¿PORQUÉ NO COMPARTO ESE SENTIMIENTO?

wp-1481668259383.jpegLo siento, pero no puedo. Lo malo es que esa manera de comportarme, no me es agradable, porque me situa al margen de lo que es el sentir popular. Me explicaré. Intentando, por todos los medios, indagar en las impresiones que hyan podido producirse en los lectores  de UNO DE TANTOS, para corregir aquellos conceptos que no hayan sido expuestos de forma explícita, como era mi deseo, u otras situaciones que piensen algunos  lectores, no se ajusten a lo que debiera ser, estoy conociendo comentarios que abundan más en mi preocupación. Me explicitaré. Algunos lectores me acusan de que los conceptos que vierto en mi libro, son demasiado buenos. Osea que peco de buenísmo. Tal vez fuera más vendible si pusiera que mi niñez fue un desastre. Que recibí patadas y pedradas de todos los niños de la aldea. Que mi madre me mandaba a la caama todas las noches sin cenar y que mis hermanos y yo, comíamos cortezas de árboles para saciar nuestra necesidad de matar el hambre. Que mi padre y mi madre, cuando él venía a pasar unos días con nosotros, estaban continuamente discutiendo e incluso llegaban a las manos. Podría decir todo  eso, claro que mi imaginación podría hacerlo. Pero eso no sería contar mi vida. Yo cuento lo que viví y cómo lo viví. Después, en el devenir de mi existencia, claro que hubo situaciones muy desagradables. Murieron mis padres. Murió mi hermano Manuel, el hombre que modeló mi carácter y me enseñó las primeras lecciones para cimentar toda mi vida. Y murió con 28 años. Murió mi Esposa, el ser más adorable con el que compartí tantas y tantas cosas cosas. Con la que tuve más de medio siglo de convivencia. En mi vida profesional, no todo fueron aciertos. Hubo luces y sombras. Lo cuento. Tuve nueve muertos en acidentes de trabajo, en las obras, de las que era el máximo responsable. Pasé muy malos momentos. Pero había que seguir. No podía quedarme. Corregir errores, eso sí, pero seguir.  Todo eso lo cuento en UNO DE TANTOS. Siento en el alma defraudar a las personas que quisieran encontrar en mi libro a una revista de cotilleo. A ellas les digo que no lean mi libro. Mi vida, es la que narra UNO DE  TANTOS. Transcurre y trnascurrió como lo relato. Con altos y bajos. Con luces y sombras, como el común denominador de tantos unos de tantos que, por el mundo luchan por ser cada día mejores personas y pasar sin hacer mal a nadie y, si es posible ayudar a quien les pueda necesitar. Eso sí, SIN ESPERAR NADA A CAMBIO. Si se encuentran en el camino una sonrisa, se sienten infintamente pagados.wp-1480628688128.jpeg

HOY HE VISTO A LOS DOS

Sin títul2oPAPORUBIOPor fin los he visto. No, no los ví juntos, pero ya sé que Pico Amarillo ha vuelto. Fue un instante, pero vino a comer y se fue volamdo. Pocas veces he dicho nada que defina tan bien una situación. Pico Amarillo, vino comió y se fue tan rápido que no me dio tiempo a decirle nada. Pero mi trnaquilidad es total, sbiendo que sigue ahí, que no le pasó nada malo. Me llamó la atención el hecho de que vinira solo. Ni compañera, ni hijos. Solo él. Yo sé que los Pico Amarillo, no son monógamos, pero tenía la idea o, al menos, quería tenerla, de que alguno de su familia se hubiera animado a compartir algo de sus vidas con mi amigo Pico Amarillo. Pero no, al menos en esta esporádica visita, nadie le acompañaba. Veremos en los próximos días qué sucede. Papo Rubio, también viene solo. Es posible que cada uno de los miembros de ambas familias estén solucionando sus problemas de supervivencia y viendo la posibilidad de emparejarse como hace cada hijo o hija de vecino.

No cabe duda que de todo se aprende. No me molesta la actitud de mis amigos porque, si algo he aprendido en mi vida, es no esperar nada y si algo viene, bienvenido sea. A veces una sonrisa es un pago con valores infinitos. Lo que sucede con mis amigos voladores, no es nada diferente que lo que ocurre con los humanos. El Invierno pasado, viendo que había algunas familias que, por lo que se veía y adivinaba, no lo debían pasar demasiado bien, se me ocurrió darles algunos e mis cerditos. Cerditos de más de 200 Kilogramos. Se los dí, repito, sin esperar nada a acambio. Esa es mi filosofía. Pero no es menos cierto que aunque no esperes nada, en lo más profundo de tus sentimientos humanos, piensas que haces algo que te gusta. Esa misma sensación crees que la debe tener el que recibe alguna dádiba y lo manifestará en su comportamiento. Como siempre, de  todo hay en la viña del Señor. Algunos lo hacen y otros, increible, lo hacen, pero al contrario de lo que, en buena lógica, piensas que podía ser. Conclusión. Hay muy poca diferencia entre el comportamientos de los pájaros y de las personas.

Lo bueno es que sigo contando con mis amigos que, en definitiva, es lo que cuenta. Hay que seguir teniendo fe en los demás. Si puierdes eso, en gran parte te pierdes a tí mismo.

¡QUÉ BELLO ES COMPARTIR!

wp-1481387924026.jpegSi me dejara llevar de los tópicos imperantes, me diría que, ni tengo edad para hacer ciertas coss ni ciertas cosas están al alcancen de la edad que tengo. Pero eso sería tanto como  hacer concesiones a la incapacidad de hacer un pequeño esfuerzo sobre el que ya tienes que realizaR para vivir. Rotundamente me niego a entregarme de ese modo. Rara es la mañana que, al despertarme no me diga que tengo que hacer esto o lo otro. Tampoco es raro que no haga una reflexión lamentándome de los compromisos que me creo y me obligan a……..lo que sea. ¡Qué mas da! Lo cierto es que esos compromisos que adquieres, te motivan, refuerzan tus estímulos y te invitan a luchar cada día, cada momento, por vivir. Vivir. He ahí la palbra mágica. La palabra que te insufla ánimo. La palabra que crea esperanza. La palabra que te proyecta a la vida futura. La palabra cuyo significado, lo aglutina todo. Vivir no es pasar por el mundo andando o saltando. Vivir no es llorar o reir. Vivir no es cantar o bailar. Vivir no esto o aquello. Vivir es enamorarse de la vida y en ese amor, compartir su magnífiico significado. Vivir enamorado, es vivir en plenitud. Es darte y es recibir sin, en ningún caso, pedir nada a cambio. La vida no tiene significado si no se vive amando. Amándolo todo. No hay otra manera de que te realices, si no es así. Viviendo, caminas hacia el espacio de la RUMIA, donde vuelves a disfrutar de lo vivido.

¡CÓMO DISFRUTO CON MI AMIGO BARBERO!

wp-1481287372516.jpegCon el fin de estar más a tono con las próximas Fiestas Navideñas y recibir al Niño Dios, un poco más presentable, hoy le hice una visita a mi amigo Manuel, mi Barbero. Ponerse en las manos de Manuel, es tanto como ponerse a leer un libro de historia de la comarca de Beariz. Mi Fígarao, tiene una memoria de elefante. No solo recuerda los hechos que hicieron de Beariz la población eje de una máquina que gira, ensamblando en su engranaje muchos aconteceres de Hispano América, sino que en su memoria puedes encontrar el número de pie que tenía el tío Manuel da Ponte Pedriña, que murió hace cincuenta años. Que ¿Cuantos años tiene Manuel? Dejésmole estar. El viento suena en los eucaliptos y no se oyen las preguntas cuyas respuestas no tienen importancia.Es una auténtica gozada ponerse en sus manos, bueno poner la cabeza a disposición de sus tijeras manejadas por hábiles dedos. Cada tijeretazo, crea un silencio y genera una historia del acontecer de Beaariz. Yo, siempre que voy, tengo que apremiarle, por mi manera de ser y porque tengo muchas cosas pendientes, pero hoy, me hice el firme propósito de no reclamar rapìdez y me dejé ir y le prermití ser. Menos mal que bajó la buena de Sara, su esposa, y le dijo que la comida ya estaba lista, que si no, este pequeño escrito, no subiría hoy a los etéreos espacios de lo ignoto, para llegar a, sabe Dios dónde. Pero eso sí. Gocé una vez más con los recuerdos de Mamuel, mi Barbero que a buena persona y a narrador de cosas, no hay quien le gane. Ya estoy deseando que me crezca el pelo, para tener que volver a sentarme en su cómodo sillón. A fuer de ser sincero, también hay otra muy sana intención en ese deseo. No me cuesta nada. Me hace el trabajo solo por te nerme quieto y es cucharle y otra no menos importante,  Si vuelvo, es que aún estoy ……..

RECONOCIMIENTO Y RECUERDO MERECIDO

wp-1481213265929.jpegAl simpatiquísimo grupo de las jóvenes más bellas de Orihuela, (Alicante) en el día que una de ellas, Inmaculada, celebra la Virgen de la que tomó su nombre Inma. Pero no sería justo que a la vez que le deseo lo mejor en tan fasto día, no tuviera un felicísimo recuerdo para sus otras diez compañeras de Crucero Si yo tuviera un mínimo de capacidad para decidir algo en Orihuela, lo primero que haría es nombrar, por orden alfabético a Antonia, Asun, Eloisa, Inma, Joaquina, Judhi,  Liberia, Marga, María Dolores, María Jesús y Victoria como abanderadas de la simpatía y de las ganas de vivir que derrochan laas once hijas de tan bella localidad Mediterránea. Es posible que alguna de vosotras, si llegais a leer mi Blog, porqué no hice lo mismo en la onomástica de las demás. Tendría razón quien asi pensara, pero no es menos cierto que hoy es un día muy señalado y de ahí mi decisión de ahcer lo que estoy haciendo. Si este mensaje tiene respuesta, prometo hacerme oir estas Navidades. Eso sí, necesito saber si esto llegó a vuestras manos. Os recuerdo con mucho cariño, encantadoras y bellas damas. Ya publiqué el librro el que os hablé y ya se agotó la primera Edición y está en Imprenta la segunda. En algún lugar de este Blog, encontrareis datos sobre él. Un beso a repartir

QUIERO PERO NO PUEDO

wp-image-672675231jpg.jpegNo os creais que mis múltiples ocupaciones me impiden hablar de las cosas comunes que compartimos. Una de ellas, las vivencias de Papo Rubio y Pico Amarillo. Quiero, pero no puedo. Todos los días quiero deciros que están bien y que siguen con sus costumbres diarias, pero no es cierto Papo Rubio, sí viene cada día a mi ventana y repicotea en el cristal, antes de tomar su ración de comida. Y lo hace varias veces al día. Sin embargo, no sucede lo mismo con Pico Amrillo. Quiero y sé que me repito demasiado, que es porque, al estar disfrutando un otoño tan benigno, climatológicamente hablando, hay tanto que comer por prados y arbustos  que prefiere alimentarse con lo que encuentra por esos pagos, que venir a saludarme y comer de lo que yo le ofrezco.unnamed[6] Pienso yo, si no se habrá hecho ecologista y solo quiere comer de lo ecológico. A lo mejor, pero a mí me  tiene en acuas. Aunque, a decir verdad, siempre espero que venga. Lo mismo que hacía el Padre del Hijo Pródigo, asomarse cada día al alto de la colina para ver llegar a su hijo. Yo no me subo al alto  de la colina, pero sí me siento al lado de mi ventana, largos ratos, por ver si mi Pico Amarelo viene. Más aún, me paso horas mirando su fotografía para convencerme de que sigue ahí y que cuando menos lo piense, vendrá y me llenrá de alegría el conemplarle en las ramas más  altas del viejo castaño y escuchar sus armónicos trinos. Dios quiera que sea pronto.

UNO DE TANTOS

No recuerdo bien, pero estoy por asegurar que hablar de uno mismo, es signo de mal gusto y de no sé cuántas cosas más. Al mismo tiempo que esto pienso, no puedo ignorar el agradecimiento que aflora en mi espíritu cuando alguna persona me insinua situaciones de las que ha sacado consecuencias prácticas para su devenir cotidano, extraidas de la lectura de UNO DE TANTOS. Puedo asegurar, y os prometo que soy enormemennte sincero, al hacerlo, que jamás pensé que tales cosas sucedieran. El título, por sí mismo, da fe de ello. Soy uno de tantos que caminan por la vida, intentando extraer a ésta un poco de su contenido, enamorándome de ella, cada segundo de mi existencia. Eso sí es cierto. Estoy locamente enamorado de la vida y estoy convencido que es lo mejor que hago. Si mi corazón tiene la capacidad de amar, ello evidencia mi estado de ánimo. Solo se puede amar, cuando eres consciente de tus necesidades de ser persona. De ser persona que se guste a sí misma, porque si no te gustas a tí misma, como persona, ¿Cómo quieres gustar a los demás? Siempre digo a quien me quiere escuchar, haciendo honor a mi realidad de Camiante, que, NINGUNA FUENTE SECA SACIA LA SED DEL CAMINANTE. Nadie que no se guste a sí mismo, puede gustar a los demás. Por mucho que te digas que contigo eres más exigente que con el prójimo, desengáñate, no es cierto. Contigo eres infinitamente más tolerante que con los demás. Si el mismo Evangelio lo dice.”La Caridad bien entendida, empieza por uno mismo”. Y es cieerto. Pero volviendo al inicio de mis reflexiones, me encanta oir con mucha frecuencia que una cantidad ingente de personas RUMIAN. No me emociona el hecho en sí, lo emocionante es que me dicen que están VIVIENDO, para después poder rumiar. Hace unos momentos, haciendo mi periplo nocturno de Caminante, me encontré con dos damas muy bellas y muy jóvenes y una de ellas al saludarme dijo, sin andarse con rodeos: “Antes siempre te hablaba de V., me sentía obligada por la distancia que nos separan los años. Desde que leí UNO DE TANTOS, no puedo hacerlo, porque me siento tan identificada contigo que me molesta distanciarme con el usted. No sabes cómo te lo agradezco” El agradecido soy yo querida Pilar. Y así me sucede continuamente. Muestras sinceras de que algo bueno encuentran cuando leen mi libro. Y os puedo asegurar que eso, cuando has cumplido los setenta más diez, insuflan una cantidad de oxígeno en las arterias y venas, difíicil de calcular si no lo vives en las propias carnes.wp-1480628688128.jpeg

GENOVEVA CUMPLE 100 AÑOS

Debería ser muy grato cumplir un siglo de exitencia, si tus condiciones vitales te permiten gozar de ello. Si por el contrario, si en  tu estado ni tienes consciencia de tí misma, ni del placer que produce a los demás el fasto acontecimieto, el hecho pierde gran parte de su valor. Genoveva, una señora que residía en la Fundación San Rosendo en el establecimiento que tiene en Beariz, cumplió sus 100 años y los que estuvimos a su lado lo celebramos. Su familia más próxima, dos sobrinas, al menos las que estuvieron en la Resdenciia San Antonio, para acompañar a su tía en su onomástica, creo que eran sinceras gozando del acto. Las responsables de la Institución, también se sentían felices de conseguir que una de sus internas lograra tan longeva edad. Yo, el más próximo a Genoveva, en lo que a los años se refiere, seguramente era el más contento, por verme un poco reflejado en su misma situación. También es cierto, como inicié este escrito, que me pregunto si merece la pena. Ni lo sé ni quiero divagar sobre ello. Me rindo a los hechos marcados por el detino y solo se me ocurre pensar lo que dijo el poeta: Si Dios así lo dispuso, bendito sea. Felicidades Genoveva. wp-image-316240515jpg.jpeg

GRACIAS INSPIRADA POETISA

wp-1480717437856.jpegHay personas que pasan por la vida de uno, como vuelo de mariposas. Sin embargo, en muchas ocasiones, ni te enteras que su solo roce, imprimió tu vida de un polen misterioso que te permite ser diferente. Ni sabes cuándo ni porqué ocurrio. Pero cierto es que así es. Esa situación también sucede de la otra manera, osea a la recíproca. O como decía un gran Encargado que tuve yo, en los túneles, grande como profesional y como persona, físicamente no llegaba al 1,50 m. de statura, “A la indiversa” Algo sí nos sucede a la autora del poema que subiré hoy a mi Blogy que, según ella misma me confesó, le inspiró la lectura de UNO DE TANTOS. Gracias, Admirada Mercedes. No te imaginas cómo te agradezco este gesto.20160206_210527.jpg

                    Silencio / En la noche que comienza / En el día que se acaba / Es el Invierno que se acerca./ Nos  envuelve la nostalgia, / Por los años que pasaron / Por nuestra vida /,Silenciosa y callada./ Los Luceros resplandecen / Y la Luna se engalana,/ Para convertir los fulgores / De la noche, / En espléndida alborada. / Añorando en el silencio / Ese Amor gemelo / Que, sin decir una palabra / Te llena el corazón, / Te hace temblar el alma./ Es el Amor verdadero / Que con dulzura te abraza, /Te hace sentir su calor / Que solo para tí / Guarda.

                                                       Mercedes Martín Soto