TE ECHÉ DE MENOS QUERIDO DANI

wp-1476568795463.jpegNo lo creerás, pero te eché a faltar. Hoy hemos presentado mi libro UNO DE TANTOS en el salón de actos del Ayuntamiento. Hubo mucha gente. Se llenó. Hacía tiempo que no lo veía con tantas personas. Solo quedó una silla vacía. Posiblemente nadie se dio cuenta pero yo sí. Desde el Atril donde tu papá y yo dirigimos unas palabras, te ví a tí ocupando aquella butaca. Pero los demás no te veían y a mí me hubiera gustado que lo hicieren, para que gozaran como yo. Por eso digo que te eché menos. Porque te digo una cosa, querido amigo, las personas como tú, tan luchadoras y tan sufridas y tan fieles a la amistad, nunca mueren. Se apartan de nosotros pero solo físicamente. Había otras personas que, aunque no te veían en tu butaca, te llevaban en su corazón. Aparte de tu papá, que desde que te fuiste a la Luz está muy cambiado, aunque él lo quiere disimular, había otras dos personas que estaban en la reunión porque tú las llevaste. Tu Abuela y tu Mamá, tan poco dadas a las reuniones, estaban allí, porque tú las llevaste. Tu recuerdo y el respeto a la amistad que nos tenemos, las empujó a estar alli, donde sabían que a tí te gustaba que estuvieren. ¿Ves cómo tengo razón? Tú sigues aquí, con nosotros, para siempre. Nunca nos separaremos. Y tú y yo haremos que tu papá vote a Pod… No, eso no, eso nunca, pero le haremos rabiar un poco y nunca sabrá aunque piense lo que quiera, a quién hemos votado.

Bueno querido Dani, estoy cansado. La presentación fue un éxito. Firmé un montón de libros. Y quiero irme a la cama. Ya sabes que lo que se recaude con la venta, se va a dedicar a dar la batalla a esa asquerosa enfermedad que tanto te hizo sufrir. Es poco, pero será una pequeña escaramuza contra ella. Así también sensibilizamos a otras personas y de esa manera será derrotada.Un abrazo muy fuerte, amigo mío. Te recuerda siempre P.P.

Anuncios

UN ENCUENTRO MUY AGRADABLE

wp-1476483723155.jpegSí, así es. Hoy tuve un muy agradable encuentro con dos personas que llevaba muchos años sin ver. Vinieron en una excursión a recorrer Galicia. Me acerqué a Pontevedra para hacer realidad el feliz encuentro. Ellos son Mari Carmen y Luis Emilio. Estos señores eran los Directores peopietarios de Televisión Tarancón. Los mismos que, allá por los años noventa tuvieron la gentileza de invitarme para que condujera un programa en directo, en su Televisión Local. Además lo hacían basándose únicamente en sus impresiones personales e intuición profesional. De ante mano sabían que yo no tenía experiencia alguna que puidera avalar mi éxito o fracaso en la actividad que me brindaban. Su comportamiento, por tanto, era bastante osado. Mi osadía ya estaba harto contrastada. Basándome, principalmente, en la ignorancia, ya que ésta es la madre de todas las osadías, yo que no puse nunca barreras al viento, acepté el reto. Durante más de un año realicé el Progrma “Para tí Mujer”. No había ni un segundo de cotilleo o comentario sobre nada que no fuera lo que realizaban los personajes que me acompañron en el Set. Me acompañron Madres de Familia, cuya ocupación era la crianza de la prole familiar y quehacweres domésticos. Poetas, cuya obra literaria es leida y dmirada por miles de seguyidores. Pastoras que cuidaban sus ganados por cerros y valles. Pianistas de calidd incomensurable. Profesionales de muy diferentes líneas cuyo testimonio seervía como ejemplo a imitar. Personas a quienes encontrar el camino que les condujera a puerto seguro, les costó auténticos sacrificios. Pero lo consiguieron. Ejemplos a imitar. En fin, un sin número de lo más variopinto de la sociedad. A todo ello me ayudaron mis admirados Mari Carmen y Luis Emilio, con su experiencia y saber hacer. Mi eterno agradecimeinto a tan estupenda pareja.

LEONOR Y LA ROSA

             En el patio de la Parroquia de la Virgen del Espino hay un olmo viejo y seco que, no obstante  estar seco y viejo, tiene un fruto con carácter de perenne. Clavado a su añoso tronco está un Poema eterno de Don Antonio Machado  Un poema que es todo un cántico a la vida y a todo lo que ella representa.

                     ” Al olmo viejo, hendido por el rayo /   en su mitad podrido   con las lluvias y el sol de mayo /algunas hojas verdes, le han salido/……Olmo quiero anotar en mi cartera / antes de que el río hasta el mar te empuje/ ………..la gracia de tu rama reverdecida/. Mi corazón espera / también, hacia la luz y hacia la vida / otro milagro de la primavera”.

A pocos metros del olmo seco, con poema adherido, está el Cementerio de la Virgen del Pino. En uno de sus rincones, hay una sepultura con lápida de mármol blanco. Esculpida en ella, una rosa, también blanca, como  la niña que yace en su interior, Leonor Izquierdo. Catorce años tenía cuando se enamoró del Poeta y huesped de la casa de sus padres. Uno y medio más cuando se desposó con él. Solo tres años, que es tanto como decir nada, disfrutaron  de la felicidad compartida. En ese rincón, no oscuro, pero sí solitario. ¡Cuánta poesía silenciosa se encierra debajo de esa marmórea piedra! Le recité dos poemas de su amor. Recé una oración y con el corazón contrito, me retiré. Bajé hasta la ribera del Duero y contemlando los álamos que tuvieron la fortuna de ver a la pareja pasear hasta San Saturio, tomé asiento y seguí leyendo los poemas de Castilla, mientras me acurrucaba, bajo el manto del atardecer soriano.20161008_194710.jpg

EL POÉTICO SILENCIO DEL DUERO

20161007_145730.jpgHuyendo de la contaminación y del ruido de Madrid, me hice saeta en el espacio y elegí la quietud y la sobriedad de Soria como diana. Acerté de pleno en el blanco. Mochila y no llena. Necesitaba lo que se me ofrecía y lo acepté de pleno. La margen izquierda del Duero me llamaba y yo, no me hice rogar. Entre olmos, chopos que enmarcan el cauce y las encinas que con sus raices cosen la falda de las empinadas cuestas, me sentí renacer. Inicié mi caminar hacia San Saturio. Ya no tenía prisas. Los humos, los ruidos, las gentes que empujan y no respetan, se habían quedado en la gran ciudad. Aquí, la espesa arboleda, el Duero con su silencioso caminar hacia su destino que, afortunado él, sabe cual es, la mar y mis recuerdos. La Madre Naturaleza me la puso aquí y yo se lo agradezco. Una pequeña roca con forma de  sillón obispal se me ofrece y tomo asiento. Frente a mí, el noble e inspirado Río Duero, desliza con suma delicadeza las páginas llenas de poemas que él escribe y muestra. No hay pausa ni premura, todo está poéticamente calculado. El mirar es placentero y el contenido de los versos, aleccionador. El susurro de la brisa, al acariciar las copas de los árboles, da el contrapunto al silencioso discurrir del agua componiendo sus poemas.

Aquí, bajo este chopo, Antonio Machado escribe un poema a Leonor. Un poco más ariba Azorín contempla el chopo bajo cuya sombra sestea el galgo mientras el Mozo Mulas ara la reseca tierra Castellana levantando guijarros y polvo. Allá en el inicio de aquella isleta, Gerardo Diego rinde admiración a la fortaleza del carácter ribereño forjador de almas sensibles e irreductibles.

Tan pleno me hallo que hasta el ruido de mis pensamientos solivianta las mariposas que revolotean en mi pecho. No debo seguir. Mañana será otro día

 

EL REY DE LOS ÓLOGOS

20161004_175937_hdr.jpgMi destino es el de pedir perdón a todos. Os fallo más que una escopeta de ferias. Por más que intento y lucho por seros fiel, me pasa lo mismo que el alacrán. ¿Sabeis lo acontecido a la Ranita y al Alacrán? Por si alguno se olvidó, os lo recordaré.

Tenía Alacrán que cruzar al otro lado de un gran charco y no había otra posibilidad que hacerlo nadando o que alguien lo llevara. Como él no sabía nadar, recurrió a Ranita para que lo cruzara sobre su lomo. Ranita le dijo que no. Que su veneno era mortal para ella y que no se exponía. Alacrán le insistió una y mil veces que no tuviera miedo. Que si la cruzaba, de ningún modo la picaría. Entre otras razones porque si la picaba y se moría, él se caería al agua y también perecería. Tanto le insistió y tan buena era Ranita que al fin cedió a los ruegos de su vecino que no amigo. Comenzaron la travesía comentando cada uno sus andanzas y divirtiéndose el uno con el otro. Cuando iban por el medio de la charca, se produjo un silencio sospechoso que rompió Alacrán diciendo Ranita, estoy luchando conmigo mismo pero no puedo evitarlo. Tengo que darte un picotazo. Ranita le hizo las pertinentes consideraciones. El le dijo que las comprendía pero que su destino era superior a él mismo y no lo podia evitar. Y así fue. De poco sirvieron las razones que exhibió Ranita. Alacrán le clavó su negro y venenoso aguijón y ambos perecieron en medio de la charca.

No, no tengo aguijón ni veneno pero mi destino es así y cuanto más fiel quiero ser con los demás a veces….Creo que estoy a punto de entrar en el Libro de los Guimnes porque allí me llevan El Oftalmólogo, Estomatólogo, el Cardiólogo, el Traumatólogo, el Urólogo y…. otros cuantos ólogos más que sería prolijo enumerar. A ellos se unió la presentación, muy exitosa, por cierto, no por méritos propios, sino por parte de quienes lo organizaron, de mi libro UNO DE TANTOS, todo ello me llevó a la maravillosa realidad de que mis limitaciones son mucho más grandes que mi yo. Pero aquí estoy, como el Ave Fénix e intentaré, por todos los medios no ahogarme en la charca y haceros saber de mis aventuras y desventuras. Desde  luego vivir en Madrid, esta magnífica, bella, esplendorosa, polifacética y todas las virtudes que se le quieran poner y que tiene por méritos propios, para mí es una prisión. Como decía el gorrioncillo: Aunque la jaula sea de oro no deja de ser prisión. Echo de menos mis  senderos, mis caminos, mis valles y mis montes. Los colores de la naturaleza, la que sufre y la que disfruta. El aroma de los eucaliptos, del brezo, del romero. De tantas y tantas cosas que no veo llegado el momento en que me sumerja entre ellas.wp-1475597419855.jpeg

FELIZ CUMPLE

         wp-1475168501983.jpeg wp-1475112649845.jpegEn el título que lleva hoy mi comentario,  figura la frase que durante el día 28 escuché o leí cientos de veces. No hay mejor regalo que sentirte rodeado de los que te quieren. Al decir sentirse rodeado, no me refiero solamente a los que comparten contigo sala y mesa, que también, por supuesto, sino a los que de una forma sincera y cariñosa, te dedican unos segundos de su vida para decirte unas palabras de aliento, una muestra de buenos deseos, una expresión de espontaneidad que lleva incursa, tantas y tantas cosas bellas que solo puedes agradecer diciéndoles desde lo más profundo de tu corazón, la mágica palabra que lo encierra todo: GRACIAS. E inmediatamente después, un firme propósito de ser, o por lo menos, intentarlo, mejor persona para hacerte digno de todo ello. No os prometo que lo consiga, pero que pondré todo el empeño intentándolo, os lo aseguro. Os quiero.

VIENTO EN POPA

wp-1475000495691.jpegEntre unas cosas y otras, UNO DE TANTOS navega a toda vela. Cierto es que varios factores contribuyen a que así sea, pero el navega sorteando bajíos, rocas, ventiscas y todo lo que aparece por delante. La verdad es que ni Galernas, ni Tifones, ni Huracanes, ni siquiera tormentas de medio calibre hubo que sortear. Funciona muy bien el boca a boca, las redes sociales y el hecho de que el producto económico que se consiga, va  destinado a la Fundación Contra el Cáncer. La prensa escrita se ha hecho eco de su existencia y ello también le ha dado un plus.wp-1475000585628.jpeg