bien entendida, empieza por uno mismo”. Y es cieerto. Pero volviendo al inicio de mis reflexiones, me encanta oir con mucha frecuencia que una cantidad ingente de personas RUMIAN. No me emociona el hecho en sí, lo emocionante es que me dicen que están VIVIENDO, para después poder rumiar. Hace unos momentos, haciendo mi periplo nocturno de Caminante, me encontré con dos damas muy bellas y muy jóvenes y una de ellas al saludarme dijo, sin andarse con rodeos: “Antes siempre te hablaba de V., me sentía obligada por la distancia que nos separan los años. Desde que leí UNO DE TANTOS, no puedo hacerlo, porque me siento tan identificada contigo que me molesta distanciarme con el usted. No sabes cómo te lo agradezco” El agradecido soy yo querida Pilar. Y así me sucede continuamente. Muestras sinceras de que algo bueno encuentran cuando leen mi libro. Y os puedo asegurar que eso, cuando has cumplido los setenta más diez, insuflan una cantidad de oxígeno en las arterias y venas, difíicil de calcular si no lo vives en las propias carnes.wp-1480628688128.jpeg

Anuncios

GENOVEVA CUMPLE 100 AÑOS

Debería ser muy grato cumplir un siglo de exitencia, si tus condiciones vitales te permiten gozar de ello. Si por el contrario, si en  tu estado ni tienes consciencia de tí misma, ni del placer que produce a los demás el fasto acontecimieto, el hecho pierde gran parte de su valor. Genoveva, una señora que residía en la Fundación San Rosendo en el establecimiento que tiene en Beariz, cumplió sus 100 años y los que estuvimos a su lado lo celebramos. Su familia más próxima, dos sobrinas, al menos las que estuvieron en la Resdenciia San Antonio, para acompañar a su tía en su onomástica, creo que eran sinceras gozando del acto. Las responsables de la Institución, también se sentían felices de conseguir que una de sus internas lograra tan longeva edad. Yo, el más próximo a Genoveva, en lo que a los años se refiere, seguramente era el más contento, por verme un poco reflejado en su misma situación. También es cierto, como inicié este escrito, que me pregunto si merece la pena. Ni lo sé ni quiero divagar sobre ello. Me rindo a los hechos marcados por el detino y solo se me ocurre pensar lo que dijo el poeta: Si Dios así lo dispuso, bendito sea. Felicidades Genoveva. wp-image-316240515jpg.jpeg

GRACIAS INSPIRADA POETISA

wp-1480717437856.jpegHay personas que pasan por la vida de uno, como vuelo de mariposas. Sin embargo, en muchas ocasiones, ni te enteras que su solo roce, imprimió tu vida de un polen misterioso que te permite ser diferente. Ni sabes cuándo ni porqué ocurrio. Pero cierto es que así es. Esa situación también sucede de la otra manera, osea a la recíproca. O como decía un gran Encargado que tuve yo, en los túneles, grande como profesional y como persona, físicamente no llegaba al 1,50 m. de statura, “A la indiversa” Algo sí nos sucede a la autora del poema que subiré hoy a mi Blogy que, según ella misma me confesó, le inspiró la lectura de UNO DE TANTOS. Gracias, Admirada Mercedes. No te imaginas cómo te agradezco este gesto.20160206_210527.jpg

                    Silencio / En la noche que comienza / En el día que se acaba / Es el Invierno que se acerca./ Nos  envuelve la nostalgia, / Por los años que pasaron / Por nuestra vida /,Silenciosa y callada./ Los Luceros resplandecen / Y la Luna se engalana,/ Para convertir los fulgores / De la noche, / En espléndida alborada. / Añorando en el silencio / Ese Amor gemelo / Que, sin decir una palabra / Te llena el corazón, / Te hace temblar el alma./ Es el Amor verdadero / Que con dulzura te abraza, /Te hace sentir su calor / Que solo para tí / Guarda.

                                                       Mercedes Martín Soto

ENCUENTRO MUY INSTRUCTIVO

Una vez que mi libro UNO DE TANTOS pasara varios días entre los lectoes, algunos de ellos, mejor dicho, algunas de ellas, propusieron un encuentro con el autor. Le dieron forma y el sábado pasado, día 26, se celebró el anunciado encuentro. Don Manuel Prado López, Alcalde de Beariz, tuvo la gentileza de  ofrecer el Salón de Actos del Ayuntamiento y con bastante público, a las 7 de la tarde, me senté frente al selecto y bondadoso auditrio que, en su mayoría, habían leido las 481 páginas de UNO DE TANTOS..

Tengo que reconocer que el encuentro fue sencillamente  aleccionador, ya que hubo preguntas y reflexiones de gran calado cultural, entre los asistentes. Asistentes que habían llegado desde tan variados y lejanos puntos como son Monforte de Lemos, Orense, Carballino y otras poblaciones del entorno de Beariz. Para todos ellos mi más rendido agadecimiento.

Al tratarse el libro de las vivencias del autor, se prestaba para ciertas consideraciones de índole intimista. No se pararon en prendas, los que así pensaban. Uno de los asistentes, en este caso, varón, preguntó cómo había sido la relación entre el personaje y el escritor. Quién de los dos imponía su criterio en el momento de dilucidar si este o aquel momento vivido, se debía contar u obviar. Contesté con toda la sinceridad que la pregunta requería y, verdaderamente, reconozco que, en más de una ocasión se presentó esa disyuntiva. No siempre ganaba el escritor ni siempre lo hacía el personaje. Normalmente se adoptaba una decisión Salomónica. Como digo fueron muchas las preguntas y sugerencias que se hicieron y que, con más o menos acierto el autor fue contestando.

El acto transcurrió dentro de un ambiente muy distendido, no podía ser de otra manera. Todo el mundo salió con el rostro sonriente y el autor prometió que, en el próximo libro, que ya no está escrito en primera persona, se aclararán algunas cosas que, en UNO DE TTANTOS quedan pendioentes de solución.

La Primera Edición se agotó antres de los 3 meses de salir a la luz pública y ya aestá en máquin la Segunda Edición que debe estar en la calle, a principios de año. Gracias a todos por..,..tantas cosas que me haría falta otro volumen para expresároslo.wp-1480628688128.jpeg

 

ES DE JUSTICIA RECONOCERLO

20161127_145608.jpg            He prometido no escribir de política y así llevo unos tres años. Hoy, tampoco lo voy hacer, aunque lo parezca. He sido muy poco entusiasta, por ser delicado, en la expresión, con el Grupo de Gobierno, en la anterior legislatura, en el Ayuntamiento de O Carballiño. Sin embargo, haciendo un recorrido, esta tarde noche, por los a alrededores del Templo de la Vera Cruz, me deleité contemplando la nagnificencia de la construcción, porque, sobre todo, por la parte del naciente, o sea del Este, hay una esplandada que permite tener cierta perspectiva de distancia, graacias a que ese Grupo de Gobierno, al que hacía relación en el inicio del escrito, tuvo la feliz idea de hacer desaparecer un muro, que yo llamaría de la verguënza, o mejor de la desvergüenza, que el Equipo Municipal anterior, había mandado construir. Dicho muro no tenía ni pies ni cabeza. Lo mismo que les sucedía a quienes lo mandaron hacer. Por todo ello, no siendo de mi agrado el grupo que mandó derribar tan absurda obra, hoy les remito mis más convencidos perdones, porque aunque solo hubieran conseguido  desaparición de aquel vergonzante muro, ya era bastante para justificar u presencia en el Ayuntamiento. Gracias mil, por ello.20161125_235122.jpg

Se notará demasiado claro que en ningún momento quiero mencionar colores ni tendencias de unos u otros. Ahí me quedo. Eso sí, muy contento porque el cochambroso muro desapareció y yo puedo contemplar La Vera Cruz, en todo su explendor.¡

SABE DIOS LO QUE SALDRÁ

Ayer participè en la grabación de un programa de Televisión Carballino, sobre los recuerdos de los años 40 y 50 del Siglo pasado. Cuando me lo ofrecieron, no me disgustó la idea, ya que de esos años tengo unos recuerdos muy entrañables de la Villa Capitalina del Carballino, que no es otra que O Carballiño.20161122_232505.jpg

Mis recuerdos comienzan en la época que mi padre y yo regresábamos de Madrid a pasar las vacaciones veraniegas a nuestro pueblo, Beariz. Como el sistema de transporte estaba condicionado por los horarios de los autobuses que teníamos que utilizar para, desde Ribadavia, lugar donde el tren nos dejaba, trasladarnos a Carballino y allí, con el autobús de La Montañesa, llegar a Beariz.  Prácticamente 48 horas después de comenzar nuestro viaje en la Estación del Norte, en Madrid. La Montañesa no salía hasta la tarde, mi padre y yo pasábamos todo el día en Carballino. Comíamos en el  restaurante Casa Celia o en el de Los Cores. En cualquier de los dos la comida era excelente. Después, nos daba tiempo para recorrer las calles de la Villa, contemplando los bellos edificios que se erguían por doquier. Todos eran de proporcionada altura y medidas muy ajustadas, lo que daba una sensación de armonía y equilibrio admirables. Por supuesto el material exterior, todo de granito orensano, del que mi padre era un incondional admirador. El, me enseñó a querer y respetar la piedra y la madera de nuestra tierra. Además, en esa fecha, año 1943, comenzaron la construcción más emblemática que se realizó en Carballino y estoy por asegurar que en toda Galicia, el Templo de La Vera Cruz. Empresa que se comenzó a germinar en la cabeza de un Cura tesonero y un Arquitecto genial. El Sacerdote Don Evaristo Vaamonde y el Arquitecto Don Antonio Palacios, natural de Porriño, se embarcaron en la titánica empresa. Y los grandes bloques del tosco granito, se convirtieron en plegarias y cánticos, fruto del bien hacer de unos maestros canteros que en lugar de trabajar la piedra, brincaban con ella.  Otra razón más para que mi padre siguiera todo el proceso de la gigantesca obra que, me decía, convertiría a Carballino en un lugar de privilegio.20161122_232838.jpg

Esas y otras muchas cosas son las que deseaba la Televisión de Carballino, comentara yo, mientras recorreríamos las calles donde se ubican. Una torrencial e impertinaz lluvia nos impidió filmar en los exteriores y decidieron que narrara todos mis recuerdos en un rincón de una cafetería. Sin previamente preparar un guión en condiciones. A plano fijo y en un soliloquio, casi improvisado, o sin casi, me temo que saldrá un programa para dormir hasta a las hormigas. Los responsables del programa aseguraron que saldrían a tomar unos planos de todo, lo por mí relatado, pero con todo y con eso, estoy por asegurar, o mucho me equivoco, o ese programa será infumable. Cuando me empiecen a chillar los oidos que pienso será pronto, ya os lo contaré.

 

PAPO RUBIO SÍ VIENE A VISITARME

PAPORUBIOLa mejilla derecha se sonríe pero la izquierda, no. Por lo cual solo  sonrío a medias. Confío que, como al parecer ya han llegado los días y las noches propias del tiempo, porque estos días pasados, parecían más bien del mes de mayo, también dé señales de vida Pico Amarillo. Estoy preocupado por si le ha pasado algo. Desde luego yo, no le fallé, porque, incluso esos días que estuve fuera de Os Cotños, les dejé comida sobrada para que no tuvieran que ir a ninguna otra parte a la procura de alimento, tanto para ellos como para sus familia. Algo me recuerda esto que sucedía con mi único Hijo varón. Cuando era niño, siempre le proveía de los implementos deportivos, antes de que él me los pidiera. Le compraba guantes de portero, él jugaba en ese puesto. O unas botas nuevas, cuando las que tenía, estaban  aún  en buen estado. Y cosas así. Pienso que, un poco, me sucede ahora con mis amigos volátiles. A lo mejor me ningunean por considerar que yo siempre estaré aquí, por lo tanto, ya que el tiempo nos acompaña, provemos por otros mundos. Si es así, no me gusta. Confío que lo piensen y sean coherenes. Y me pregunto, ¿Pueden ser coherentes los pájaros, por muy amigos míos que sean?